Enlaces accesibilidad

El robot Curiosity perfora su segunda roca en Marte

       
  • Es la última perforación prevista en la zona que investiga
  •    
  • El próximo destino del Curiosity es un monte a ocho kilómetros
  •    
  • Tardará meses en llegar, pero investigará por el camino

Por
Perforación de la segunda roca por el Curiosity

El rover Curiosity de la NASA ha perforado una segunda roca marciana para obtener muestras de material y  analizarlo en el laboratorio previsiblemente dentro de una semana, una  cuarta parte del tiempo que llevó analizar las muestras conseguidas en  la primera perforación, el pasado mes de febrero.

Asimismo, el robot está acabando sus investigaciones en un área en la que ha estado trabajando los seis meses que han pasado desde su aterrizaje. El rover Curiosity ya ha comenzado su última etapa de investigación en el cráter Gale de Marte y pronto se desplazará a ocho kilómetros de distancia para empezar su misión en la base del monte Sharp, según ha informado la NASA en un comunicado.

Próxima etapa en la misión de Curiosity

La NASA no tiene previsto perforar o recoger más muestras en la zona "Glenelg", donde entró el rover justo después de aterrizar y la que ha recorrido 500 metros. Para alcanzar el próximo destino, el monte Sharp, el robot conducirá hacia el suroeste durante muchos meses.

"No sabemos cuándo vamos a llegar al monte Sharp," ha comentado el director del Proyecto de Cienca de Marte, Jim Erickson. "Es una misión de exploración. Que nuestro objetivo sea llegar al monte Sharp no significa que no investiguemos características interesantes por el camino".

En imágenes tomadas por diferentes naves desde la órbita de Marte, se ha observado que el monte Sharp es un lugar en el que se  podrían hallar evidencias de cómo cambió y evolucionó el clima de Marte

Primeras investigaciones realizadas

La que viene ahora sería la segunda etapa en la misión del rover, que ha cumplido con las principales actividades de su primera fase, entre las que destaca el análisis del polvo de la roca que consiguió perforar con su taladradora. La roca, llamada 'John Klein', aportó pruebas de que un ambiente anterior en el cráter Gale tenía  condiciones favorables para la vida microbiana: energía y agua estancada  que no era ni demasiado ácida ni salada.

El equipo del rover eligió una roca similar, bautizada 'Cumberland', como objetivo de una segunda  perforación para verificar los resultados conseguidos con la primera roca. Este polvo actualmente se está analizando en el laboratorio. 

Antes de continuar su periplo, el robot Curiosity tiene que explorar tres objetivos: el límite entre las zonas de lecho de roca lutita y arenisca; un afloramiento de capas llamado 'Shaler' y una zona que podría ser volcánica o sedimentaria llamada 'Lake Point'. 

Noticias

anterior siguiente