Enlaces accesibilidad

El papa Francisco pide a la clase política la erradicación de la pobreza

       
  • El discuro político aparece en este primer viaje del pontífice
  •    
  • Defiende que entre la indiferencia y la violencia existe el diálogo

Por
El papa anima a los cristianos a salir a la calle y ayudar a los más necesitados

Apareció el discuro político  en este primer viaje del pontífice. El papa Francisco ha realizado una fervorosa defensa del diálogo en su encuentro con representantes de la sociedad en Río de Janeiro. Entre la indiferencia egoísta y la protesta violenta, siempre hay una opción posible: el diálogo. El diálogo entre las generaciones, el diálogo con el pueblo, la capacidad de dar y recibir, permaneciendo abiertos a la verdad, asegura el sucesor de Pedro.

El papa Francisco ha aprovechado su encuentro con la clase dirigente de Río de Janeiro para pedirles también la erradicación de la pobreza. Somos responsables de la formación de las nuevas generaciones, capaces en la economía y la política, y firmes en los valores éticos, asegura. El futuro nos exige una visión humanista de la economía y una política que logre cada vez más y mejor la participación de las personas, evite el elitismo y erradique la pobreza.

Los gritos que piden justicia continúan todavía hoy, concluye Francisco. Hoy  vivimos  un desafío histórico sin precedentes. Además de la racionalidad científica y técnica, en la situación actual se impone la vinculación moral con una responsabilidad social y profundamente solidaria.

Aprecia la cultura brasileña

El pontífice aprecia la original dinámica que caracteriza a la cultura brasileña, con su extraordinaria capacidad para integrar elementos diversos. Esa riqueza debe ser valorada en toda su plenitud. Puede fecundar un proceso cultural fiel a la identidad brasileña y constructor de un futuro mejor para todos,  desea Francisco

Se ha excusado por no utilizar el portugués en el encuentro con los políticos. Lo hago para poderme expresar mejor, explicaba. Ese acto ha finalizado con el papa rodeado de niños en el teatro municipal de Río de Janeiro.

Allí ha llegado  en su jeep descubierto desde la catedral de San Sebastián donde  ha celebrado la eucaristía con sacerdotes y seminaristas. Miles de fieles le han aclamado guarnecidos bajo el paraguas  convertido en elemento esencial de esta JMJ.

En la eucaristía de esta mañana, Francisco  ha alentado a los religiosos  a ser callejeros, a tener valor e ir contracorriente de este tiempo en el que a veces parece que, para algunos, las relaciones humanas estén reguladas por dos 'dogmas': la eficiencia y el pragmatismo.

Vocación sacerdotal

En ese encuentro con sacerdotes y seminaristas en la Catedral de Río, el pontífice ha reflexionado sobre la vocación sacerdotal asegurando que no  es la creatividad pastoral, no son los encuentros o las planificaciones lo que aseguran los frutos, sino  ser fiel a Jesús.

En esta homilía, ha recordado las palabras de la beata Madre Teresa de Calcuta  diciendo que es en las "favelas", en los "cantegriles", en las "villas miseria" donde hay que ir a buscar y servir a Cristo.

Esta noche participa en la Vigilia en Copacabana. Mientras ,el enorme escenario preparado para el acto se queda a 50 kilómetros, inutilizado por un mar de fango.

Noticias

anterior siguiente