Enlaces accesibilidad

'Zarafa', un bello cuento sobre la amistad entre un niño y una jirafa

  • Está basada en la historia real de la llegada de la primera jirafa a Francia
  • La película europea de animación más ambiciosa se estrena este viernes

Por
Días de cine: Tráiler de 'Zarafa'

Zarafa (título que significa jirafa en egipcio) es una estupenda película que recupera el sabor de la animación clásica y el espíritu de las películas de aventuras de toda la vida. Y resucita en nosotros la fascinación por contar historias, como los cuentos de Las Mil y una noches. De hecho podía ser perfectamente uno de ellos, ya que trata grandes temas como la amistad, el sacrificio, la esclavitud, el amor... y todo envuelto por algunos de los paisajes más bellos que hemos visto en una película de animación, desde la sabana africana y el desierto, hasta las desvencijadas calles de París del Siglo XIX.

Un hermoso relato de amistad y aventuras basado en la emocionante y exótica historia real de la primera jirafa llegada a Francia, que entusiasmará por igual a niños y adultos. Una película visualmente impactante y con unos personajes muy atractivos. Y en la que se nota la influencia de maestros como Hayao Miyazaki (El viaje de Chihiro) y de los franceses Sylvain Chomet (Las Triplettes de Belleville) y Michel Ocelot (Kirikú).

Dirigida por Rémi Bezançon y Jean-Christophe Lies, Zarafa es la película de animación europea más ambiciosa de la historia, con un presupuesto de más de 8 millones de Euros y un equipo artístico que superó las 250 personas. Y ha sido un auténtico éxito en Francia con más de un millón de espectadores. Además, ha podido verse en prestigiosos festivales internacionales como la Berlinale, el BAFICI (Festival Internacional de Cine Independiente de Buenos Aires) o en el Festival de Cine Europeo de Sevilla. Y ha estado nominada a los Premios Annie 2013 a la Mejor Dirección y a los Premios César 2013 a la Mejor Película de Animación.

Un emocionante viaje

Zarafa comienza con los niños de una pequeña aldea reuniéndose bajo un gran baobab. Allí, el anciano del lugar les cuenta la historia de la inquebrantable amistad entre Maki, un niño esclavo de 10 años, y Zarafa, una jirafa huérfana que se convertirá en el regalo del Pachá de Egipto al Rey de Francia. Hassan, príncipe del desierto, tendrá que cumplir la peligrosa misión de llevar a Zarafa hasta Francia, pero Maki está decidido a traer a la jirafa de vuelta a su hogar aun arriesgando su vida.

Durante el largo viaje que les llevará de Sudán a París, pasando por Alejandría, Marsella y los Alpes nevados, se enfrentarán a grandes peligros, como los piratas (grandes bailarines) y los traficantes de esclavos. Pero Maki y Zarafa descubren que manteniéndose unidos, siempre los superarán.

"No le hagas caso a la cabeza, déjate llevar por el corazón", es la frase que resume el mensaje de esta historia sobre la amistad. Un viaje que es un auténtico canto de amor a la naturaleza y a sus paisajes (como decímos algunos de los más bonitos vistos en una película de animación).

Una película que demuestra que, con talento y medios, también se pueden hacer grandes películas de animación en Europa. Y competir en un mercado que parecen tener acaparado norteamericanos y japoneses. Aunque los franceses han creado grandes obras en los últimos años como Bienvenidos a Belleville, El Ilusionista, Kirikú y Un Gato en Paris. Sin olvidar las contribuciones españolas como Arrugas, Chico & Rita y Las aventuras de Tadeo Jones.

Acompañad a Zarafa, Maki y Hassan en este viaje por la naturaleza. No os arrepentiréis.

Basado en una historia real

Esta película se basa en la historia real de Zarafa, la primera jirafa que llegó a Francia. Fue enviada por el pachá de Egipto al rey de Carlos X; y llegó a París tras un largo viaje durante el que fue alimentada con la leche de tres vacas (En la película ese viaje se acorta al hacerlo en globo, una pequeña licencia narrativa).

Su llegada a París fue un auténtico acontecimiento que convocó a más de 600.000 visitantes durante sus primeros meses. Y suscitó una auténtica jirafomanía. se vendían todo tipo de artículos con su retrato, desde cerámica, abanicos, tabaqueras, vestidos, papel pintado, se le dedicó una obra de teatro de vodevil, e incluso inspiró un peinado para damas. Fue el primer ejemplo de merchandising animal. Sin olvidar que fue utilizada como estandarte por los opositores al régimen de Carlos X. Y en 1830, cuando ya se había perdido el interés por ella, le sirvió de pretexto a Honore de Balzac para anunciar la inminente revolución que acabaría con el monarca en el exilio.

Zarafa murió en 1845 sin dejar descendencia. Sus organos y parte del cráneo se conservan en el Museo de París, mientras que el destino de su piel es incierto, aunque según la tradición sería la de la jirafa disecada del Museo de La Rochelle, donde pudo ser llevada en la década de 1930.

Zarafa se estrena este viernes, 19 de julio.

Noticias

anterior siguiente