Enlaces accesibilidad

Obama promete "toda la ayuda" a Oklahoma para recuperarse del devastador tornado

  • El presidente dice que la recuperación será larga, pero que "no estarán solos"
  • Envía a Janet Napolitano, secretaria de Seguridad Interior, a la zona
  • Hay decenas de muertos y las tareas de rescate continúan

Por
Los vecinos de Oklahoma regresan a sus casas destruidas

El presidente de EE.UU., Barack Obama, ha prometido a Oklahoma que recibirá toda la ayuda necesaria "de inmediato" y durante "el tiempo que haga falta" para recuperarse del devastador tornado, que ha dejado decenas de muertos y desaparecidos.

"Como nación ahora nos corresponde preocuparnos de los supervivientes y de la recuperación", ha afirmado el presidente, que ha asegurado que Oklahoma, una ciudad de medio millón de habitantes, va a recibir el mismo espíritu de unidad y apoyo que la nación ha mostrado en otras catástrofes y tragedias. Y ha recordado los tornados en 2011 en las localidades de Joplin (Misuri), Tuscaloosa (Alabama) y en el atentado de mediados de abril en Boston (Massachussetts).

Obama ha reconocido que la recuperación en Oklahoma será larga, "pero no caminaréis solos". Junto Joe Biden y la secretaria de Seguridad Nacional, Janet Napolitano, cuyo departamento es el encargado de coordinar la ayuda federal, se ha despedido insistiendo en la necesidad de unidad

"Los ciudadanos de Oklahoma deben saber que el resto de estadounidenses estaremos con ellos. Nuestras oraciones están con las familias de Oklahoma", ha dicho al tiempo que ha agradecido la labor de los servicios de emergencia.

"Aún no sabemos a dónde llegan los daños"

Las autoridades de Oklahoma han reducido a 24 la cifra de muertos confirmados tras el tornado que asoló el sur de la capital, Oklahoma City, donde se encuentra el suburbio de Moore.

En las últimas estimaciones oficiales, se habían cifrado en 51 los fallecidos y en cientos los heridos, después de que el tornado con vientos de más de 300 kilómetros y categoría EF4 arrasase barrios del sur de la ciudad.

Obama ha afirmado que había sido "uno de los tornados más destructivos de la historia", pese a que "aún no sabemos hasta dónde llegan los daños y las pérdidas humanas y económicas que puede haber provocado".

Ha recordado que "en un instante, destruyó edificios e hizo que docenas de personas perdieran la vida", entre ellos 7 niños que "trataban de refugiarse en el lugar más seguro que conocían: su escuela".

La temporada de huracanes, a punto de empezar

El administrador de la Agencia Federal de Emergencias (FEMA), Craig Fugate, ha viajado este martes a Oklahoma, donde ya hay desplegados equipos desde el lunes por la noche.

El mandatario ha recordado que "continúan los temporales en todo el país" y que la temporada de huracanes empieza la semana que viene.

"Si hay alguna esperanza a la que aferrarnos, es la certeza de que la buena gente de allí está ahora mejor preparada para este tipo de tormentas y que los estadounidenses de todo el país estarán con ellos", ha destacado.

Noticias

anterior siguiente