Enlaces accesibilidad

El exalcalde de Lloret de Mar niega el presunto desvío de dinero a las islas Caimán

  • Niega tratos de favor a la empresa Development Diagnostic Company
  • El diputado de CiU está imputado por su presunta relación con la mafia rusa

Por

El diputado de CiU en el Parlament y exalcalde de Lloret de Mar (Girona), Xavier Crespo, ha negado ante el fiscal anticorrupción Fernando Bermejo, el presunto desvío de importantes sumas de dinero a las Islas Caimán, según han explicado fuentes judiciales a las que cita Europa Press.

Ha sido este martes durante un interrogatorio de más de cuatro horas y media en el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) donde Crespo ha declarado como imputado por su presunta relación con la mafia rusa en Lloret en el conocido como 'Operación Clotilde'.

Según las mismas fuentes, en un primer momento Crespo se ha negado a contestar a las preguntas del fiscal, pero tras consultar con su abogado, Manuel González Peeters, se ha decidido a responder negando en todo momento tratos de favor a la empresa Development Diagnostic Company SL (DDC), administrada por el ruso Andrei Petrov.

Presunto trato de favor a una empresa

El interrogatorio de Bermejo apunta a que la Fiscalía ha abierto una nueva línea de investigación en el "caso Crespo" sobre una supuesta evasión de capitales a paraísos fiscales, que se sumaría a las imputaciones de cohecho y prevaricación que le ha atribuido el Tribunal Superior de Justicia.

De hecho, el fiscal ha preguntado también a Crespo sobre otros asuntos que hasta ahora no obran en el sumario de la causa, como el presunto trato de favor que el Ayuntamiento de Lloret de Mar dio a una empresa de recogida de basuras a cambio de contraprestaciones.

Otra de las preguntas que el diputado ha tenido que responder al ministerio público versaba sobre la remuneración que recibe un hijo suyo por jugar en el equipo de fútbol de Lloret de Mar, que durante años fue patrocinado por el presunto mafioso ruso Andrei Petrov.

El exalcalde de Lloret, según las mismas fuentes judiciales, ha admitido que uno de sus hijos juega en ese equipo y que, como otros integrantes del club, recibe una pequeña ayuda pública por su labor.

Los viajes a Moscú fueron institucionales

En su declaración, Crespo ha negado haber recibido dádivas del presunto mafioso ruso y ha justificado que los viajes que este le pagó a Moscú fueron institucionales, para darle a conocer el funcionamiento de algunas empresas rusas, como Gazprom, y demostrarle la solvencia de algunas sociedades de ese país.

En relación con las ventajas fiscales que recibió la empresa DDC, gestionada por Petrov, para construir un centro comercial en la antigua plaza de toros de Lloret, Crespo lo ha justificado argumentando que era un proyecto de interés público y social para la población.

El exalcalde ha defendido que la relación que mantenía con la empresa del presunto mafioso ruso responde al hecho de que se trata de una de las compañías que más dinero han invertido en Lloret de Mar.

Crespo, que también ha negado que Petrov le regalara un reloj valorado en unos 3.000 euros, ha alegado que los 270.000 euros que el supuesto mafioso ruso invirtió para patrocinar al equipo de fútbol y de hockey de Lloret no eran para él sino para los clubes deportivos y que él nunca pidió personalmente que se hicieran estas aportaciones.

No obstante, el imputado ha reconocido que eran otros responsables del Ayuntamiento los encargados de buscar patrocinios para los clubes deportivos de Lloret de Mar.

Noticias

anterior siguiente