Enlaces accesibilidad
Testimonios

"Hugo Chávez ya es leyenda"

       
  • Chavistas y opositores coinciden en que Chávez marca un antes y un después
  •    
  • La mitad del país está de luto; la otra espera la convocatoria de elecciones
  •    
  • RTVE.es toma el pulso de cómo viven los venezolanos una noticia histórica

Por
Despedida en la capilla ardiente de Hugo Chávez

Si hay algo en lo que los venezolanos se ponen de acuerdo es en que, para bien o para mal, hay un antes y un después de Hugo Chávez. En Venezuela y en América Latina. Caudillo o libertador, bufón o héroe, el líder bolivariano ha dejado una huella que algunos trabajarán por ahondar y otros por olvidar.

La conmoción por la muerte de Chávez ha golpeado a todos por igual. Más allá de las filias y las fobias es una acontecimiento histórico. Los chavistas lo viven con dolor y desgarro y, unidos en el desconsuelo, se hacen notar en las calles. La oposición guarda silencio, respeta el duelo y aguarda expectante el devenir político.

"Nos estamos jugando la patria"

“Chávez es una leyenda al estilo de Salvador Allende o el Che Guevara”, asegura rotunda Adriana del Nogal, desde su casa de Caracas, a RTVE.es. Irá esta tarde a la capilla ardiente para dar su último adiós  a un presidente que, para ella, ha sido más un amigo. “Lo veía como a un pana, o como ustedes dicen, un colega”, afirma con la voz ahogada en llanto. Coge aire antes de continuar la conversación. “Todavía estoy asimilando que se haya ido. Ha sido un golpe muy duro”.

Adriana tiene 42 años y es diseñadora del diario Últimas Noticias, pero habla a RTVE.es como “militante” y no como periodista. Está preocupada por el futuro de la revolución. “Este país no es el mismo que hace 14 años. Nos estamos jugando el proyecto político y la patria”, señala.

Ella no cree en el chavismo sin Chávez porque, dice, “el chavismo es Chávez”. “Lo que venga será otra cosa, pero perdurará la ideología del comandante”. Está segura de que Nicolás Maduro ganará las próximas elecciones y honrará la memoria de su mentor. “No hay que olvidar que el fin último de la revolución es el poder popular”, subraya.

"La oposición luchará contra un fantasma"

A Víctor Amaya, sin embargo, le gustaría que hubiera un cambio, una alternancia en el poder, pero, como Adriana, cree que Henrique Capriles lo tiene difícil. “Lucha contra un fantasma. La gente no va a votar a Maduro, va a votar a Chávez”.

Amaya, jefe de información política del diario nacional Tal Cual, cree que al chavismo le conviene un candidato presidente y, por eso, “el Gobierno ha burlado la Constitución” para que Maduro tome las riendas del poder hasta la convocatoria de elecciones “aunque esté fuera de la ley”.

Al chavismo le conviene un candidato presidente

“En un país donde las instituciones se han declarado revolucionarias, eso significa que no siempre actúan de acuerdo a la legalidad”, advierte el periodista de 30 años. “A Maduro le conviene una elección pronta. El luto, el dolor y el funeral movilizará más a los electores”, subraya.

Amaya también se acercará esta tarde a la capilla ardiente aunque no haya comulgado con la forma de gobernar de Chávez. Anoche estuvo en el cortejo fúnebre y asegura que vio un “dolor genuino” en las calles y muchas lágrimas por la marcha de una persona que, reconoce, se ha convertido en una “suerte de leyenda”.

“Hay un vínculo social afectivo entre los venezolanos y Chávez que va más allá de lo político”, afirma, y explica esa pasión desbordada por dos razones. La primera porque Chávez podría haber sido el “hijo” o el “padre” de cualquiera. “Era el candidato morenito de los pobres que reivindica sus raíces humildes y tiene un estilo campechano, poco protocolar que le humaniza”, señala. Y, además, controla los medios de comunicación y hace a la población dependiente de sus programas asistenciales, añade.

"El dolor nos activa para la lucha"

De esos programas y proyectos populares puede hablar durante horas Gerardo Rojas, un integrante de la Comuna Socialista Ataroa del estado Lara, referencia en el país en materia de organización comunal.

“Hay mucho que hacer. Estamos tristes, pero hemos transformado el dolor en dignidad, trabajo y lucha. Nos hemos activado con su pérdida para honrar su memoria. Su proyecto popular es irreversible”, afirma a RTVE.es, mientras organiza una asamblea popular en Barquisimeto, una ciudad en el interior de la región centro occidental de Venezuela.

Rojas asegura que “Chávez dejó un mandato claro que trasciende al ser humano y que tiene como fin último la transformación del estado en una democracia directa con un sistema que permita una desarrollo productivo colectivo”. Y a ese objetivo "histórica dedica su vida él junto a las 50.000 personas que forman parte de la comuna de Ataroa.

Chávez no es un hombre, es un pueblo

En paralelo a sus actividades comunales, el pilar del ‘poder popular’, Rojas afirma que ya se están movilizando para organizar la campaña electoral a favor de Maduro, aunque respetarán unos días de duelo.

“Chávez no es un hombre, es un pueblo, es la síntesis de la expresión de los pueblos que luchan. Fue campesino, de los que saben lo que es sufrir. Conoce nuestras canciones, cuenta nuestros mismos chistes”, asegura, hasta que se da cuenta de que sigue hablando del difunto en presente. Esta tarde volverá a la plaza Bolívar de Barquisimeto a compartir el luto.

"Chávez deja un profunda división social"

En la otra punta del país, Rosario Vázquez no se atreve a ir a la plaza Bolívar de su ciudad, Puerto Ordaz,  porque “no es un sitio en el que yo me sentiría bienvenida”. Acaba de regresar a Venezuela. La falta de oportunidades la obligaron a exiliarse a España hace siete años. Y, ahora, la deprimente situación económica en nuestro país la han mandado de regreso a la patria.

Su consulta de psicología es una de los pocos negocios abiertos en Puerto Ordaz, sede de empresas mineras e hidroeléctricas. “Está todo muy calladito, los colegios y las administraciones públicas están cerradas”, explica a RTVE.es.

Rosario tenía 23 años cuando Chávez ganó sus primeras elecciones en 1998. Acababa de salir de la Universidad. Hoy, echa la vista atrás y cree que es el momento de reivindicar todas las cosas que el Gobierno no ha hecho bien. “Lo peor que nos deja es un profunda división política y social. La sensación de que no podemos ser un solo pueblo. O estás con ellos, o contra ellos. Aquí no hay grises”, lamenta. Por eso, las condolencias en este momento son difíciles. “No creen que, por no ser chavista, les puedas dar un pésame sincero”, afirma.

Chávez, dice, es una persona que ha formado parte de su vida. “Le veías todos los días en televisión y tomaba decisiones que te afectaban personalmente, que te marcaban la vida”, explica sin entrar en detalles, aunque sí critica que el clientelismo. “Para ocupar un cargo o entrar en una empresa tenías que ir por delante con la cédula del partido”.

Rosario, de 36 años, mira al futuro con incertidumbre. “Esto no es una monarquía y ahora parece que debemos obedecer al principito, investido de la luz divina que Chávez le otorgó”, afirma, refiriéndose a Nicolás Maduro.

Según la Constitución, se deben convocar elecciones en el plazo de 30 días tras la falta absoluta del presidente.“Espero que haya un Gobierno que nos saque de esta parálisis y ofrezca estabilidad”, afirma al tiempo que confiesa que también para ella es difícil imaginar cómo será a partir de ahora la vida de Venezuela sin Chávez.

Noticias

anterior siguiente