Enlaces accesibilidad

IU organizará una conferencia política monográfica para discutir sobre el modelo de Estado

       
  • Siente como necesidad "imperiosa" dotarse de una "propuesta más acabada"
  •    
  • Debatiría las relaciones Estado-CC.AA, la construcción europea o el euro
  •    
  • IU dará más voz a los movimientos sociales para conectarse más con la calle
  •    
  • Defenderá que el Estado sea el último "garante" del empleo

Por

No es nada novedoso, ni un titular de última hora, que Izquierda Unida se proclame como una fuerza política que defiende el modelo de Estado federal. Está en su ADN desde su nacimiento, allá por 1986, y siempre lo ha refrendado. Pero llevaba años sin profundizar en ese discurso y sin darle más cuerpo. Concretamente, desde finales de los noventa, en tiempos de Julio Anguita como coordinador, cuando se hizo un trabajo monográfico. Documento que se actualizó parcialmente bajo el mandato de Gaspar Llamazares (2000-2008).

La discusión sobre el modelo de Estado ni siquiera figuraba "en la agenda" de la X Asamblea Federal de IU que ayer viernes se abrió en el hotel Auditórium de Madrid. Pero el desafío soberanista que ha desbordado en Cataluña a partir de la Diada y contagiado al conjunto del Estado ha hecho a la federación replantearse su programación. Así que de este congreso saldrá el compromiso de celebrar una conferencia política monográfica para debatir sobre el modelo territorial, que se incorporará en el calendario "con prioridad" sobre otras convenciones.

Ramón Luque, secretario de Política Electoral saliente, se ha encargado de hacer el anuncio ante los medios este sábado, durante un receso del debate en comisiones que se sigue a puerta cerrada durante toda la mañana. Para IU, ha subrayado, es una necesidad "imperiosa" discutir largo y tendido sobre este asunto y elaborar una "propuesta más acabada". "Si en 1998 era necesario, hoy es más imprescindible que nunca".

La conferencia abordará, según ha explicado Luque, el modelo de relación de las comunidades autónomas con el Estado, la "quiebra de la Constitución" de 1978, el reparto de competencias, las "tensiones territoriales" o "el mapa de la soberanía", ya que en algunos aspectos se ha transferido el poder a la Unión Europea.

Ratificación de las alternativas económicas

Además, se debatirá por los sentimientos ciudadanos –cómo se declaran: más catalán, vasco, gallego... que español o a la inversa–, la construcción europea o el euro. También esto último es una novedad: Izquierda Abierta, el partido de Gaspar Llamazares, abrió la veda y apremió a IU a discutir sobre la posibilidad de que España saliera de la moneda única.

La X Asamblea está discutiendo sobre otros asuntos que cita el documento político: la "actitud hacia el 15-M", el feminismo, cultura, memoria histórica... Temas ya muy consolidados en el seno de la federación y sobre los que apenas hay diferencias de matiz entre las diferentes matices. Prueba de ello es que se han transaccionado o asumido el 85% de las 1.100 enmiendas que llegaron al texto.

Cree que urge acabar con el "ejército de parados" y el "miedo colectivo"

Las alternativas económicas forman parte del segundo gran área de debate de este congreso. Y ahí los delegados están ratificando las medidas sobre las que IU ha venido trabajando en los últimos años: desarrollo del modelo productivo, defensa de los servicios públicos, creación de empleo desde lo público, reversión del artículo 135 de la Constitución para que el pago de la deuda no sea prioritario, nacionalización de los sectores estratégicos, reforma fiscal progresiva y lucha contra el fraude, auditoría de la "deuda ilegítima" del Estado y de las comunidades autónomas...

José Antonio García Rubio, secretario federal de Economía y Trabajo saliente, sí ha señalado, con todo, una novedad importante. Una idea que comparten sin fisuras IU y sus homólogos en Europa (Syriza en Grecia, Front de Gauche en Francia...): que el Estado sea el "garante de último recurso del empleo". Es decir, que sea el Estado el que proporcione, en última instancia, un trabajo, o formación remunerada, o seguro de desempleo o una renta social.

¿Por qué? Para acabar con "uno de los peores lastres del capitalismo", lo que IU denomina "ejército laboral de reserva", con la legión de parados que tira hacia abajo los salarios, que impide el crecimiento y la transformación económicos, la negociación colectiva... "Porque la gente tiene miedo. Se trata de que en este país nadie tenga que vender su fuerza de trabajo en condiciones indignas", ha alegado.

Reunión de Lara con los colectivos sociales

A debate está en esta X Asamblea el modelo de organización. El esqueleto de IU, desde luego, no va a cambiar. Pero sí se va a intentar modificar alguna pata. Como ha relatado el diputado en el Congreso Alberto Garzón tras una reunión que Cayo Lara y otros dirigentes han mantenido con diversos colectivos sociales, a partir de este congreso se hará que las propuestas que redacten las áreas de elaboración colectiva tengan carácter "vinculante" para la dirección.

Las propuestas de movimientos tendrán carácter vinculante para IU

Ello significa que se tendrá más en cuenta el trabajo y las aportaciones que hagan los movimientos sociales que habitualmente colaboran con IU. Hasta ahora, los activistas redactaban medidas a través de las áreas, pero estas no tenían por qué ser asumidas por la cúpula. Ahora se impulsará que ese mandato sea acatado por el aparato.

Todavía quedaría un paso más por dar, pero que el propio Garzón previó como mucho más "complejo": hacer que los movimientos sociales se integren en los órganos de dirección.

Detrás de todo ello subyace la pretensión de "conectar" IU, que se define históricamente como un "movimiento político y social", con los movimientos sociales. O dicho de otro modo, mantener una pata "en la calle y otra en las instituciones".

Una sola candidatura, por ahora

Además de los documentos político y económico y de los estatutos, de esta asamblea también saldrán aprobadas por el plenario un buen puñado de resoluciones. Es decir, mociones sobre cuestiones de coyuntura. Y las hay de todo pelaje: sobre desahucios, sanidad y educación públicas, conflictos laborales, tasas judiciales (IU buscará aliados para recurrir la ley del Gobierno), memoria histórica, inmigración, libertades sexuales... Se ha propuesto una, incluso, para promover la candidatura de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca al Premio Príncipe de Asturias de la Concordia, tal como ha contado la secretaria de Programas, Marga Ferré.

Un grupúsculo de descontentos amagaba con presentar lista propia

Aún quedan por cerrar dos elementos importantes del congreso. Uno, el cierre de la lista al Consejo Político Federal, el máximo órgano de dirección entre congresos, cuyo plazo concluye este sábado a las 20 horas. Salvo sorpresa de última hora, habrá una sola candidatura –algo no visto en IU desde hace 18 años–, y la encabezará Lara, dado el apoyo prestado por Llamazares e Izquierda Abierta.

Ultimando la 'Declaración de Madrid'

No obstante, todavía esta mañana sobrevolaba la posibilidad de una segunda candidatura, según ha podido confirmar RTVE.es. El grupo de descontentos con la dirección de Lara –una minoría que, desde la anterior asamblea, la de 2008, fue apodada quinta lista– tenía aún "abierta" la posibilidad de presentar una plancha aparte.

Del cónclave saldrá una resolución resumen que lanzará un "mensaje" a la sociedad

Si ello ocurriera, desbarataría el pacto que la mayoría que sustenta a Lara tiene trabado con todas las minorías, incluidas Izquierda Abierta y el Colectivo de Unidad de los Trabajadores (CUT), la formación jornalera y andalucista de Juan Manuel Sánchez Gordillo. Esta opción es bastante remota porque está en la voluntad de todas las minorías incorporarse a una candidatura unitaria y liderada por Lara.

La segunda tarea es ultimar la redacción de la llamada Declaración de Madrid, un texto pactado por todas las familias que hará las veces de resumen de la asamblea y servirá para que IU proyecte "un mensaje hacia la sociedad", en palabras de Luque.

Noticias

anterior siguiente