Enlaces accesibilidad

Bruselas muestra su satisfacción por la evaluación positiva del programa de rescate de la banca

       
  • El FMI ve "avances significativos" en el sistema financiero español
  •    
  • El 'banco malo' podrá estar activo a partir del próximo 1 de diciembre
  •    
  • El desembolso del primer tramo del rescate está previsto en noviembre
  •    
  • El informe de Oliver Wyman cifra las necesidades hasta en 59.300 millones

Por
Draghi llega a la cumbre de jefes de Estado de la Unión Europea
El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, en su llegada a la última cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea (UE) en Bruselas, el 18 de octubre de 2012. EFE EFE/Julien Warnand

La Comisión Europea, el Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional coinciden en señalar los progresos del Ejecutivo español en las reformas del programa de rescate de la banca, recogidas en el memorando de entendimiento, aunque al mismo tiempo consideran que quedan "retos difíciles" para el sector bancario español.

Los inspectores de la CE y el BCE señalan en un informe que las medidas adoptadas progresan "a buen ritmo" y el programa apunta "a un éxito". Bruselas además, ha señalado que las condiciones del mercado financiero español "han mejorado" en los últimos meses, aunque subraya que los "desafíos para una parte del sector bancario siguen siendo importantes" y requieren seguir adelante con el plan previsto.

Por su parte, el Fondo Monetario Internacional (FMI), aunque no participa en el préstamo, ofrece su asesoramiento, y en su informe preliminar considera que se han logrado "avances significativos" en el sistema financiero español y que la reestructuración ha mejorado las condiciones de las entidades bancarias del país, aunque considera que quedan "por delante retos difíciles".

Los inspectores llegaron a Madrid el pasado 15 de octubre, después de conocerse el informe de la auditora Oliver Wyman, encargado por el Gobierno español para cumplir con las exigencias del rescate, que cifraba las necesidades de capital de la banca española en un máximo de 59.300 millones de euros, para el escenario más adverso de la economía y sin tener en cuenta los procesos de fusión puestos en marcha entre las entidades financieras.

Avances de las autoridades españolas

La evaluación señala que  "a pesar de la complejidad de los temas en juego, los avances por parte de las autoridades españolas parecen ir a buen ritmo, lo que permitirá una acción política oportuna en línea con lo establecido en el Memorando de Entendimiento", el documento en el que se trazaba el plan y las condiciones para recapitalizar a la banca.

Mientras, el vicepresidente de la Comisión Europea (CE) y responsable de  Finanzas, el finlandés Olli Rehn, ha mostrado su satisfacción sobre la evolución positiva del programa de asistencia al sector financiero español,  según un comunicado de Rehn, publicado este viernes, tras la conclusión  del informe de los inspectores de la Comisión Europea y el BCE sobre el  rescate de la banca española.

"Este es otro paso más hacia el arreglo y la reforma del sistema bancario español, que es un elemento esencial para que vuelva la confianza de los inversores y de los consumidores", ha señalado Rehn.

Los expertos comunitarios han obtenido en su visita "una actualización detallada de la situación macroeconómica de España y del rendimiento actual de todos los grandes bancos españoles", según explican las instituciones.

 

El 'banco malo' estará operativo en diciembre

"Si bien las condiciones generales del mercado financiero en España han mejorado desde el inicio del programa y los problemas de financiación se han reducido, los desafíos para una parte del sector bancario siguen siendo importantes y requieren una acción política decisiva", apuntaron la CE y el BCE.

Al mismo tiempo, Bruselas ha explicado que la misión "llegó a un acuerdo con las autoridades españolas sobre aspectos importantes del diseño y funcionamiento de la futura Sociedad de Gestión de Activos -el llamado "banco malo"-, incluida su dimensión global y gobernanza", lo que permitirá que ese instrumento esté operativo a partir del 1 de diciembre.

"En general, las conclusiones de esta misión apuntan a un éxito del programa cuya ejecución está en marcha", concluye el comunicado. Por su parte, el FMI recomienda en un informe preliminar "evitar nuevas fusiones que no generen valor de manera clara" y "un nuevo modelo de gobernanza en los bancos nacionalizados que salvaguarde su autonomía".

Desembolso del primer tramo del rescate

Según el calendario del borrador del memorando de entendimiento para el rescate de la banca, el préstamo se desembolsaría en cuatro tramos, y el primero se entregaría a mediados de este mes de noviembre.

Con  el informe favorable de las instituciones europeas, en las próximas  semanas se procederá a evaluar los planes de reestructuración y  recapitalización de los bancos españoles, según ha explicado Rehn, "lo  que debería despejar el camino para los primeros desembolsos para las  entidades con necesidades de apoyo público, tal como se prevé en el  programa".

El vicepresidente económico de la CE ha precisado que  mantendrá un "contacto cercano con las autoridades españolas a medida  que avanzan hacia el reforzamiento de la regulación y supervisión del  sector financiero y hacia la creación de una Sociedad de Gestión de  Activos", también denominado "banco malo" para ayudar a entidades  inviables.

Además, ha expresado "su confianza en el compromiso del Gobierno español para proceder con  determinación en todos esos frentes y en la capacidad de la economía  española para generar el crecimiento sostenible necesario para impulsar  la creación de empleos".

Condiciones del rescate de la banca

El Eurogrupo puso a disposición del rescate de la banca española una cuantía máxima de 100.000 millones de euros procedentes del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera, aunque todavía no se ha fijado la cuantía final del préstamo.

De momento, con las conclusiones del informe de Oliver Wyman se había cumplido otra de las 32 condiciones del memorando: la división de las 14 entidades analizadas en cuatro grupos, en función de sus necesidades de capital. Cuatro entidades nacionalizadas son las que concentran más necesidades: Bankia-BFA, 24.743 millones de euros, Catalunya Bank, 10.825 millones, Novagalicia 7.176 millones y Banco de Valencia 3.462.

De momento, la canciller alemana, Angela Merkel, ya señaló en el último Consejo Europeo,  que la recapitalización de los bancos españoles no podrá ser directa,  como desea el Ejecutivo español, para evitar que sume como deuda  pública. 

La tercera reforma financiera del Ejecutivo español ha seguido la hoja de ruta marcada por Bruselas. La reforma, aprobada como real decreto en agosto pasado, sirvió para crear la Sociedad de Gestión de Activos Tóxicos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (SAREB), conocida como 'banco malo', que acumularía los activos problemáticos fundamentalmente inmobiliarios de las entidades financieras y también determinó el proceso a seguir por las entidades para su reestructuración o liquidación.

Noticias

anterior siguiente