Enlaces accesibilidad

Obama apuesta por proteger a la clase media y Romney pone a España como ejemplo negativo

       
  • El debate ha girado entorno al empleo, los impuestos y la sanidad
  •    
  • Romney afirma "no quiero ser como España", respecto al déficit público
  •    
  • Los medios estadounidenses dan por vencedor al republicano
  •    
  • La defensa de la sanidad y la educación, el arma de Obama

Por
Obama apuesta por proteger a la clase media y Romney pone a España como mal ejemplo

España ha vuelto a servir de ejemplo, y no precisamente positivo, como ya ocurriera en la campaña francesa"No quiero ir por el camino de España", ha afirmado Romney en la parte del debate correspodiente al déficit público.

"España gasta el 42% de su economía en actividades  gubernamentales, yo no quiero ir por esa vía, quiero ir por la vía de  crear empleos en este país", ha dicho el candidato republicano.

Mitt Romney ha salido victorioso, según sondeos y analistas, del primer debate televisado con el presidente Barack Obama, que se centró en la economía y en el que el aspirante republicano puso a España como ejemplo de un camino que EE.UU. no debería seguir. Durante la discusión sobre las propuestas de ambos para reducir el déficit, el candidato republicano mencionó a España, pero no a otros países europeos que tienen una deuda más elevada que la española e incluso han tenido que ser rescatados como Grecia, Portugal e Grecia. "España gasta el 42 % de su economía total en el gobierno. Nosotros (Estados Unidos) estamos gastando ahora el 42 % de nuestra economía en el gobierno", indicó Romney. "Yo no quiero ir por el camino de España. Yo quiero ir por el camino del crecimiento que pone a los estadounidenses a trabajar, con más dinero que entra porque están trabajando", agregó.

Romney, que ha negado que si gobierna vaya a bajar los impuestos a  las rentas más altas como le acusaba Obama, ha criticado las políticas  públicas de gasto del actual presidente, que ha respondido con un ataque  a la figura de empresario de Romney diciendo que "si puedes tener un  avión privado, puedes pagar más impuestos".

Romney toma ventaja en el primer cara a cara

Barack Obama y Mitt Romney han enfrentado sus planes de gobierno ante las cámaras por primera vez, a un mes de las elecciones

Los medios internacionales, que coinciden en su mayoría en que Romney ha expuesto mejor sus ideas, dan por vencedor al candidato republicano, ante un 'mediocre' Obama.

El actual presidente, que ha puesto como ejemplo la salida de la recesión que lideró el Gobierno de Bill Clinton, ha atacado la propuesta de reducción de impuestos del candidato republicano, mientras que Romney ha apremiado a reducir el gasto público porque, en su opinión, el nivel de endeudamiento de EE.UU. "simplemente no es moral".

El primero de los tres debates televisivos programados entre Obama y  Romney ha tenido seis bloques fundamentales, tres de ellos centrados en  la economía y ha servido para marcar las líneas fundamentales que  marcarán el próximo mes de campaña.

Romney, que llegaba a la Universidad de Denver por detrás en las encuestas, ha empleado hasta en tres ocasiones sus encuentros con diversos ciudadanos para ejemplificar los problemas actuales de la sociedad de EE.UU., mientras que Obama ha usado su historia familiar para defender sus políticas sociales.

"Si creen que podemos recortar impuestos en 5 billones de dólares y añadir 2 billones en gastos adicionales que el Ejército no ha solicitado (...) y ofrecer deducciones a los estadounidenses más privilegiados y que no tendremos que pagar la factura, entonces el plan del gobernador Romney puede funcionar para ustedes", ha afirmado Obama.

Por su parte, Romney ha argumentado que EE.UU. "necesita regular Wall Street, pero no designar una lista de bancos como demasiado grandes para caer", en respuesta al moderador, Jim Lehrer.

"La regulación es esencial, si no hay regulación la economía no funciona, pero al mismo tiempo se puede convertir en excesiva. Durante el mandato de Obama ha sido así y se ha convertido en algo dañino", insistió el republicano.

Obama promete seguir luchando por la clase media

"Fe y confianza" en el futuro han sido las palabras del candidato a la reelección para argumentar su mensaje optimista.

"Hace cuatro años dije que no soy un hombre perfecto y que no sería un presidente perfecto (...) Pero prometí que lucharía todos los días en nombre del pueblo estadounidense y la clase media", dice Obama, que afirma que seguirá trabajando "tan duro" si logra su segundo mandato.

Manteniendo los puntos fundamentales de su discurso de reelección como candidato en la convención demócrata, Obama ha afirmado que todo el mundo en EE.UU. debe tener una "oportunidad justa" y "jugar bajo las mismas reglas".

Romney revocará la ley de salud pública de Obama

El aspirante republicano a la presidencia de EE.UU. sostiene que el coste sanitario en EEUU es "prohibitivo" y asegura que, de llegar a la Casa Blanca, revocará la reforma sanitaria conocida como 'Obamacare'.

Obama ha replicado que revocar la reforma sanitaria aprobada en 2010 amenazaría con dejar a 50 millones de personas sin cobertura médica en momentos en los que ésta tiene una "importancia vital".

Obama defiende los logros de la reforma sanitaria de 2010, que ha ampliado la cobertura médica universal y las protecciones incluso para personas con dolencias previas, además de que exige a la mayoría de los estadounidense la compra de un seguro médico so pena de una multa.

También ha prometido reformar el sistema de beneficencia social de "Medicare" para reducir los costos de la cobertura de salud para los ancianos y jubilados.

El aniversario de boda de los Obama, el toque humano del debate

Barack Obama, ha comenzado el cara a cara con una mención a su vigésimo aniversario de boda con su esposa, Michelle.

"Hay una gran cantidad de temas que quiero tocar esta noche, pero la más importante es que hace 20 años que me convertí en el hombre más afortunado de la Tierra, porque Michelle Obama aceptó casarse conmigo", dijo el presidente.

"Así que, cariño, feliz aniversario, ahora, dentro de un año no lo celebraremos frente a 40 millones de personas", le prometió.

En su turno de réplica, Romney felicitó al presidente por su aniversario e ironizó sobre el hecho de que lo estuviese pasando con él sobre el escenario.

"Felicidades, presidente. Estoy seguro de que este es el lugar más romántico que haya podido imaginar, aquí conmigo".

Ante la coincidencia de la fecha, la primera dama ya dijo ayer que felicitaría a su esposo después del debate, a diferencia de su primer aniversario, cuando se le olvidó.

Michelle, al igual que Ann Romney, se encuentran en la Universidad de Denver para acompañar en directo a sus respectivos maridos.

Noticias

anterior siguiente