Enlaces accesibilidad

Interior impulsará la "vía Nanclares" para que los terroristas pidan perdón

  • Fernández Díaz dice que es legal y "se adecúa al espíritu de la Constitución"
  • Promoverán que se cumplan los requisitos para los beneficios penitenciarios

Por

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha asegurado que el Gobierno apoyará, impulsará y promoverá, en el marco de la ley penitenciaria, la que ha llamado vía "Nanclares", con la que propiciar que los terroristas se arrepientan y pidan perdón a sus víctimas.

"Es lo que ha venido llamándose la vía Nanclares, que la impulsamos y promovemos porque es legal y es la que más se adecúa al espíritu de la Constitución", ha resaltado el titular del Interior, a preguntas de los periodistas, al término del acto oficial para inaugurar el nuevo cuartel de la Guardia Civil en El Burgo de Osma.

Fernández Díaz ha asegurado que el Gobierno seguirá aplicando la ley penitenciaria con el criterio constitucional que establece "que las penas privativas de libertad están orientadas a la reinserción social".

En este sentido ha subrayado que el Gobierno "apoyará, impulsará y promoverá", en el marco de la ley penitenciaria, "todo lo que signifique que los etarras se arrepientan, pidan perdón a las víctimas del terrorismo, se hagan cargo de las responsabilidades civiles accesorias a sus condenas y cumplan con todos los requisitos que la ley penitenciaria establece, para que puedan acogerse, en el marco de la ley, a los beneficios penitenciarios".

Dispersión de presos

En cuanto a la dispersión de presos, Fernández ha señalado que no se hace solamente con los de la banda terrorista, sino también con aquellos que pertenecen a organizaciones criminales para que, en tanto en cuanto subsistan estas organizaciones, "favorecer su reinserción, porque si están dispersos, esa organización criminal tiene menor incidencia de influir sobre ellos".

Fernández ha advertido que son incompatibles las medidas de reinserción individual previstas en la ley con pedir simultánea e indiscriminadamente el acercamiento de los presos.

Además ha apuntado que la decisión del Gobierno y de todo el Congreso de los Diputados, salvo Amaiur, es que ETA se disuelva incondicionalmente y, mientras tanto, "no vamos a bajar la guardia".

Fernández ha asegurado que el Gobierno ha tomado nota de que ETA decidió el 20 de octubre dejar definitivamente su actividad terrorista, lo que han hecho, a su juicio, porque el Estado democrático les ha derrotado "pero con eso no nos conformamos".

Por otra parte, ha dejado en manos de la Justicia "el punto y final" del 11M y si ésta decide reabrir alguna cuestión, "estaremos a lo que disponga", ha concluido.

Noticias

anterior siguiente