Enlaces accesibilidad

Reguladores de la UE piden a Google que paralicen su nueva política de privacidad

       
  • Las autoridades de protección de datos de los 27 piden estudiarlo
  •    
  • Solicitan a Google que pause su puesta en marcha hasta entonces

Por
 La comisaria europea a cargo de la protección de datos, Viviane Reding, durante la rueda de prensa sobre los cambios en las leyes europeas de protección de datos.
La comisaria europea a cargo de la protección de datos, Viviane Reding, durante la rueda de prensa sobre los cambios en las leyes europeas de protección de datos. AFP AFP

Un grupo de reguladores europeos ha escrito a Google para instarle  a poner fin a la introducción de su nueva política de privacidad, alegando que hay que investigar si la propuesta, que unificará los datos de sus diferentes servicios, protegen lo  suficiente la privacidad de sus usuarios.

El Grupo de Trabajo del artículo 29, un organismo consultivo  independiente que reúne a las autoridades de protección de datos de  cada uno de los 27 países de la UE y de la Comisión Ejecutiva de la  UE Europea, ha dicho que es necesario examinar los planes de Google  más a fondo antes de que su nueva política entre en vigor el 1 de  marzo.

El grupo ha escrito al presidente ejecutivo de Google, Larry Page, afirmando que dada la amplia gama de servicios que la compañía ofrece,  y la calidad de estos, "los cambios en su política de privacidad  pueden afectar a muchos ciudadanos en la mayoría o en la totalidad de  los estados miembros de la UE".

Francia será la encargada de dirigir la investigación

También han explicado que la autoridad francesa de protección de  datos será la que esté a cargo de la investigación, aunque quieren  comprobar las posibles consecuencias de estos cambios de manera  coordinada.

Por eso los reguladores hacen una llamada a  Google para pedir una pausa en el proceso hasta que hayan completado  el análisis "con el fin de garantizar que no puede haber ningún  malentendido".

La comisario europea a cargo de la protección de datos, Viviane  Reding, ha celebrado la medida asegurando que era una condición  necesaria para establecer que las normas comunitarias de datos se  están aplicando de manera correcta.

En un comunicado, ha afirmado que la Comisión pide a las  autoridades europeas de protección de datos "que se aseguren que la  legislación de la UE se cumple plenamente en la nueva política de  privacidad de Google".

Sin embargo, la postura de la UE ha sido una sorpresa  para Google. Según el portavoz de Google en Bruselas, Al Verney,  enviaron información al respecto a todo el Grupo de Trabajo en la  semanas previas al anuncio oficial, y "ninguno de ellos expresó su  preocupación", aunque ha afirmado que por supuesto están dispuestos a  contestar las preguntas que haga falta.

Google ha insistido en que estos cambios no son más que una  simplificación que consigue reducir en un 85% el texto de  los compromisos de publicidad.

Google no está obligado a esperar la investigación

Aunque Google no está obligado a esperar a la conclusión del Grupo antes de adoptar su nueva política, la compañía ha tendido en el  pasado a ser lo más cooperativa posible con las autoridades  europeas.

Esta decisión de los reguladores de la UE se produce justo días  después de que la Comisión Europea haya establecido los planes  legislativos para reformar las normas de protección de datos, para  poner en marcha políticas mucho más estrictas.

Bajo esta nueva normativa, las grandes compañías de Internet como  Google, Facebook o Yahoo tendrían que pedir a los usuarios si se  pueden almacenar y vender sus datos a otras empresas, que es la  fuente de casi todos sus ingresos.

Los usuarios de Internet también puede pedir que sus datos sean  eliminados de los sitios web gracias al llamado "derecho a ser  olvidado".

Noticias

anterior siguiente