Enlaces accesibilidad

La nave de carga rusa Progress parte con éxito hacia la Estación Espacial Internacional

       
  • Porta 2,5 toneladas, incluido un microsatélite que estudiará tormentas solares
  •    
  • El anterior carguero ruso que partió hacia la ISS se estrelló en Siberia

Por
La nave espacial rusa Progress despega con éxito hacia la ISS

La última nave de carga Progress de este año fue lanzada este domingo con éxito hacia la Estación Espacial Internacional (ISS, en sus siglas en inglés) desde el cosmódromo de Baikonur, en Kazajistán, con más de 2,5 toneladas de carga, entre ellos un microsatélite.

"El lanzamiento se produjo con éxito", ha informado un portavoz del Centro de Control de Vuelos espaciales, citado por la agencia rusa Interfax.

La nave se separó del cohete portador Soyuz-U nueve minutos más tarde e inició el vuelo en régimen autónomo hasta la EEI, a la que se acoplará el próximo 2 de noviembre a las 12.40 hora española (11.40 GMT), ha precisado la fuente.

La Progress M-13M es la primera nave de carga que llegará a la EEI desde finales de junio pasado, toda vez que el carguero lanzado a finales del pasado mes de agosto se estrelló en Siberia poco después de haber despegado.

El carguero espacial ruso Progress M-12M se estrelló en Siberia tras haber sido lanzado desde el cosmódromo kazajo de Baikonur

Transporta al laboratorio orbital 2.648 kilogramos de carga, entre agua y alimentos, equipos científicos, oxígeno, material médico y para la higiene de los cosmonautas.

Un microsatélite para estudiar tormentas solares

Entre la carga hay un microsatélite Chibis-M, que será puesto en órbita una vez la Progress agote dentro de unos meses la misión que arranca hoy y pueda llevar el aparato ruso hasta su órbita tras desacoplarse de la EEI.

El Chibis-M, que entre su masa y los equipos científicos alcanzará un peso de apenas 52 kilogramos, estudiará las tormentas de rayos con la peculiaridad de que será la primera vez que este fenómeno meteorológico se investigue en distintos espectros de radiación electromagnética de manera simultánea.

El de agosto fue el primer accidente en la historia de las Progress, que se emplean desde 1978, y ocurrió poco después de que los cargueros y las Soyuz rusas se convirtieran en el único eslabón entre la Tierra y la EEI, tras la jubilación de los transbordadores estadounidenses.

Debido al accidente Rusia suspendió los lanzamientos de los cohetes Soyuz y de los cohetes portadores Protón y los bloques aceleradores Briz-M, reanudados a finales de septiembre.

Roscosmos decidió lanzar el carguero antes que una Soyuz tripulada para comprobar que se han tomado las medidas necesarias para solucionar los problemas que causaron la destrucción de la Progress M-12M.

Noticias

anterior siguiente