Enlaces accesibilidad

Los ciempiés que brillan lucen para ahuyentar a los depredadores

  • Los ciempiés Motyxia usan su brillo como mecanismo de defensa
  • El brillo sustituye a los colores que avisan a los depredadores de sus defensas
  • En un experimento, un tercio de los ciempiés sin brillo fueron atacados

Por
Descubren que los ciempiés brillan para auyentar a los depredadores

Un equipo de científicos americanos ha descubierto la razón por la que algunas especies de ciempiés brillan en la oscuridad, que no es otra que ahuyentar a los depredadores.

Los investigadores han estudiado los ciempiés del género de Motyxia, que habitan en las regiones montañosas del estado de California.

Estos miriápodos tienen como característica esencial la bioluminosidad, es decir, la capacidad de iluminar su propio cuerpo.

"Cuando son molestados, rezuman cianuro tóxico y otros químicos de las esporas de los laterales de su cuerpo como mecanismo de defensa", explica Paul Marek, investigador de la Universidad de Arizona y director del estudio, publicado en Current Biology.

Estos miriápodos, que son ciegos, viven bajo tierra, pero durante la noche salen a la superficie para alimentarse, es entonces cuando se les puede ver brillar.

"Algunas especies de ciempiés que están activas durante el día muestran colores brillantes y cálidos para anunciar sus defensas a los depredadores, pero como los Motyxia salen cuando está oscuro, creemos que usan su brillo verdoso en lugar de la coloración vistosa", comenta Marek.

Un experimento con arcilla

Para comprobar su hipótesis, los investigadores diseñaron un experimento. Primero hicieron hasta 300 réplicas de ciempiés en arcilla, y pintaron la mitad de ellas con pintura que brilla en la oscuridad.

Luego transportaron las figuras al Parque Nacional de las Secuoyas Gigantes, en California donde las esparcieron por el suelo, separandolas cinco metros una de otra.

Por su parte también recolectaron ciempiés vivos, a la mitad les cubrieron con pintura brillante y al resto los dejaron sin tratar. Esparcieron los animales de la misma manera que las réplicas y luego esperaron una noche para ver los resultados.

Un tercio de los cienpiés sin pintura brillante fueron atacados

"Era simplemente una carnicería. Estabamos muy sorprendidos de la cantidad de depredación en estos ciempiés. Alrededor de un tercio de ellos fueron atacados", afirma Marek.

Los investigadores comprobaron que los miriápodos eran atacados en la cabeza y tenían marcas de dientes en su cuerpo, con lo que los científicos identificaron a un ratón de campo, el Onychomys torridus como principal enemigo de los cienpiés.

Además de los Motyxia, muchas otras especies de animales usan la bioluminosidad, ya sea para atraer a los compañeros, enviar mensajes o atraer a las presas en los entornos oscuros.

Noticias

anterior siguiente