Enlaces accesibilidad

La interpretaciones de Harrelson y Francella sobresalen en dos películas desiguales

       
  • La argentina Los Marziano entretiene con un reencuentro fraternal
  •    
  • La estadounidense Rampart es un vehículo de lucimento para Woody Harrelson

Por
La directora de 'Los Marziano' Ana Kayz, junto a los actores Mercedes Moran, Guillermo Francella y Arturo Puig
La directora de 'Los Marziano' Ana Kayz, junto a los actores Mercedes Moran, Guillermo Francella y Arturo Puig Reuters VPW/PSQ

Los Marziano (Argentina)

Dirección: Ana Katz

Intérpretes: Guillermo Francella, Arturo Puig, Rita Cortese, Mercedes Morán

Sinopsis

Juan (Guillermo Francella) y Luis (Arturo Puig) son dos hermanos con perspectivas muy distintas sobre la vida y que están peleados desde hace tiempo por asuntos monetarios. Su tercera hermana, Delfina (Rita Cortese), y Nena (Mercedes Morán), la mujer de Luis, tratarán de convencerles de que accedan a reconciliarse. La presencia de Juan en Buenos Aires coincidiendo con el cumpleaños de su hija será la ocasión perfecta para intentarlo.

Rampart (Estados Unidos)

Dirección: Oren Moverman

Intérpretes: Woody Harrelson, Robin Wright, Sigourney Weaver

Sinopsis

Los Ángeles, 1999. El agente de policía Dave Brown, de la comisaría de Rampart, es un veterano de Vietnam que se dedica a hacer “el trabajo sucio de la gente” y a aplicar unos métodos de justicia cuestionables. Cuando lo graban golpeando a un sospechoso, se encuentra en una espiral emocional descendente como consecuencia de sus errores pasados y de su rechazo a cambiar de actitud ante un escándalo de corrupción que afecta a todo el departamento. Brown interioriza su miedo, angustia y paranoia a medida que su mundo empieza a hacer aguas.

El penúltimo día de películas a competición ha deparado dos cintas antitéticas. La argentina Los Marziano es una reposada historia sobre el reencuentro de dos hermanos. La estadounidense Rampart, a mitad de camino entre un policíaco y un retrato psicológico, trata la caída libre de un policía de Los Ángeles en 1999. Las interpretaciones de Guillermo Francella en la primera, y Woody Harrelson en la segunda, han destacado en una sección oficial en la que, hasta ahora, primaba el protagonismo de mujeres y niños.

Ana Katz, directora y actriz, consigue una sólida radiografía de la relación de dos hermanos inestables. Guillermo Francella, inolvidable secundario de El secreto de sus ojos, es el hermano que descubre que tiene problemas neuronales y Arturo Puig, el hermano rico, vive obsesionado con unos pozos que aparecen en el campo de golf de la lujosa urbanización en la que reside. La relación rota desde hace años tiene una oportunidad de remedarse en un próximo cumpleaños familiar.

Los vínculos fraternos en la etapa adulta son construidos, no son naturales y se vuelven más complejos”, explica Ana Katz. “Cuando hablamos de un hermano, aparece una mirada que se vuelve distinta".

El resto de Marzianos, es decir, de familiares vive con esperanza esa posibilidad de reencuentro.  “La película busca contar ese espejo que se genera hasta acercarlos. Todas las mujeres de la película intentar articular; hay muchas conflicto individuales,  como el tema del pozo o el neurológico, pero lo que había resolver era el encuentro”.

Tanto Puig como Francella componen dos personajes complejos y vivos. Con un tema y un tempo que recuerdan a la uruguaya WhiskyLos Marziano es un digno representante del cine sudaméricano en la sección oficial.

El violento descenso a los infiernos de Harrelson

Rampart de Oren Moverman, es un particular estudio sobre el violento Dave Brown (Woody Harrelson), un agente de policía violento, machista, racista, drogadicto y asesinoRampart es un guion de James Ellroy, cronista del crimen angelino y azote del cuerpo de policía, al que ha retratado, en toda su corrupción, en novelas y guiones como L.A Confidencial o La dalia negra. Rampart es el nombre de una división que ya ha inspirado películas como Colors o Training day.

Con esos mimbres y  un comienzo estándar, Rampart apuntaba a otra intriga sobre la podredumbre. Pero es, simplemente, el viaje alucinado de un personaje límite. Woody Harrelson aprovecha la oportunidad para lucirse y liberar su histrionismo. Su interpretación es sobresaliente, pero en Rampart no hay más.

Noticias

anterior siguiente