Enlaces accesibilidad

Vuelven las oscuras golondrinas

Por
Ciencia al cubo - Golondrinas y vencejos - 26/05/11

Ciencia al cubo

El nacimiento de perritos fluorescentes, la muerte de una chimpancé calva, qué son las neuronas espejo, el origen de los ojos azules o por qué nos salen canas. De la mano de América Valenzuela, en 'Ciencia al Cubo' pueden escuchar las historias más variopintas sobre temas científicos de actualidad. Emisión en Radio 5: Lunes a jueves a las 15: 42; Sábados 09:22 / 17:52 / 21:06; Domingos 09:22 / 17:55

Es primavera, casi verano y las golondrinas ya están aquí. Llegaron en marzo para criar. Ahora chillan desde las alturas haciendo sus vuelos acrobáticos alegrando el campo y sobre todo el paisaje urbano.

Las golondrinas son de color negro intenso brillante con el pecho color claro y la garganta roja. Su cola tiene forma de horquilla, con las plumas externas muy largas y afiladas. Se instalan en casi todo el territorio nacional y ocupan año tras año los mismos nidos. 

Suele estar colocados en construcciones humanas, bajo los alerones de los tejados, en vigas y paredes. Están hechos de barro, paja y plumas.

A su llegada reparan los desperfectos que hayan sucedido desde el pasado año

A su llegada reparan los desperfectos que hayan sucedido desde el pasado año y los dejan a punto para poner los huevos y crear una nueva familia.

Según explica la Sociedad Española de Ornitología, SEO/Birldlife, la hembra pone 4 ó 5 huevos. Y los incuba unos 15 días. Los pollos dependerán de los padres y pedirán comida insistentemente durante unos 20 días mientras crecen a toda velocidad.

Las golondrinas son insectívoras. El tiempo que están aquí comen muchísimos invertebrados, así que son nuestros aliados para mantenerlos a raya. Los pequeños, empezarán pasados los 20 días a cazar insectos por su cuenta y permanecerán con la familia una o dos semanas más hasta que se decidan a independizarse.

Permanecerán hasta septiembre u octubre con nosotros. Entonces, viajarán hasta África para pasar el invierno.

Otros pájaros muy parecidos a simple vista a las golondrinas y que también vienen a pasar el verano con nosotros son los vencejos. Ellos vienen del sur del Sáhara.

Llegan a finales de abril y se van antes que ellas, a finales de agosto, aunque en septiembre se ven algunos pasar. Son los que vienen del norte de Europa, donde también han estado criando.

Los vencejos son oscuros y con la garganta pálida

Los vencejos son oscuros y con la garganta pálida. No la tienen roja como ellas. Sus alas son más grandes también que las golondrinas, desproporcionadamente grandes y con unas patas minúsculas, porque estas aves viven en el aire.  Hasta duermen.

Antes de anochecer se congregan y vuelan hasta una altura entre 1.000 y 2.000 metros donde existen corrientes de aire cálido sobre las que descansan. Si vemos a los vencejos es porque bajan de las alturas para criar.

Solo duermen durante esa época en el nido y se posan en los cables, cuerdas de la ropa y paredes. Son lugares perfectos para espiar a estos torbellinos del cielo.

CIENCIA AL CUBO

SUSCRÍBETE al podcast de Ciencia al Cubo, el programa sobre Ciencia de América Valenzuela en Radio 5.

Noticias

anterior siguiente