Enlaces accesibilidad

El Gobierno cierra con el PNV cinco transferencias por valor de 31 millones

  • El acuerdo supone el traspaso de 376 empleados públicos
  • El PNV no negociará los presupuestos de 2012 hasta que no se cumpla todo lo acordado

Por

El Gobierno ha cerrado hoy con el PNV el traspaso al País Vasco de cinco nuevas transferencias, entre ellas inspección de trabajo, negociadas dentro del pacto presupuestario con los nacionalistas vascos, valoradas en 31 millones de euros y que suponen el traspaso de 376 empleados públicos.

Se ha cerrado el acuerdo en una reunión celebrada en el Congreso entre representantes del Ejecutivo central, socialistas vascos y PNV, que además de dar el visto bueno definitivo a los traspasos se ha comprometido a seguir negociando los que restan para que se cumpla íntegramente el acuerdo de estabilidad parlamentaria.

El portavoz del PNV, Josu Erkoreka, ha advertido en rueda de prensa de que su grupo no abordará la negociación de los Presupuestos Generales del Estado para 2012 hasta que no se cumplan "plenamente" los términos del acuerdo para este año, transferencias incluidas.

Erokoreka: Un impulso para el desarrollo del autogobierno vasco

De momento, y a plena satisfacción de las partes, según ha destacado Erkoreka por un lado y el diputado socialista José María Benegas por otro, se ha cerrado inspección de trabajo, profesorado de religión de primaria, personal sanitario y profesorado de centros penitenciarios, convalidación de títulos no universitarios en el extranjero y homologación de colegios extranjeros en Euskadi.

Erkoreka ha subrayado que estas nuevas competencias suponen un impulso para el desarrollo del autogobierno vasco y ha dudado de que el actual Ejecutivo vasco (compuesto por PSE y PP) hubiera conseguido por sí solo un acuerdo tan bueno como este o incluso de que pueda mejorarlo cuando lo ratifique con el Gobierno central.

Los traspasos que se van a negociar ahora, a partir de una reunión convocada para el 8 de junio, incluyen dos de las competencias más reivindicadas desde Euskadi: el ferrocarril de cercanías y la única autopista de peaje en esta comunidad cuya gestión queda por transferir, la A-68.

Su coste final será, como ha recordado el portavoz del PNV, mucho mayor del que han supuesto las transferencias cerradas este jueves.

También se va a negociar, con idea de cerrar el acuerdo antes de que acabe junio, la regulación de empleo, el transporte marítimo y fluvial, el transporte por carretera, los archivos de titularidad estatal, la ejecución de la legislación sobre propiedad intelectual y aspectos pendientes en la enseñanza náutico pesquera.

Desde el PSE, el diputado José María Benegas ha subrayado que el Gobierno está cumpliendo con lo pactado con el PNV a pesar de los retrasos y las complicaciones de la negociación, derivadas fundamentalmente de la cuantificación económica de los traspasos.

Noticias

anterior siguiente