Enlaces accesibilidad

Guillermo sale a saludar la víspera de su boda: "Lo que tengo que hacer es decir bien mis frases"

  • En un gesto inesperado, ha salido de Clarence House
  • Le han recibido al grito de: "Es un muchacho excelente"

Por
Guillermo: "Todo lo que tengo que hacer es decir bien mis frases"

El príncipe Guillermo se ha dado este jueves un breve baño de masas en el Mall, la avenida que une el palacio de Buckingham y la plaza de Trafalgar, en la víspera de su esperada boda con Kate Middleton en la abadía de Westminster.

En un paseo inesperado, que ha sido recibido con entusiasmo por los presentes, Guillermo ha asegurado que su única preocupación a poco más de 12 horas de la boda es no equivocarse durante la ceremonia: "Todo lo que tengo que hacer es decir bien mis frases".

Un saludo inesperado

El primogénito del príncipe Carlos y de la fallecida Diana Spencer ha salido por sorpresa de Clarence House, la residencia oficial de su padre situada junto al Mall, y ha saludado y conversado con las personas que se han concentrado en esa zona para seguir la boda.

Muchas de ellas pasarán la noche al raso para tener una buena posición y ver de cerca la procesión real entre la abadía y el palacio de Buckingham una vez que Guillermo y Kate se hayan dado el "sí quiero" en presencia de 1.900 invitados.

El príncipe se ha mostrado sonriente y relajado, y ha agradecido a los ciudadanos sus buenos deseos y los cánticos que le han dedicado al coro de "For he is a jolly good fellow" (Es un muchacho excelente).

Guillermo también ha posado pacientemente para hacerse fotos y ha estado en contacto muy directo con la gente para charlar y bromear.

Recuerdo de Cameron

Vestido de manera informal, con camisa blanca, jersey negro y pantalón beige, Guillermo ha pasado cerca de 10 minutos estrechando manos y hablando con los presentes, tras lo cual se ha despedido y ha regresado a Clarence House en compañía de su escolta de seguridad.

También se ha visto entrar en la residencia a su hermano Enrique.

Guillermo cenará y pasará la noche junto a su padre y su esposa, la duquesa de Cornualles, y su hermano, que será su padrino en la boda, en esta residencia real, de la que saldrá poco después de las 10.30 horas del viernes para dirigirse a la abadía.

Según informa la BBC, el príncipe Carlos y Camilla pasarán la noche junto al novio, en la que será su última noche de soltería, después de asistir a parte de la cena que la reina Isabel ha ofrecido a la realeza en el cercano hotel Mandarín.

Horas antes de la visita de Guillermo, el primer ministro británico, David Cameron, también se ha acercado al Mall para recordar que hace 30 años, con motivo de la boda de Carlos y Diana, él también estuvo acampando allí para ser testigo de primera fila.

Tenía entonces 14 años y viajó a Londres junto a sus hermanos y varios amigos para ver la boda que se celebró en julio de 1981.
Cameron ha expresado su "emoción" por la boda y ha destacado que representa un gran día de celebración y felicidad para el país

Noticias

anterior siguiente