Enlaces accesibilidad

Irán reprime con contundencia las marchas de opositores

  • Los manifestantes se han congregado en distintos puntos de Teherán
  • Los antidisturbios han utilizado gases lacrimógenos
  • La semana pasada hubo dos muertos

Por

Decenas de grupos de opositores iraníes han salido este domingo a protestar a las calles en diferentes puntos de Teherán y de otras ciudades del país, donde las Fuerzas de Seguridad han reprimido con violencia las marchas, según informa la oposición en sus páginas web.

En un intento por evitar el fuerte dispositivo de Seguridad, los manifestantes han abandonado los lugares de protesta habituales y se han dispersado en grupos menos numerosos en diferentes lugares tanto del norte como del centro del país, según informan en los sitios de internet de la oposición, en los que se citan a testigos presenciales.

Cerca del parque Mellat, junto al edificio de la televisión en Teherán, agentes y voluntarios islámicos "Basij" han cargado contra los congregados, que gritaban consignas en contra del Gobierno y de la "dictadura", explicaron.

Según el sitio web Rahesabz.net, afín al líder opositor Mir Husein Musaví, las fuerzas de Seguridad lanzaron gases lacrimógenos y cargaron contra grupos de personas en la céntrica plaza de Vali-e Asr, también en la capital iraní.

La información de la oposición contrasta con la que ofrecen las web de agencias de noticias semi-oficiales, como Fars, que aseguran que toda la capital está en calma. "La Policía tiene controlada la situación y hay paz en la ciudad, sin que se haya informado de incidentes", explica.

Las noticias no pueden ser contrastadas, pues una vez más el organismo encargado de la prensa internacional ha advertido esta mañana, mediante mensajes a móviles, a todos los periodistas extranjeros que tenían prohibido trabajar en la calle. Además, las autoridades iraníes han retirado en los últimos días las acreditaciones a algunos informadores.

La nueva ola de manifestaciones se produce apenas una semana después de que la oposición iraní retomara la calle tras estar meses silenciada, en una marcha en apoyo a los alzamientos en Egipto, Túnez y otros países árabes.

Dos muertos en las protestas de principio de la semana

En las protestas del pasado lunes perdieron la vida dos jóvenes, cuya fidelidad se han disputado tanto el régimen como la oposición toda esta semana.

Según el gobierno, uno de ellos era un miembro de los milicias "Basij" y fue abatido por los disparos del grupo opositor Muyahidin Jalq (Combatientes del Pueblo).

La oposición, no obstante, indica que era seguidor del movimiento verde, e incluso ha divulgado una fotografía de su supuesto carné "Basij", que según los opositores fue falsificado.

Los grupos opositores denunciaron, asimismo, que la Policía utilizó el lunes gases lacrimógenos y munición de fogueo para dispersar a los congregados, que gritaron consignas en contra del régimen iraní y en favor de Egipto y Túnez.

El régimen, por su parte, señaló que nueve agentes de seguridad fueron heridos y admitió que se practicaron numerosas detenciones.

La oposición acusó, igualmente, al régimen iraní de "hipocresía", ya que ha apoyado las manifestaciones populares en Túnez y Egipto, pero impide las que convocan los opositores.

Los diputados piden procesar a los opositores

El martes, decenas de diputados iraníes exigieron en la Cámara el procesamiento de los líderes opositores, quienes no pudieron asistir a la marcha ya que fueron bloqueados e incomunicados por la Policía en sus respectivos domicilios.

Los parlamentarios pidieron que se acuse a los responsables de las manifestaciones de "atacar al régimen", un delito que en el código penal iraní puede acarrear la pena de muerte.

Las mencionadas manifestaciones de este dopmingo en Teherán han sido convocadas por "el consejo coordinador de la esperanza del movimiento verde", grupo opositor hasta la fecha desconocido.

En un comunicado difundido a través de las web opositoras, se afirmó que el motivo era honrar la memoria de las dos personas muertas en la movilización del lunes

El mencionado consejo coordinador había animado a los iraníes a que conviertan la marcha del domingo en "una muestra decisiva" del apoyo a Musaví y Karrubí "en el camino hacia la libertad y la dignidad humana", pese a que el Ministerio de Interior advirtió que las fuerzas de Seguridad harían frente a cualquier movilización.

Noticias

anterior siguiente