Enlaces accesibilidad

Las protestas retoman las calles de Irán pese a la represión del régimen

  • El Gobierno asegura que los manifestantes serán castigados
  • La oposición asegura que seguirá luchando en la calle

Por
Las protestas vuelven a Irán pese a la represión del régimen

La oposición iraní ha vuelto a echarse a la calle, en solidaridad con el pueblo de Egipto y de Túnez, pese a que el régimen advirtiera que quedaban prohibidas y que, además, sometiera a arresto domiciliario a los líderes opositores Mousaví y Karrubí.

El lunes las primeras protestas se cobraron la vida de una persona y este miércoles se han dado enfrentamientos entre partidarios y opositores del régimen, algo que no ha hecho sino aumentar la tensión en Irán. Un país al que ahora la diplomacia internacional mira para, en líneas generales, pedirle al Gobierno que escuche a su pueblo. Al menos así se lo han transmitido desde EE.UU. y Europa.

Irán, firme en la represión

Pero Irán, lejos de escuchar, ha dejado claro que no se quedará quieto. El fiscal general del Estado y portavoz del Poder Judicial, Gholam Husein Mohseni Ejei, ha reiterado este miércoles que los responsables de los enfrentamientos desencadenados el lunes durante una manifestación convocada por la oposición serán castigados.

En declaraciones a los periodistas tras una reunión con los jefes de la Policía, el clérigo también ha acusado a Estados Unidos e Israel de ser los causantes de los enfrentamientos.

"Los elementos que están detrás de los incidentes deber ser castigados, ya que los disturbios, la inseguridad, los daños a la propiedad pública y la invitación al caos no debe ser ignorada", ha sentenciado.

"Aquellos que van acompañados de Estados Unidos, de los sionistas y de los enemigos de la revolución el pasado año y el año de la sedición (2009) han cometido un enorme crimen", ha agregado Ejaei, citado por la agencia de noticias local Fars.

Además, el pasado martes, decenas de diputados iraníes pidieron el procesamiento de los líderes opositores Mir Husein Musaví y Mehdi Karrubí, a los que acusan de sedición, un delito que según el código legal local puede acarrear la pena de muerte.

Y para dejar claro su postura, los partidarios del régimen han convocado una manifestación a favor del gobierno para este viernes.

La oposición seguirá manifestándose

Por su parte, los líderes de la oposición iraní Husein Musaví y Mehdi Karrubí, que encabezan el "movimiento verde", han asegurado este miércoles que no tienen miedo de las amenazas del régimen y por ello han instado a continuar con las protestas tras la del pasado lunes.

"Declaro que no tengo miedo ante ningún tipo de amenaza y que, como soldado de esta gran nación durante los últimos 50 años, estoy dispuesto a pagar cualquier precio", ha afirmado Karrubí en un comunicado colgado en su sitio web Sahamnews.org

Karrubí, que ha sido dos veces presidente de la Cámara de diputados, ha afirmado: "Os advierto antes de que sea demasiado tarde, quitaros los tapones de vuestros oídos y escuchad la voz del pueblo. La violencia y la oposición contra los deseos del pueblo solo funcionara durante cierto tiempo".

En los mismos términos se ha pronunciado su colega Musaví, quien ha afirmado que la manifestación del pasado lunes "es otro éxito del movimiento verde".

"Este gran movimiento está siendo atacado desde dos frentes, las autoridades que solo se ocupan de sus intereses y por los extranjeros, que tratan de sacar beneficios", ha señalado.

"Ambos tratan de vincularlo con el sionismo y con Estados Unidos, pero el movimiento verde siempre se ha mantenido alejado de los extranjeros y su objetivo es recuperar los valores de la revolución de 1979", ha sentenciado.

Noticias

anterior siguiente