Enlaces accesibilidad

Jáuregui, favorable a poner límites a la transparencia a raíz de Wikileaks

  • El ministro de Presidencia, partidario de abrir un debate sobre las filtraciones
  • "La política debe ser transparente, pero no todo debe ser contado", dice

Por

El ministro de la Presidencia, Ramón Jaúregui, es partidario de abrir un debate a raíz de la difusión de los papeles secretos del Departamento de Estado de los EEUU por parte de Wikileaks, debate para el que aporta una reflexión: "la política debe ser transparente, pero no todo debe ser contado".

En una entrevista con la agencia EFE, Jaúregui se muestra partidario de limitar la difusión pública de determinados documentos que afectan a la actividad política de los estados, ya sea nacional o internacional -como es el caso de los "papeles de Wikileaks"- puesto que hacen mella y perjudican la gestión política.

Transparencia, sí; pero la transparencia radical puede distorsionar y perjudicar gravísimamente

"Transparencia, sí; pero la transparencia radical a todo y para todo puede distorsionar y perjudicar gravísimamente la política, y no digamos la política internacional", asevera el ministro.

Por ello apuesta por abrir un debate respecto a las fronteras que nunca deberían superarse, y cita como ejemplo el caso de que se difundieran los detalles de las negociaciones sobre el Irán nuclear. "Si todo fuera transmisible cada día no podría haber negociaciones políticas", añade el responsable de Presidencia.

Que se aplique a todos los ámbitos

Jáuregui va incluso más allá, porque opina que "si todo puede ser contado, o todo debe ser contado, o tenemos derecho a saberlo todo, apliquémoslo a todos los ámbitos, a todos". Y aquí cita los consejos de administración de los periódicos, los consejos de redacción cuando deciden un determinado editorial o los máximos órganos de decisión de las empresas.

Pero es el ámbito internacional el que más preocupa al ministro, quien hace notar que en política internacional "la elaboración de la decisión política y muchas de las negociaciones exigen ámbitos de discreción".

Wikileaks y España

En el caso de España, donde la difusión de algunos documentos que ha sacado a la luz Wikileaks ha permitido conocer las supuestas maniobras de los EEUU para influir en la toma de decisiones del poder judicial y político, el ministro admite que el Gobierno se ha visto "sorprendido y en parte molesto" por su contenido.

No había lesiones a un quehacer honesto y bastante transparente

Jáuregui considera que los cables enviados por la Embajada de los EEUU en Madrid son "manifestaciones de parte" de interlocutores norteamericanos sobre sus encuentros con autoridades españolas.

Asegura el titular de Presidencia que el Gobierno "no ha sufrido ninguna crisis" por estas revelaciones, puesto que más allá de las manifestaciones de los diplomáticos de EEUU "no había lesiones a un quehacer honesto y bastante transparente" por parte del Ejecutivo.

Ramón Jáuregui concluye: "al mismo tiempo que se reclama libertad y transparencia en general también es bueno reivindicar límites a la transparencia en la elaboración de las decisiones políticas". Y admite, en este sentido, que su opinión pueda verse como algo "heterodoxo" ante una "cierta cultura reivindicativa de que todo es libertad, todo es gratis, todo es posible y la transparencia no tiene límites".

Noticias

anterior siguiente