Enlaces accesibilidad

Montilla hace autocrítica y carga contra sus socios del tripartito

  • Lamenta la hostilidad del PSOE en la gestación del segundo tripartito
  • Pide a sus compañeros que apuesten por la renovación por la vía municipalista
  • Admite "falta de liderazgo y de cohesión interna" en algunas crisis puntuales

Por

El presidente en funciones de la Generalitat y primer secretario del PSC, José Montilla, ha hecho este domingo autocrítica de su gestión en la Generalitat y ha cargado contra ERC e ICV, sus socios de gobierno, a quienes ha acusado de haberse preocupado más de sus intereses que de gobernar.

Montilla ha hecho estas declaraciones durante la presentación del informe político con el que ha dado inicio al consejo nacional del partido, y en el que también ha hecho autocrítica por su "falta de liderazgo" en el gobierno catalán en crisis puntuales como las nevadas, el incendio de Horta de Sant Joan y la Ley de Educación de Cataluña.

En su balance político, ha criticado también a CiU, de quien ha augurado que mostrará "su cara más sectaria" con la victoria del 28-N, después de haber ejercido "una oposición desaforada para intentar deslegitimar al gobierno".

Montilla ha reconocido haber sido "claramente derrotado" en los últimos comicios, resultado que también ha atribuido a errores propios de liderazgo, de comunicación, de conexión con la sociedad y a desavenencias con el PSOE.

Lamenta hostilidad PSOE

Montilla ha recordado que la legislatura ya empezó de manera "no fácil" con la gestación de la renovación del pacto tripartito en un contexto de "hostilidad e incomprensión aquí en nuestra casa y fuera de nuestra casa, por parte de nuestros adversarios políticos y parte de nuestros amigos políticos, también".

El todavía presidente catalán ha admitido que ha tenido que luchar durante los cuatro años de legislatura contra la falta de cultura de gobierno de coalición, con unos socios más pendientes de su propio electorado que de gobernar y tomar decisiones impopulares, una práctica que su partido, ha remarcado Montilla, sí ha llevado a cabo.

A su vez, Montilla ha admitido "falta de liderazgo y de cohesión interna" en algunas crisis puntuales y ha puesto de manifiesto "cierta incapacidad de comunicar" por parte de su gobierno, aspecto que ha atribuido a la falta de un conseller con funciones de portavoz.

Sobre su relación con el Gobierno, Montilla ha señalado que el ejecutivo central "no puso las cosas fáciles" en algunos temas relevantes como la financiación, el desarrollo del Estatut o la sentencia del Tribunal Constitucional.

En este sentido, ha destacado que, si bien la mayoría de estos casos han tenido un desenlace "positivo", han llevado consigo un proceso negociador "agotador", que ha "desgastado" tanto al ejecutivo catalán como al español.

Apuesta renovación por vía municipalista

De cara al futuro, Montilla ha garantizado una oposición seria con la mano tendida al próximo gobierno catalán y ha instado a sus compañeros de partido a recuperar complicidades y sumar sensibilidades, volviendo a escuchar a la gente y vinculando el proyecto socialista a la política de proximidad municipal.

En este sentido, Montilla ha pedido a sus compañeros de partido que hagan una apuesta clara por el municipalismo y que centren sus esfuerzos a lograr un buen resultado en los próximos comicios locales del mes de mayo.

"Estas elecciones son una oportunidad para favorecer nuestro proceso de renovación y reflexión, no sólo porque los resultados favorecerán o debilitarán liderazgos, sino porque buena parte del camino de renovación política que tenemos que hacer lo tenemos que vincular a la proximidad", ha indicado Montilla.

Por todo esto, Montilla entiende que las municipales de mayo suponen una oportunidad "para tratar de hacer las cosas mejor", volver a escuchar a la gente y recuperar su lenguaje.

Noticias

anterior siguiente