Enlaces accesibilidad

La boda de Guillermo y Kate, una inyección de "alegría" y de 730 millones de euros

       
  • La boda supondrá un impulso para el turismo y el comercio 
  •    
  • Los anti-monárquicos piden que la Casa Real financie el enlace

Por
Los comercios británicos ya han comenzado a vender souvenirs del enlace entre el príncipe Guillermo y Kate.
Los comercios británicos ya han comenzado a vender souvenirs del enlace entre el príncipe Guillermo y Kate. REUTERS REUTERS/Darren Staples

Un impulso para el turismo, para el comercio minorista y, en general, para la economía británica. La boda del príncipe Guillermo Kate Middleton, no sólo servirá a los británicos para distraer su atención de la crisis y los planes de ajuste del gobierno conservador que ha calificado el enlace de una "gran alegría", sino que reportará unos 730 millones de euros (620 millones de libras) a la economía del país.

Los expertos calculan que el enlace, anunciado este martes por la pareja portada de todos los diarios internacionalesbeneficiará al turismo con destino al Reino Unido y, además, tan sólo con la venta de recuerdos para conmemorar tan señalada fecha -previsiblemente el próximo julio- los comercios minoristas ingresarán entre 14 y 21 millones de euros.

Neil Saunders, director de consultoría de Verdict, la empresa que ha  llevado a cabo el estudio, ha afirmado que "resulta difícil calcular el  beneficio que reportarán el anuncio del compromiso y la posterior boda,  pero sólo en alimentos, vino y champán comprado para brindar por la  felicidad de la pareja el aumento de las ventas podría alcanzar los 360  millones de libras (423 millones de euros)".

Y es que la Casa Real británica cuenta con miles de admiradores en todo el mundo que, según las consultora, están dispuestos a viajar a Reino Unido para el enlace o comprar alguno de los muchos artículos de recuerdo que ya se han comenzado a fabricar.

Saunders opina que "los tiempos han cambiado mucho desde que se casaran Carlos y Diana, pero mucha gente aún celebrará con entusiasmo el enlace, lo que se materializará en un aumento de las ganancias".

Un evento para público de todo el mundo

Los beneficios adicionales procedentes del turismo podrían suponer un montante de 216 millones de libras (unos 254 millones de euros) y en total, el aumento del consumo podría alcanzar los 620 millones de libras en los próximos meses.

"Aunque pueda parecer mucho dinero, no hay que olvidar que se trata de un evento que atraerá a un público masivo no solo británicos, sino de todo el mundo", ha puntualizado Saunders.

La oficina de turismo de Londres, Visit London, ha calculado que el  impacto turístico del enlace para la capital británica será de entre 30 y  50 millones de libras (35-58 millones de euros) por el incremento de  visitantes en los próximos meses.

Con una media de 500.000 visitantes por día, la oficina de turismo  prevé que Londres supere las cifras de hace 30 años, cuando el enlace  del príncipe Carlos y Diana atrajo a la capital 600.000 visitantes más  del promedio normapara aquella época.

Hasta aquí, los beneficios. Pero, la otra pregunta es ¿cuánto costará la boda al pueblo británico?

Que los Windsors se aprieten el cinturón

A diferencia de la Casa Real española, que tiene asignada una partida específica en los Presupuestos Generales del Estado, la monarquía británica se financia, además de con los impuestos de los contribuyentes, con sus propios ingresos.

Por esta razón, los anti-monárquicos británicos ya han pedido que a los Windsors que costeen con su dinero la boda del príncipe Guillermo y Kate.

El grupo Republic defiende que el enlace es un "asunto privado" y que no que se debe espera que los contribuyentes paguen por él.

"Si a la gente se le ha dicho que se apriete el cinturón, si el gobierno no para de crear parados, si los gastos sociales están siendo recortados, sería demencial que el gobierno se gastara un sólo céntimo en la realeza en este momento", ha declarado Grahan Smith, miembro de la organización.

La pareja, "consciente de la situación económica"

Por parte del grupo la Alianza de Contribuyentes, considera que los británicos pueden asumir ciertos costes de la ceremonia, como la seguridad, pero que una celebración "fastuosa" en estos tiempos de austeridad sería inapropiada.

Un portavoz del Palacio de Saint James ha declarado que la pareja será "consciente de la situación económica" que atraviesa el país y que el coste total del enlace no se conocerá hasta que no se diriman elementos tan importantes como el lugar del evento.

Sin embargo, también cabe la posibilidad de que, al tener ingresos propios al margen de los presupuestos del Estado, la monarquía británica nunca haga público el coste de la ceremonia.

Entre los lugares más probables para la celebración del enlace se barajan la Catedral de Saint Paul, en la que se casaron el príncipe Carlos y Diana de Gales en 1981; la Abadía de Westminster, donde tuvo lugar la boda de la reina Isabel II; o incluso la iglesia Saint Clement Danes, lugar de ceremonias de la Real Fuerza Aérea (RAF) británica, de la que forma parte Guillermo como piloto de helicópteros.

Noticias

anterior siguiente