Enlaces accesibilidad

Benedicto XVI pide la unidad de los cristianos en el corazón del anglicanismo

  • Ha estado en el templo aglicano de la Abadía de Westminster
  • Es la primera vez que un Papa visita este lugar

Por
El Papa pide la unidad de los cristianos en el segundo día de su visita al Reino Unido

Benedicto XVI ha vistado este viernes el más importante templo del anglicanismo, la londinense Abadía de Westminster, donde ha implorado la unidad de los cristianos y ha destacado la importancia de testimoniar el mensaje de Cristo en una sociedad "cada vez más indiferente e incluso hostil al mismo".

Esta visita tiene una especial relevancia ya que es la primera vez que un Papa visita este lugar.

Ceremonia real

Acompañado del arzobispo de Canterbury y primado de la Iglesia anglicana, Rowan Williams, y otros arzobispos anglicanos, Benedicto XVI ha participado en una ceremonia ecuménica en el monumental templo donde fueron coronados la mayoría de los monarcas ingleses desde 1066, incluido Enrique VIII, el rey que rompió con el Vaticano y se proclamó cabeza de la Iglesia de Inglaterra.

"Vengo como peregrino de Roma para rezar ante la tumba del rey san Eduardo el confesor y unirme a vosotros para implorar el regalo de la unidad entre los cristianos", ha declarado el Papa ante unas 2.000 personas, entre ellas algunos miembros de la familia real británica, que asistieron al acto.

En referencia al lugar, el obispo de Roma ha asegurado que la arquitectura e historia de la abadía de San Pedro de Westiminter -su nombre completo- hablan de manera elocuente de la herencia común de fe y recuerda a católicos y anglicanos que los que les une a Cristo es más de lo que les separa.

El mensaje cristiano

Benedicto XVI ha recordado tambien que este año se cumple el centenario del movimiento ecuménico moderno.

Al respecto, tras resaltar los progresos alcanzados, ha afirmado que son conscientes de lo mucho que todavía queda por hacer, las decepciones y los signos de esperanza que han marcado el camino ecuménico.

"En un mundo caracterizado por una creciente interdependencia y solidaridad y en una sociedad cada vez más indiferente o incluso hostil al mensaje cristiano, tenemos que proclamar con renovada convicción la realidad de nuestra reconciliación y liberación en Cristo y proponer el Evangelio como la clave de un desarrollo humano auténtico e integral", ha sentenciado el Papa.

Noticias

anterior siguiente