Enlaces accesibilidad

China se resigna ante las peores inundaciones en 12 años y espera una nueva tormenta

  • El Gobierno cifra en 701 los muertos por las precipitaciones en 2010

Por
Un niño duerme en un sofá en las calles inundadas del ayuntamiento de Chongqing.
Un niño duerme en un sofá en las calles inundadas del ayuntamiento de Chongqing. REUTERS REUTERS

China vive la peor temporada de lluvias desde 1998, con unas inundaciones que en lo que va de año han provocado la muerte de 701 personas y la desaparición de otras 347, y la situación puede agravarse aún más, según reconoció ha reconocido el Gobierno, que ha advertido de la llegada de una nueva tormenta en el sur del país.

En concreto, la tormenta tropical Chanthu se espera que llegue a tierra en las provincias de Guangdong y Hainan este jueves, y podrían ganar fuerza mientras se extienden por el sur del mar de China, por lo que el Gobierno ha pedido a los ciudadanos que no salgan a la calle.

Estas precipitaciones son el último eslabón de una serie histórica de tormentas caídas en 27 provincias han afectado a 117 millones de personas y han obligado a reubicar a más de 8 millones.

Las pérdidas materiales directas suman 142.200 millones de yuanes (16.280 millones de euros), con 645.000 viviendas derrumbadas y siete millones de hectáreas de cultivo anegadas.

Estos datos sólo son comparables, en la historia reciente de China, con la situación vivida hace doce años, cuando las inundaciones centradas en el río Yangtsé, el de mayor caudal del país, mataron a 4.150 personas y provocaron la evacuación de más de 18 millones.

Registros históricos

Sin embargo, Liu Ning, director de la Oficina Estatal de Control de Inundaciones, ha declarado en rueda de prensa que la situación sigue siendo crítica, ya que todavía está por llegar el período del año que tradicionalmente trae más lluvias al país, entre finales de julio y principios de agosto.

"En el sur de China las lluvias son un 30% superiores a los registros históricos medios", ha apuntado Liu, que remarcó que, debido a los persistentes aguaceros, el país tiene 230 ríos cuyo caudal supera el nivel de alerta.

Además, otros 25 ríos, entre ellos algunos tan importantes como el río de la Perla (sur) y el Huaihe (centro), registran niveles superiores a cualquier medición histórica.

El enorme flujo de agua en los ríos reventó seis presas de pequeño tamaño a lo largo de todo el país, aunque se han descubierto problemas en otro millar de instalaciones similares.

"Existen eslabones débiles. Necesitamos reforzar muchos pequeños y medianos diques", ha aseverado el funcionario.

Las Tres Gargantas resisten

El responsable chino ha elogiado, sin embargo, el papel de la presa de las Tres Gargantas, el proyecto hidrológico más grande del mundo, que el martes anotó un récord con la recepción de 70.000 metros cúbicos de agua por segundo, superior a los 63.000 metros cúbicos de 1998.

Estas cantidades suponen el primer gran examen de la obra, ubicada en el centro del país, desde que entró en pleno funcionamiento en 2008.

Las previsiones meteorológicas no son halagüeñas y los servicios de meteorología han advertido de que las lluvias continuarán en el sur y centro del país -la zona más afectada hasta la fecha- pero también se desplazarán al norte.

"Debemos anticipar desastres graves", aha advertido Liu, en referencia a los temporales del norte del país, una zona más árida y poco acostumbrada a las precipitaciones y crecidas súbitas de los ríos.

Noticias

anterior siguiente