Enlaces accesibilidad

Google entra en la guerra de los vídeos

  • Presenta el proyecto gratuito WebM
  • Permitirá ver vídeos sin necesidad de reproductor
  • Se enfrenta al formato al adoptado por Apple y Microsoft

Por

Una de los principales anuncios hechos este miércoles durante la conferencia para desarrolladores Google I/O, que se celebra hasta hoy jueves en San Francisco, se refiere a la puesta en marcha del proyecto WebM, que pretende determinar el futuro del vídeo en la web.

El lenguaje propio y abierto de Internet, el HTML, posibilita en su versión 5 la reproducción de vídeo directamente en el navegador web, sin necesidad de recurrir a programas y extensiones de terceros -cerradas y propietarias- como Flash, una de las más utilizadas con este fin.

El HTML5 permite la reproducción de vídeo directamente en el navegador

La publicación y visualización de vídeo en la web sin necesidad de reproductores específicos más allá del navegador web es importante porque significa que Internet sigue evolucionando con su propio lenguaje abierto y al alcance de cualquiera.

También esto amplía el número de dispositivos y configuraciones que pueden disfrutar del vídeo vía web, sin depender de que existan reproductores determinados para cada plataforma o versión de sistema operativo.

El gesto de Google ayuda precisamente a que esto sea así: facilita y abarata hasta lo gratuito la implementación de vídeo para la web.

Pero de momento, lejos de ser la solución definitiva, más bien abre una nueva guerra de formatos entre WebM y H.264, formato que hasta ahora se resistía a convertirte en el estándar porque no contaba con un apoyo total -no con el de Firefox, por ejemplo-, pero que aún así actualmente se utiliza en diversos tipos de dispositivos, incluyendo cámaras, teléfonos y reproductores.

WebM vs. H.264, nueva guerra de formatos

El formato WebM propuesto por Google posibilita la reproducción de vídeo y audio directamente en los navegadores Chrome, Safari y Firefox.

Uno de estos tres navegadores es todo lo que se necesita para acceder y visualizar directamente los vídeos en este formato. Sin embargo la codificacion H.264 es el formato adoptado por Apple y Microsoft y, por extensión, el soportado nativamente por sus navegadores Safari e Internet Explorer.

Esto no significa que estos navegadores no puedan reproducir también WebM/VP8, sino que, de admitirlo, será necesario instalar un códec, posibilidad ya anunciada por Microsoft.

A diferencia de H.264, WebM cuenta con la ventaja de ser gratuito. Su principal atractivo por tanto es que aquellos que deseen publicar vídeos en la web significa que podrán codificar sus vídeos en este formato con aplicaciones libres de coste de licencia o royalties.

WebM además también llevará este formato de vídeo a reproductores locales y a otras plataformas como Android, el sistema operativo para móviles y, como ya sucede con H.264, podrá ser acelerado por hardware, lo que mejorará aún más el rendimiento en relación a la calidad del vídeo con un menor consumo de recursos, algo especialmente importante en dispositivos móviles alimentados por batería.

Noticias

anterior siguiente