Enlaces accesibilidad

El ex gerente del Instituto Catalán del Suelo califica Pretoria como una "comedia de enredos"

  • Así lo ha asegurado el abogado del ex alto cargo socialista
  • El ex alcalde de San Andreu explica a Garzón "sus decisiones políticas"

Por

La defensa del ex gerente del Instituto Catalán del Suelo, Emili Mas, ha asegurado que la causa que instruye el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón contra la presunta trama de corrupción 'Pretoria' es "una especie de comedia de enredos con graves consecuencias" que confió "termine lo más pronto posible".

"Confiamos en que el señor Garzón y el fiscal están en esta línea y al final quedará todo aclarado", ha señalado el letrado de Mas, Joan Castelló, a la salida de su cliente de la Audiencia Nacional. El ex alto cargo socialista, al que se atribuyen actividades prohibidas a funcionarios públicos, se ha mostrado "tranquilo"  y ha preferido no hacer declaraciones. 

Mas, que renunció el miércoles a su cargo y fue suspendido de militancia por el PSC después de que trascendiera su imputación, ha comparecido durante apenas veinte minutos ante Garzón y el fiscal Anticorrupción Luis Pastor, que renunció a pedir la imposición de medidas cautelares, tal y como ha hecho con el resto de nuevos  imputados.

El ex alcalde de San Andreu explica a Garzón "sus decisiones políticas"

El ex alcalde de Sant Andreu de Llavaneres Víctor Ros (PP), acusado de asociación ilícita, fraude fiscal y exacciones ilegales en la supuesta trama de corrupción urbanística del denominado "caso Pretoria", ha asegurado que ha aclarado todas sus "decisiones políticas" ante el juez Baltasar Garzón.

"He pensado mucho en mi familia y en el pueblo de San Andreu de Llavaneres, que es lo más importante de todo", ha manifestado a los periodistas tras comparecer durante poco más de media hora ante Garzón. 

El juez  no ha adoptado ninguna medida cautelar contra él ya que el fiscal anticorrupción Luis Pastor no ha reclamado ninguna.

"Cómodos y tranquilos"

Su abogado Artur Ventura, tras asegurar que "están cómodos y tranquilos", ha explicado que es normal que el magistrado quiera interrogar a su cliente, puesto que investiga una supuesta trama de corrupción urbanística que operaba en Sant Andreu de Llavaneres, Santa Coloma de Gramenet y Badalona, donde, según Garzón, defraudó un total de 44.754.000 euros.

Ros, contra quien se han presentado varias denuncias por temas urbanísticos, ha negado tener alguna relación con cualquiera de los otros imputados en la causa -que ya ascienden a veinte- y, por tanto, que pudiera formar parte de la presunta trama.

Antes del ex edil ha comparecido ante Garzón el ex concejal socialista de San Andrés de Llavaneres Antoni Jiménez, al que Garzón también imputa los delitos de asociación ilícita, fraude fiscal y exacciones ilegales, y para quien el fiscal anticorrupción tampoco ha solicitado ninguna medida cautelar.

Jiménez no ha querido hacer ninguna manifestación a su salida del juzgado.

Noticias

anterior siguiente