Enlaces accesibilidad

Los opositores iraníes vuelven a salir a la calle bajo el grito de 'Muerte al dictador'

  • Cientos de manifestantes pro-Mousaví se agolpan en la plaza Varak de Teherán
  • La Policía antidisturbios se ha desplegado y les pide que se dispersen
  • Hace tan sólo 24 horas Ahmadineyad juró el cargo ante el parlamento
  • El Gobierno cierra una de las principales asociaciones de periodistas del país

Por
Cientos de partidarios de la líder de la oposición iraní Mirhussein Mousaví han coreado "muerte al dictador" en la céntrica plaza Vanak de Teherán, según varios testigos, un día después de Mahmoud Ahmadinejad jurase como presidente.

"Cientos de personas se encuentran en la plaza. Otros están haciendo sonar las bocinas de los coches", han precisado los testigos, que han detallado que cientos de policías antidisturbios se encuentran en la zona. 

Los testigos han detallado que la Policía trata de dispersar a los manifestantes amenazándoles con ser detenidos si no abandonan la zona.  

Los agentes se han distribuido por las principales plazas de Teherán para evitar las manifestaciones de partidarios de Mousaví, que ha declarado junto con el otro candidato opositor, Karoubi, que el próximo gobierno de Ahmadineyad será "ilegítimo", desafiando al líder supremo, el ayatolá Ali Jamenei, que ha respaldado al líder electo.

Irán cierra una asociación de periodistas

Estas manifestaciones se producen el mismo día que las autoridades iraníes han cerrado una de las principales asociaciones de periodistas del país, una acción que ya ha sido condenado la Federación Internacional de Periodistas (FIP), que también ha instado a Irán a liberar a 42 periodistas actualmente encarcelados. 

Hombres armados irrumpieron y cerraron las oficinas de la Asociación de Periodistas iraníes en la tarde del miércoles, según ha confirmado un miembro de la asociación.

"Las medidas adoptadas por el Gobierno contra los medios de comunicación y periodistas erosionan aún más la credibilidad y la posición del Gobierno nacional ante la opinión pública mundial", denuncia la FIP en un comunicado.

Irán ha detenido a decenas de líderes políticos reformistas, periodistas, abogados y activistas desde que se celebraron las elecciones presidenciales.

"Irán no debe hacer los periodistas chivos expiatorios de los problemas políticos", concluye la FIP.

Noticias

anterior siguiente