Enlaces accesibilidad

Al menos 34 muertos en los disturbios entre nativos y policías en el norte de Perú

  • Los fallecidos ascienden a 25 indígenas y nueve efectivos policiales
  • Los nativos protestan contra una serie de decretos legislativos
  • Consideran que atentan contra su derecho a ser consultados sobre sus tierras
  • El ministerio del Interior ya ha enviado refuezos policiales y médicos a la zona
  • El Gobierno ha confirmado que hay 38 policías secuestrados por indígenas

Por
Al menos 34 muertos en los disturbios entre nativos y policías en el norte de Perú
El número de muertos por los enfrentamientos entre la policía y los nativos amazónicos alzados en protesta ha aumentado este viernes a 34, de los cuales 25 son indígenas y nueve son efectivos policiales, según han informado fuentes oficiales.

Los nativos protestan desde el pasado 9 de abril contra una decena de decretos legislativos que consideran que atentan contra su derecho a ser consultados sobre sus tierras.

La ministra del Interior, Mercedes Cabanillas, ha informado a Radio Programas del Perú (RPP) que el número de policías muertos en una carretera del norte selvático cercana a Bagua se ha elevado en las últimas horas a nueve.

Por otra parte, el Colegio Médico de Chachapoyas, en la región donde ocurren los hechos, ha informado a la emisora de que el número de nativos fallecidos en los combates es de 25.

El director de la policía peruana, José Sánchez, ha declarado a Canal N que también hay 45 efectivos policiales heridos, de los cuales 19 tienen heridas de bala. Sánchez ha explicado que los policías muertos fueron atacados por un millar de nativos en un cerro a primera hora de la mañana, quienes los rodearon y dispararon.

El el presidente del Consejo de Ministros, Yehude Simon, ha confirmado que un grupo de 38 policías peruanos que custodiaban una estación petrolera en la región Amazonas están secuestrados por indígenas alzados en una larga protesta.

En rueda de prensa, Simon ha dicho que los nativos amazónicos han amenazado con quemar la estación petrolera, mientras que su colega del Interior, Mercedes Cabanillas, ha informado que son cerca de un millar los indígenas que retienen a los vigilantes.

Refuerzos policiales y medicamentos

La ministra ha confirmado que dos naves de la Fuerza Aérea Peruana han sido enviados a la ciudad de Bagua para llevar medicamentos y equipos médicos, además de refuerzos policiales. Cabanillas también ha informado que un piquete del Ejército ha llegado a resguardar una estación de bombeo de petróleo, junto a unos 46 policías.

La autoridad del Interior ha pedido a los medios de comunicación y a las autoridades de Bagua que controlen a la población, porque varios gremios se han unido a los nativos en las protestas y se mantienen movilizados en la ciudad.

En tanto, un portavoz del Colegio Médico de Chachapoyas ha dicho a Radio Programas del Perú que un equipo de seis médicos ha salido de esa ciudad rumbo a Bagua Grande para ayudar en la atención a los heridos, pero temen que no lleguen a su destino por los bloqueos en los caminos.

No hay cifra definitiva de muertos

El presidente de la Junta de Fiscales superiores de la región Amazonas, Oswaldo Bautista, ha declarado que la Fiscalía aún no ha establecido una cifra definitiva de muertos porque están procediendo todavía al levantamiento de cadáveres en tres puntos distinos: Bagua Grande, Bagua Chica y la misma carretera.

Por su parte, una fuente del hospital Gustavo Lanatta de Bagua Chica ha informado que han recibido a 42 heridos, 15 de ellos por bala, y tres fallecidos, entre los cuales hay un policía y dos civiles.

Esa fuente médica ha explicado que los muertos, que calculó "entre 20 y 25", siguen en la carretera donde se produjeron los disturbios (en la zona conocida como la Curva del Diablo) porque la fiscalía todavía no ha podido llegar hasta el lugar.

Noticias

anterior siguiente