Enlaces accesibilidad

Sarkozy afronta las elecciones europeas con la victoria asegurada

Por
Sarkozy, durante un mitin sobre las elecciones europeas celebrado en Nimes.
Sarkozy, durante un mitin sobre las elecciones europeas celebrado en Nimes. REUTERS REUTERS
Está a punto de comenzar la campaña electoral para las próximas elecciones europeas. De los 736 diputados que prevé el actual tratado de Niza para un Parlamento que se presenta como institución clave de la Unión Europea, a Francia le corresponde elegir a 72: seis menos de los que tiene en la actualidad.

Pero los franceses, al igual que otros muchos ciudadanos europeos, no parecen entusiasmados ni le dan demasiada importancia a estos comicios. De hecho, suelen utilizar esta cita con las urnas para castigar al Gobierno de turno, votar a partidos minoritarios o, directamente, caer ante la tentación de la abstención, como pasó en el 2004, cuando la participación no llegó ni a la mitad de los electores. De ahí que, como también pasa en otros muchos países europeos, la lectura nacional de estas elecciones se convierta en inevitable.

En estos días previos, en Francia, los periódicos -y los políticos- se han preocupado más por los sondeos, que por los programas electorales de los partidos. ¿Por qué será...? Sobre todo, para aprovechar y hacer balance de los dos años de Sarkozy en el Elíseo, y tratar de extrapolar los resultados de junio a los que se puedan dar en el 2012, con las elecciones presidenciales.

La UMP, el partido de Nicolas Sarkozy, aparece a la cabeza de todas las encuestas, rozando -pero sin superar- el 30% de los votos. En los anteriores comicios europeos obtuvieron un 16%, y en la primera vuelta de las presidenciales, un 31%. Sarkozy ya ha dicho que se va a volcar en la campaña electoral: es consciente de que él es el único capaz de movilizar a su electorado y asegurar, al menos, un 25% de las papeletas.

Para lograrlo, recurrirá una vez más a su presidencia de turno de la Unión Europea en el semestre pasado para sacar pecho. Incluso es ilustrativo el lema de campaña que han elegido: "Cuando Europa quiere, puede". Y también contará con su amiga-aliada Angela Merkel... Otro asunto a tener en cuenta es la remodelación de Gobierno que tendrá que hacer, porque la lista de sus candidatos europeos está encabezada por Michel Barnier, ministro de Agricultura, y Rachida Dati, de Justicia.

Detrás de Sarkozy

Lo más interesante viene después. ¿Quién conseguirá hacerle sombra a la UMP de Nicolas Sarkozy? Según los sondeos, el Partido Socialista se sitúa cinco o seis puntos por debajo, fruto en parte de sus eternas disputas internas. Pero estos comicios son sobre todo el primer gran test para Martine Aubry: primera secretaria socialista elegida hace sólo seis meses frente a la ex candidata presidencial Ségolène Royal. De los resultados que obtengan los socialistas dependerá en gran medida la situación de fuerza y el margen de maniobra que poseerá Aubry para imponer sus tesis en el partido, de cara sobre todo a la gran cita del 2012.

Pero la gran incógnita la aporta el Movimiento Demócrata de François Bayrou: un partido de centro que aparece en las encuestas muy cerca de los socialistas. Bayrou acaba de publicar un libro que carga las tintas contra Sarkozy, y en el que parece preparar su carrera hacia el Elíseo. Y muchos creen que puede dar la sorpresa en las próximas elecciones presidenciales.

Por debajo de estos tres partidos se sitúan movimientos a un extremo y otro del espectro político como el Nuevo Partido Anticapitalista del cada vez más conocido Olivier Besancenot, o el Frente Nacional del ultraderechista Jean-Marie Le Pen. Partidos que no hay que dejar de tener en cuenta porque, en una cita con las urnas como ésta, pueden convertirse en caladero de votos para muchos desencantados con las instituciones europeas.

Noticias

anterior siguiente