Enlaces accesibilidad

Penélope Cruz, una carrera de Oscar

  • La actriz española, de 34 años, primera actriz española en levantar un Oscar
  • Lo ha logrado por su trabajo en Vicky Cristina Barcelona
  • Ya fue candidata al Oscar por su papel protagonista en Volver
  • Su carrera profesional comenzó con tan sólo 14 años

Por
Esta vez sí, Penélope lo ha conseguido. Ha ganado el primer Oscar de la historia para una actriz española y lo ha hecho gracias a su papel de Maria Elena en la película de Woody Allen, Vicky Cristina Barcelona.

La actriz española ha sido la primera en subir al escenario del Teatro Kodak de Los Ángeles y, muy emocionada, ha dedicado la estatuilla a Pedro Almodóvar, su director fetiche, con el que pronto presentará Los abrazos rotos. También ha tenido palabras para Woody Allen, Bigas Luna, Fernando Trueba y, por supuesto, para su familia.

"Os aviso que no van a ser 45 segundos", avisó la española al subir al escenario. "¿Se ha desmayado aquí alguien alguna vez o voy a ser la primera?", continuó antes de recordar que Allen ha escrito "algunos de los mejores papeles para mujeres". Previamente, Anjelica Houston había presentado la candidatura de Cruz con estas palabras: "Tras tu belleza se esconde el alma de una verdadera comediante".

Penélope no se ha olvidado de sus origenes y todo el mundo ha podido escuchar cómo la actriz española ha dedicado su Oscar a Alcobendas, la ciudad que la vio crecer y en la que, ha relatado, "me quedaba viendo esto toda la noche", en referencia a la gala de la que hoy es protagonista.

No ha querido despedirse sin dedicar, en castellano, a "todos los que sientan que esto es suyo y a todos los actores de mi país".

Con este Oscar, Penélope redondea un año repleto de galardones. Gracias a María Elena, Penélope ha ha ganado el Premio Goya, el Bafta de la Academia británica, el de los críticos de Los Angeles, el de los críticos de Nueva York y, ayer mismo, el Spirit Award, considerado el Oscar del cine independiente.

Un largo camino

Aunque parece que lleva toda la vida entre las 'glamourosas' bambalinas del cine mundial, nadie se olvida de sus precoces inicios. Con 14 años, Penélope ya trabajaba como modelo publicitaria y dio su primer salto a la fama de la mano de Mecano. En plena cresta de su ola, Nacho Cano contó con ella para el videoclip de La fuerza del destino, una de las canciones emblema del famoso grupo español.

Acababa de nacer una estrella. La adolescente Penélope, 'Pe' para los amigos, abandonó sus estudios en Alcobendas y se lanzó al mundo de la interpretación. Cristina Rota comenzó a moldear a la actriz que hoy deslumbra por su variedad de registros.

Pudimos ver sus primeros trabajos en la pequeña pantalla. Debutó con 15 en la serie de televisión en Serie rosa, bajo la tutela de Jaime Chávarri. No obstante, su 'momento' televisivo llegó con La quinta marcha, un programa juvenil que presentó junto a Jesús Vázquez.

Despega en 1992 con Jamón, jamón

Pero su meteórica carrera no ha tenido nunca un descanso. En 1992 cambia de pantalla y salta al primer plano del cine nacional. Ese año debuta en Laberinto griego, de Rafael Alcázar; rueda su primer protagonista, Jamón jamón, con Bigas Luna, y saborea su primer éxito con Belle Époque, de Fernando Trueba. 9 Goyas, Oscar a la mejor película de habla no inglesa y premio de la Unión de Actores a la mejor actriz secundaria.

Siempre inconformista, la actriz decide probar suerte fuera de nuestras fronteras. Primero en Inglaterra, con su participación en la serie Framed. Después, su particular romance profesional con Italia, donde rodó dos películas. Sus primeras experiencias fuera de España hicieron crecer a Penélope, que regresó a España para vivir su madurez en el cine nacional.

Trabajo, trabajo y más trabajo. Eso significaron los noventa para Penélope Cruz, que participó, entre otras, en películas como Allegre ma non troppo (1994), El efecto mariposa (1995), La Celestina (1996) o El amor perjudica seriamente la salud (1996).

Su progresión llamó la atención de los grandes directores españoles. Pedro Almodóvar contó con ella en Carne Trémula (1997) y, desde entonces, ha sido una de 'sus chicas'. Además, fue 'musa' de Alejandro Amenábar en Abre los ojos (1997) y La niña de tus ojos (1998) de Fernando Trueba. Con esta última recibió su primer Goya a la mejor actriz protagonista. El segundo llegaría con Volver, de Almodóvar y el tercero con Vicky Cristina Barcelona.

Llegada a Hollywood

Para entonces, Penélope ya compaginaba sus trabajos con grades directores con sus inicios en el cine estadounidense, con películas como The Hi-Lo Country (1998), con Stephen Frears, La mandolina del capitán Corelli (2001), con Nicolas Cage o Blow (2001), en la que trabajó con Johnny Deep. 

Sus inicios en Hollywood fueron emparejados con sus rumores de romances. El primero, con Matt Damon, con quien compartió trabajo en Todos los caballos bellos (2000). El segundo significó su definitivo salto a la fama. La joven y prometedora Penélope conoció al archiconocido Tom Cruise en el rodaje de Vanilla Sky (2001), el remake estadounidense de Abre los ojos.

Desde entonces, su fama se multiplicó y se convirtió en una de las habituales en las alfombras rojas. Sin embargo, su producción cinematográfica bajó el ritmo y la calidad durante la relación con Cruise. Durante estos años, No te muevas (2003) fue una nota de color entre la mediocridad. Con esta película regresó a Italia y ganó el David de Donatello a la mejor actriz y el premio del público a la mejor actriz en los Premios Europeos de cine.

Volver, el regreso de la mejor Pe

Una vez atrás el mediático romance con Cruise, el regreso de la mejor Penélope se produjo de la mano de 'su director'. Almodóvar reservó para ella un papel hecho a medida. En Volver, Penélope bordó a una chica de pueblo y cosechó las mejores críticas de su vida. La crítica fue esta vez unida al público y a los galardones. Nuevo Goya, mejor interpretación femenina en Cannes y primera candidatura de la historia de una actriz española en los Oscar.

Parecía difícil de superar o, al menos de igualar. Sin embargo, 2008 nos regaló Vicky. Cristina. Barcelona. Woody Allen en España, junto Penélope Cruz, Javier Bardem y Scarlett Johansson. Un triunfo seguro que ha sido confirmado con el Oscar logrado por la española.

Y para este año, quien sabe si el duo Penélope-Almodóvar nos deparará otra joya. Los abrazos rotos es una de las películas más esperadas del año, sobre todo después del nuevo éxito de la mejor actriz española del momento. Además, promete consolidar su posición en Hollywood con Nine, el ambicioso musical de Rob Marshall en el que comparte créditos con Daniel Day Lewis, Nicole Kidman, Judi Dench y la mismísima Sofía Loren, y cuyo estreno se fecha en diciembre con vistas a los Óscar de 2010.

Noticias

anterior siguiente