Enlaces accesibilidad

"Mi nombre es Sean Penn y quiero reclutarte" con otra gran interpretación

  • Su quinta nominación se ha convertido en Oscar al mejor actor
  • Ha actuado en medio centenar de películas y ha dirigido cinco
  • Su carrera profesional se ha visto eclipsada por su tormentosa vida privada
  • Más información en el Especial Oscar 2009

Por
Especial Oscar 2009: Sean Penn, nominado a Mejor Actor
Parafraseando una de las citas más significativas de la película, Sean Penn (California, EE.UU., 1960) parece querer 'reclutar' a todos los miembros de la Academia para que le premien por una de las mejores interpretaciones de su carrera, la del activista gay de Mi nombre es Harvey Milk.

Y lo ha conseguido. Su quinta nominación se ha convertido también en premio, un Oscar como mejor actor.

El papel de Penn en el film de Gus Van Sant, por el que opta al Oscar al Mejor Actor, es sólo comparable a los que este ya veterano actor estadounidense interpretó en Pena de Muerte (1995) -que le valió su primera nominación al Oscar como mejor actor- y Mystic River (2003) -con la que se hizo finalmente con la estatuilla tras cuatro nominaciones-.

Con alrededor de medio centenar de películas como actor y cinco como director a sus espaldas, Sean Penn se ha convertido por méritos propios en uno de los grandes de Holywood, aunque su tormentosa vida privada -estuvo casado con Madonna y ha estado en la cárcel por agredir a un extra- y su activismo político han centrado la atención mediática sobre él casi tantas veces como por cuestión de su trabajo. En política, ha sido uno de los principales opositores a la política de George W. Bush en Irak y él mismo se ha llegado a definir como "marxista-maoísta".

Tras unos comienzos en los que hay alguna que otra mancha en su currículum, como Sanghai Surprise (1986) -en la que compartía protagonismo con su ex, Madonna-, Penn ha trabajado con grandes actores y directores. Antes de Pena de muerte, Penn realizó un brillante papel de un abogado corrupto en el film de Brian de Palma Atrapado por su pasado (1993); y, años más tarde, en 1999 recibiría su segunda nominación al Oscar como mejor actor por Acordes y desacuerdos, dirigida por Woody Allen.

Su penúltima nominación al Oscar la recibió por Mi nombre es Sam (2001), en la que interpreta a un deficiente mental que lucha por mantener la custodia de su hija, un papel muy del gusto de la Academia pero que no recibió premio. Ahora, el del activista gay Harvey Milk, el primer homosexual declarado públicamente que logró un cargo público en San Francisco, le puede valer su segundo Oscar en un momento en el que vuelven a estar de actualidad los derechos gays en EE.UU.


<< Volver a la portada de candidatos del Especial Oscar 2009

Noticias

anterior siguiente