Enlaces accesibilidad

El temporal se cobra doce víctimas mortales y provoca incendios en Levante

  • Cuatro niños mueren en Sant Boi en una instalación deportiva
  • En Alicante, 14.000 personas han sido evacuadas por un incendio
  • Los cortes de luz han afectado a miles de personas
  • La AEMET mantiene la alerta aunque se espera que el temporal remita
  • En Francia han muerto dos personas por la fuerza del viento

Por
El Tiempo - 24/01/09

El temporal de viento que afecta a gran parte de la península durante este fin de semana ha provocado ya la muerte de doce personas. Entre ellas, cuatro niños, que han fallecido este sábado en Sant Boi de Llobregat, Barcelona, a causa del hundimiento de la grada de un polideportivo.

Los fallecidos, de entre 9 y 12 años de edad, jugaban al beisbol cuando se ha producido el accidente, en el que también han resultado heridas otras 15 personas.

En Cataluña han muerto siete personas desde el inicio del temporal. En Abrera (Barcelona), un hombre de 69 años ha perdido la vida tras caerle encima un árbol, mientras se encontraba en su finca, situada en la Ronda de Sant Jordi.

Por la misma causa este sábado ha muerto un hombre en la localidad barcelonesa de La Palma de Cervellón. Y este viernes, una mujer de 52 años fue aplastada en Barcelona por un muro cuando paseaba por la calle.

Víctimas en el mar y la tierra

En Galicia ha fallecido uno de los seis tripulantes que habían sido evacuados del buque "Braga", a 60 millas al noroeste de La Coruña, denido a la "fuerte escora" que presentaba el barco.

El viento también ha sido la causa de la muerte de un sargento de la Guardia Civil de servicio en Burela (Lugo), al que le ha caído un árbol mientras retiraba otro. En Vilalba (Lugo), un anciano de 82 años murió calcinado en el incendio de su casa por un cortocircuito causado por el temporal la noche del viernes.

Y en Alicante, la caída de un muro ha provocado el fallecimiento de un hombre de 51 años en el término municipal de Aigües de Busot.

En Hontoria de Valdearados (Burgos), una mujer de 73 años ha muerto al caerle una puerta en la cabeza como consecuencia del fuerte viento, según ha informado la Subdelegación del Gobierno en Burgos.

Además de los heridos en el polideportivo catalán, el temporal ha causado heridas a otras tres personas, dos de ellas en estado grave, al chocar su coche contra un árbol que se encontraba en la calzada, en Villaherreros (Palencia). El tercer herido es el conductor de un autocar de línea regular, herido leve después de que el viento lanzara un árbol contra la parte delantera de su vehículo en La Matilla (Segovia).

Incendios

Los vientos también han provocado un incendio en La Nuncia (Alicante), al caer una torre de alta tensión, y dificulta las labores de extinción de otro que se ha declarado en Genovés (Valencia).

En La Nuncia, el conseller de Gobernación, Serafín Castellano, ha anunciado que durante la noche seguirá trabajando el 100 por cien de los efectivos de emergencias, a los que en las últimas horas se han sumado 200 más, para acotar cuanto antes el perímetro del incendio. Las fuertes rachas de viento, que en ocasiones han alcanzado los 110 kilómetros por hora, dificultan las labores de extinción e impiden la actuación de los medios aéreos, tanto ligeros como pesados.

Este fuego ha obligado a desalojar a 14.000 personas de 25 urbanizaciones y el parque temático Terra Natura de Benidorm y los hoteles del complejo Villaitana.

En Valencia, efectivos de la Unidad Militar de Emergencia (UME) participan en las tareas de extinción del incendio forestal declarado esta tarde en una zona comprendida entre las comarcas valencianas de Costera y la Vall d'Albaida, según ha informado la delegación de Gobierno en la Comunitat Valenciana.

El fuego, de una magnitud "importante", afecta a los términos municipales de Genovés, Barxeta y Benigánim, y las llamas se han propagado rápidamente debido al fuerte viento y lo inaccesible que es la zona, según ha apuntado la Policía Local este último municipio.

Alerta roja en Galicia

Aunque parece que la fuerza del viento tiende a remitir, la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) mantiene activada la alerta roja por riesgo extremo en el litoral gallego y la alerta naranja por riesgo importante de vientos en toda la mitad este peninsular y Baleares.

El temporal ha causado numerosos incidentes en todo el país. En el País Vasco el viento ha alcanzado rachas de hasta 170 kilómetros hora en algunos puntos del litoral, provocando olas de más de 20 metros en el cabo bilbaíno de Matxitxako.

Cortes de electricidad

En esta comunidad unas 200.000 personas se han visto afectadas por la falta de suministro eléctrico. Según Iberdrola, en el País Vasco se han producido un total de 150 incidencias y a última hora de la tarde 32.000 clientes seguían sin suministro, 90.000 en Vizcaya. A partir de las 21.00 horas se suspenderán las labores de reparación hasta la mañana "por la seguridad de los trabajadores", por lo que municipios como Lekeitio y Bakio no tendrán suministro hasta mañana.

Durante la madrugada, otras 500.000 personas se han quedado sin suministro en Galicia, donde a mediodía aún había 286.000 usuarios sin electricidad.

En La Rioja los cortes han afectado a 40.000 personas durante la madrugada, aunque las deficiencias han sido subsanadas este sábado.

También ha sido necesaria la evacuación de cerca más de un centenar de personas en Basauri (Vizcaya) al llevarse el viento el tejado de sus casas.

35 vuelos cancelados

El transporte también se ha visto afectado por el temporal. Al menos 35 vuelos se han cancelado en los aeropuertos gestionados por AENA y otros cuatro, con destino a Ibiza, han sido desviados a otros aeropuertos.

El aeropuerto más afectado es el de Bilbao, donde se han anulado 21 vuelos, mientras que en el de San Sebastián se han cancelado otros ocho. En Pamplona se han cancelado cuatro y dos en Santander.

También el aeropuerto de Barcelona se ha visto afectado por el viento y ha tenido que operar con un sola pista durante la mañana de esta sábado aunque la situación se ha restablecido y hacia las 15:00 horas la situación era de "normalidad absoluta" y no se registraban daños, según fuentes del aeropuerto.

El intenso oleaje ha obligado este sábado a cerrar el puerto de Mahón (Menorca) y a cancelar varios barcos entre Baleares y la península. El puerto de Avilés (Asturias) ha suspendido el servicio para los barcos mercantes.

En el puerto de Andrax (Mallorca) las olas han roto el dique exterior de piedra, lo que podría provocar la entrada de grandes olas en el puerto.

Dos muertos en Francia

En el suroeste de Francia el temporal ha provocado dos víctimas mortales. Uno de ellos es un automovilista, que ha fallecido al chocar su vehículo contra un árbol, en el departamento de las Landas, mientras su acompañante ha resultado gravemente herido.

En el mismo departamento, otro hombre de 78 años ha perdido la vida al ser golpeado por un trozo de chatarra que había arrastrado el viento.

Los servicios meteorológicos franceses han asegurado que, desde que existen registros en 1999, nunca habían conocido vientos de esta magnitud en el país. Los vientos han alcanzado los 184 kilómetros hora en la localidad de Perpignan, al sur de Francia.

En esta ciudad el aeropuerto ha suspendido sus actividades, al igual que en Burdeos y Toulouse.

El tráfico ferroviario también se ha visto afectado en el sur debido a los numerosos árboles que han caído sobre las vías y que impiden el tránsito normal.

Noticias

anterior siguiente
-->