Enlaces accesibilidad

Penélope Cruz, nominada al Oscar a mejor actriz secundaria por 'Vicky, Cristina, Barcelona'

  • Las estatuillas se entregan el próximo 22 de febrero en Los Ángeles
  • La española no competirá con Kate Winslet, que le arrebató el Globo de Oro
  • Slumdog Millionaire parte como favorita a mejor película
  • Ninguna cinta española compite como mejor película extranjera
  • El curioso caso de Benjamin Button logra 13 nominaciones

Por
Segunda nominación de 'Pe' en los Oscar

La española Penélope Cruz lo ha conseguido por segunda vez. La Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas le ha abierto la puerta a los Oscar con la candidatura a Mejor Actriz Secundaria por su papel en Vicky Cristina Barcelona, de Woody Allen.

La nominación quita el mal sabor de boca que se llevó con los Globos de Oro, a pesar de que la cinta se llevó el premio a la mejor comedia. Pero era un galardón colectivo y Kate Winslet se alzó finalmente con el premio a la mejor actriz secundaria. Fue la triunfadora de la noche por partida doble. La actriz de Titanic se llevó dos Globos por su interpretación en El lector y Revolutionary Road, y ahora sube de nivel: está nominada a mejor actriz por El lector.

Penélope Cruz opta de nuevo a los oscars en su 81ª edición. Ya lo hizo en 2007 por su papel en la película Volver de Pedro Almodóvar. Esta vez tiene que medirse en la categoría con actrices de la talla de Amy Adams y Viola Davis (La duda), Taraji P. Hamon (El curioso caso de Benjamin Button) y Marisa Tomei (The Wrestler).

'Slumdog Millionaire', favorita a mejor película

La industria de Hollywood mira al cine independiente de otras naciones. La película india Slumdog Millionaire ha sido nominada a la categoría de mejor película. Una cinta con estética de Bollywood y bajo presupuesto que fue la gran triunfadora de los Globos de Oro. Cine irreverente, que apuesta por la denuncia de la tortura y el prejuicio, frente a las grandes producciones.

Tendrá que medirse con Frost contra Nixon, El Lector, Mi nombre es Harvey Milk y El curioso Caso de Benjamin Button. La única gran producción de los estudios americanos que sigue en liza es esta última, una cinta que malogra una excelente idea: la vida sólo se puede comprender mirando atrás pero sólo se puede vivir hacia adelante. Con todo, es la cinta con más opciones abiertas: 13 nominaciones.

El Caballero Oscuro, la última secuela de Batman y bombazo de taquilla con cerca de mil millones de dólares, se cae de los principales premios. Compite en los técnicos y, eso sí, en mejor actor secundario. Previsiblemente será el fallecido Heath Ledger quien se alce con este oscar después del éxito unánime de crítica. Y la estatuilla a título póstumo encaja perfectamente con el guion de Hollywood.

En la categoría de mejor director compiten las mismas cintas que en mejor película. Si los Globos de Oro son de verdad la antesala de los oscars, la estatuilla sería para Danny Boyle por Slumdog Millionaire.

Una opción para el fénix Mickey Rourke

Rourke vuelve de su infierno particular con el alcohol y las drogas y opta a la estatuilla a mejor actor. Ya consiguió un Globo de Oro por su papel de luchador en The Wrestler. La pugna será enconada. En la categoría de mejor actor se encuentran Brad Pitt (El curioso caso de Benjamin Button), Sean Penn por su papel de de activista gay en (Milk), un soberbio Frank Langella (Frost contra Nixon) y Richard Jenkins (The Visitor).

Y en la categoría de mejor actriz, lo que se preveía: Meryl Streep (La duda) que ya acumula 15 nominaciones y ha ganado dos oscars; Anne Hathaway por su interpretación de una drogadicta (La boda de Rachel), Kate Winslet por su papel de alemana con un oscuro secreto (El lector), Melissa Leo de mujer desesperada (Frozen River) y Angelina Jolie buscando a su hijo (El intercambio).

Curiosamente, Kate Winslet no opta por su papel de esposa infeliz en Revolutionary Road, lo que ha provocado sorpresa en el público del teatro Samuel Goldwyn.

Noticias

anterior siguiente