Enlaces accesibilidad

Rusia corta el gas a Ucrania aunque intenta asegurar el suministro a Europa

  • El gigante Gazprom interrumpe todo su suministro al fracasar su negociación con Kiev
  • Por Ucrania pasa el 80% del gas que Rusia envía a Europa, aunque España no se nutre de él
  • Para compensar, Moscú amplía su exportación a occidente por el gasoducto de Bielorrusia

Por
El consorcio gasístico ruso Gazprom ha cortado completamente el suministro de gas a Ucrania, país por el que transita la mayoría del gas que consumen los países del este de Europa.

No obstante, Rusia ha anunciado que amplía la cantidad de gas que exporta a Europa, aunque no está claro si queda garantizado ese suministro. También ha pedido a Ucrania que retome la negociación para renovar sus contratos.

Gazprom ha cumplido la amenaza de la víspera y ha anunciado en un comunicado que a las 10.00 hora local (08.00 en la España peninsular) ha cerrado la llave del gas al país vecino, según la agencia oficial Itar-Tass.

Según la nota, el gigante ruso ha reducido el bombeo en 1100 millones de metros cúbicos de gas diarios, es decir, "el cien por cien del consumo ucraniano". El corte ha sido confirmado por la compañía estatal ucraniana Neftegaz Ukraini, que va a recurrirr a sus reservas de gas para satisfacer las necesidades de los ciudadanos.

Por otra parte, Gazprom ha dicho que amplía de 300 a 326 millones de metros cúbicos diarios su suministro a los países europeos a través de Bielorrusia. A través del territorio ucraniano pasa el 80% del gas natural que Gazprom vende a Europa, mientras el resto transita por suelo bielorruso. España no consume gas ruso: sus fuentes están en África.

Gazprom teme que los ucranianos sustraigan ilegalmente el carburante ruso que transita por su territorio, lo que afectaría a los suministros para que los consumidores europeos, como ya ocurriera en la guerra del gas de 2006.

Estas crisis se han sucedido en los últimos años desde que los pro-occidentales Víctor Yúschenko y Yulia Timoshenko desbancaron a los pro-rusos del poder en Ucrania.

El primer ministro ruso, Vladímir Putin, se comunicó el miércoles por la noche con el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, para avisarle sobre la nueva crisis, después de que fracasaran las negociaciones entre las partes para la firma de los nuevos contratos de suministro del 2009.

Naftogaz rechazó el día 31 la oferta de Gazprom de comprar este año el gas a un precio de 250 dólares por mil metros cúbicos, manteniendo la tarifa de tránsito vigente de 1,7 dólares por el transporte de cada mil metros cúbicos a una distancia de cien kilómetros.

Además, Moscú amenazó con subir el precio del gas para Ucrania desde los actuales 179,5 dólares hasta los 418 dólares si Kiev no saldaba la totalidad de su deuda y no se firmaban los nuevos contrato

Noticias

anterior siguiente