Enlaces accesibilidad

Muere el ministro de Interior mexicano, hijo del presidente del Celta de Vigo, en un accidente

  • Otras doce personas han fallecido al estrellarse la avioneta en el centro de México D.F.
  • Hay 40 heridos graves por el accidente, que ha incendiado 30 vehículos
  • 1.200 personas han sido desalojadas de forma preventiva
  • Mouriño es hijo del presidente del Celta de Vigo
  • El Gobierno español ha dado el pésame a las autoridades mexicanas
  • El presidente de México, Felipe Calderón, ha expresado su pesar por el suceso
  • Los medios barajan la posibilidad de un atentado de narcotraficantes

Enlaces relacionados

Por
Muere el ministro del Interior mexicano, hijo del presidente del Celta de Vigo
El secretario de Gobernación de México, Juan Camilo Mouriño, cargo equivalente al ministro de Interior, ha fallecido en un accidente de avioneta ocurrido en el centro de la capital del país, según han confirmado fuentes de la Presidencia, que añaden que hay otros doce fallecidos.

Mouriño es el hijo del presidente del Celta de Vigo, Carlos Mouriño Atanes, y de la mexicana, Angeles Terrazo, y cuenta con la doble nacionalidad desde su nacimiento.

El alcalde de la capital, Marcelo Ebrard, ha asegurado que "es un hecho y no hay ninguna posibilidad" de que Mouriño haya sobrevivido al accidente, aunque se mantienen los trabajos para el reconocimiento de los cadáveres.

El accidente  de la avioneta 'learer jet' se ha producido en una concurrida calle de la capital mexicana en plena hora punta del tráfico y ha herido de gravedad a unas 40 personas entre transeúntes y ocupantes de vehículos que circulaban en ese momento, según Ebrard.

Vehículos incendiados

El secretario del sindicato de Controladores aéreos, Ángel Iturbide, ha confirmado que el avión es de uso oficial y viajaba de San Luis Potosí a la ciudad de México.

El aparato perdió la comunicación con la torre de control a cinco kilómetros del aeropuerto de Ciudad de México y se precipitó a tierra en los alrededores del Monumento a la Fuente de Petróleos, en la entrada del barrio residencial de las Lomas de Chapultepec, según Iturbide.

Unas 40 personas han sufrido heridas graves y 1.200 vecinos de la zona han sido desalojados de forma preventiva, además una treintena de vehículos se han incendiado por la colisión.

Sin indicios de atentado

El Gobierno de México carece por ahora de indicios de que el accidente aéreo fuera consecuencia de un atentado. "Hasta el momento no se han detectado indicios que permitan formular hipótesis diferentes a las de un accidente", dijo en una rueda de prensa el ministro de Comunicaciones y Transportes, Luis Téllez, sobre el siniestro, que causó además 13 heridos.

De las transcripciones iniciales se deduce que el acercamiento de la aeronave se realizaba "dentro de los parámetros establecidos para la aproximación y el aterrizaje", añadió el ministro mexicano.
 
Téllez declaró que las condiciones meteorológicas eran buenas y que "no existió ninguna llamada de emergencia por parte del piloto", que tampoco se comunicó antes de estrellarse con ningún familiar, como sostuvo una periodista en la rueda de prensa. "Hasta ahora lo que se tiene es que el avión cayó en tierra y en tierra se dio la explosión", añadió.

Junto a Mouriño perecieron su asesor para temas de seguridad, José Luis Vasconcelos; la directora de Información de la Secretaria de Gobernación (Ministerio del Interior), Norma Diez; el portavoz de la institución, Miguel Monterrubio, y el coordinador de esa cartera, Arcadio Echeverría. También fallecieron el piloto Martín Jesús de Oliva, el copiloto Álvaro Sánchez, el capitán Julio César Ramírez y la sobrecargo Gisel Carrillo.

Frente al depósito de cadáveres en el que se encuentran las víctimas, el fiscal del Distrito Federal, Miguel Angel Mancera, ha dicho que en la morgue hay 13 cuerpos sin vida, cuatro de los cuales de ciudadanos que al parecer se encontraban en la calle cuando cayó el avión en un acomodado barrio de la urbe. Según Mancera, en los hospitales del DF hay trece heridos, cuatro de ellos graves, y todos presentan quemaduras de entre el 40 y el 70% de sus cuerpos.

El ministro de Comunicaciones y Transportes anunció que esa cartera y el Fiscalía General llevan a cabo las investigaciones, cuyos resultados no serán inmediatos y pueden tardar días o semanas para conocerse, advirtió. En esa tarea colaboran peritos de entidades aéreas de Estados Unidos y el Reino Unido, según el ministro.

Mensajes de pésame

El Gobierno español ha lamentado el fallecimiento de Mouriño y desea al Gobierno mexicano que continúe "trabajando como lo está haciendo, en la dirección correcta en todos los frentes", según fuentes del Palacio de la Moncloa.

El Gobierno quiere "trasladar su sincero pésame" al presidente Felipe Calderón y a México en general, por la muerte de su ministro del Interior. El jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, tuvo conocimiento del "lamentable, triste y dramático" accidente esta misma madrugada.

El presidente de México, Felipe Calderón, ha dicho que la muerte de Mouriño le ha causado un gran pesar, pero ha pedido a los mexicanos seguir en la lucha por "un México mejor". En un mensaje desde Guadalajara, el mandatario ha elogiado la labor de Mouriño como ministro, de quien, ha destacado que "permitió que México avanzara en muchas de las muy importantes reformas que se han implementado en el país".

En este sentido, ha recordado su cercanía política con el ministro de Gobernación por un país con justicia y democracia. "Su muerte me causa un enorme pesar, pero al mismo tiempo un motivo poderoso para pelear sin descanso y ahora más que nunca por los ideales que compartimos", ha comentado Calderón. También se ha comprometido a dar información sobre los avances de las investigaciones del caso. tiene previsto ofrecer un mensaje a la nación a su llegada de Guadalajara (oeste), donde se encuentra de gira.

Los medios especulan con la posibilidad de un atentado, ya que, según la cadena Televisa, juento a Mouriño viajaba el ex vicefiscal antimafia, José Luis. México se encuentra inmerso en una cruenta guerra de clanes del narcotráfico, que a su vez luchan contra el Estado.

Condolencias del fútbol español

La Liga de Fútbol Profesional (LFP) hizo público su pésame al presidente del Celta de Vigo, Manuel Carlos Mouriño, y su familia "por el trágico fallecimiento" de su hijo, Juan Camilo Mouriño, ministro mexicano de Gobernación.

La LFP, a través de un comunicado, quiso "hacer público su pésame y unirse a su duelo, el de sus familiares y al del Gobierno y el pueblo mexicano por la pérdida de tan alto dirigente político, Juan Camilo Mouriño, socio y ferviente seguidor del Celta".

El entrenador y los capitanes del Celta de Vigo comparecieron ante la prensa después de la sesión de entrenamiento para dar lectura a un comunicado de la plantilla y el cuerpo técnico del club en el que expresan su "apoyo" y "afecto" a la familia Mouriño.

El técnico del Celta, Pepe Murcia, fue el encargado de ponerle voz al comunicado, que dice: "La plantilla y el cuerpo técnico queremos mostrar nuestro apoyo a la familia Mouriño y nuestro afecto en el plano personal y deportivo. Queremos mostrar nuestra disposición a seguir trabajando para superar una pérdida tan grande. Para expresar nuestro apoyo sólo podemos seguir trabajando por el Celta y por la familia Mouriño".

Noticias

anterior siguiente