Enlaces accesibilidad

Una broma de mal gusto en la radio pública británica, ¿cuestión de Estado?

  • La emisora Radio2 de la BBC emitió una broma a un actor británico
  • Dos presentadores dejaron mensajes obscenos en su contestador
  • Llegaron a decir que uno de ellos había tenido relaciones con la nieta del actor
  • La BBC, que ha suspendido a los dos locutores, admite presiones políticas para su despido
  • El propio Gordon Brown se ha pronunciado y ha calificado de "inaceptable" la emisión

Por
Lo que parecía una simple broma de mal gusto tiene visos de convertirse en todo un problema de Estado. El primer ministro británico, Gordon Brown, se ha pronunciado sobre la polémica salida de tono de dos presentador de la BBC, que emitieron una broma en la radio pública en la que dejaba mensajes obscenos en el contestador de un popular actor británico, Andrew Sachs.

A nadie ha dejado indiferente la noticia y el propio Brown ha condenado el comportamiento de los presentadores, Russell Brand y Jonathan Ross, que llegaron a bromear con que uno de ellos habia dormido con la nieta de Sachs. La aludida, Georgina Baillie, de sólo 23 años, ha pedido el despido de los dos hombres, uniéndose así a quienes exigen la salida de la emisora pública de los responsables del escándalo.

"Al menos deberían pagar lo que han hecho con su despido", ha defendido Baillie en una entrevista concedida al tabloide británico 'The Sun'. De momento, la BBC ha decidido suspender a los dos locutores y todos sus programas, hasta que realice una investigación más en profundida.

La BBC, que pidió disculpas a Sachs, de 78 años, al reconocer que la emisión fue "inaceptable e inapropiada",ha reveleado en su página web estar sufriendo presiones, "cada vez mayores", para que ordene el despido de Brand y Ross. Un portavoz de la emisora ha reconocido "presiones políticas" tras el incidente que exigen responsabilidades sobre "quién y por qué se aprobó la emisión" de esta broma de dudoso gusto.

Todo comenzó cuando la estrella de la serie Fawlty Towers, Andre Sachs, decidió conceder una entrevista telefónico al programa de Radio2 que dirige Russell Brand, y al que había acudido como invitado Jonathan Ross. Durante una pausa, intentaron contactar con el entrevistado en 4 ocasiones, según ha desvelado la BBC. Al saltar el contestador en todas las ocasiones, decididieron dejar mensajes en su contestador haciendo bromas sexuales sobre su nieta.
Sachs se ha mostrado muy enfadado con todo lo ocurrido.
Ante este el incesante aluvión de críticas, los dos presentadores de la BBC decidieron grabar un vídeo en el que se arrepentían por su comportamiento. Aunque a tenor de las imágenes, en las que volvieron a llamar a Sachs para dejar un mensaje de disculpa en su contestador, no parecían muy arrepentidos, ya que cantaban socarronamente una disculpas más "requeridas" que sentidas.

Noticias

anterior siguiente