Enlaces accesibilidad

El Tribunal Supremo ilegaliza y disuelve el Partido Comunista de las Tierras Vascas

  • La sentencia no afecta a los nueve parlamentarios de la formación abertxale
  • Pierden su grupo político, pero conservan su acta y pueden unirse al Mixto
  • Es la tercera formación ilegalizada por el Supremo desde la Ley de Partidos

Por
El Tribunal Supremo ilegaliza el Partido Comunista de las Tierras Vascas

La sala del 61 del Tribunal Supremo ha acordado la ilegalización del Partido Comunista de las Tierras Vascas (EHAK-PCTV), después de casi tres años y medio de actividad en el Parlamento vasco, durante los cuales no ha condenado las acciones de ETA. La decisión se produce dos días después de la ilegalización de Acción Nacionalista Vasca (ANV).

Los 16 magistrados de la Sala del 61 han decidido por unanimidad ilegalizar el PCTV, "con las consecuencias de toda índole previstas en la Ley Orgánica de Partidos Políticos", según consta en el fallo adelantado hoy por el Alto Tribunal. El Supremo da así la razón a las demandas presentadas por la Fiscalía y la Abogacía del Estado contra esta formación.

Esto significa, según consta en la Ley de Partidos Políticos, "el cese inmediato de toda la actividad" del PCTV, el embargo de todos sus bienes y la apertura de un proceso de liquidación patrimonial.

La decisión no afecta, sin embargo, a los nueve diputados regionales, ocho mujeres y un hombre, que llevan en el Parlamento vasco desde mayo de 2005. El acta de diputado es un título individual que únicamente corresponde a cada persona electa. Por lo tanto, perderán el grupo parlamentario que tenían formado, pero podrán adscribirse al grupo mixto o incluso crear un nuevo grupo bajo una nueva denominación.

Se trata de Maite Aranburu Olabarrieta, Ane Auzmendi Munduate, Itziar Basterrika Unanue, Karmele Berasategi Juguera, Katalin de Madariaga Markoartu, Miren Nekane Erauskin Otegi, Miren Aintzane Garate Pagaldai, Julian Martínez Ona y Aiora Mitxelena Aristondo.

Tres años en el Parlamento vasco

El PCTV-EHAK fue inscrito en septiembre de 2002 en el Registro de Partidos Políticos del Ministerio del Interior, tres meses después de la publicación en el BOE de la Ley de Partidos, que posibilitó en marzo de 2003 la ilegalización por el Tribunal Supremo de HB-EH-Batasuna.

Esta corriente de opinión de ideología marxista leninista surgida dentro de Batasuna dio paso al nuevo partido que, según sus estatutos, propugna la autodeterminación del pueblo vasco y la unidad política de sus tierras.

Durante su actividad, los responsables de este partido se han negado a condenar el terrorismo de ETA y se han limitado a decir que están en contra de todas las "violaciones de los derechos humanos".

Esta formación, desconocida hasta las elecciones vascas del 17 de abril de 2005, ofreció sus listas a la plataforma Aukera Guztiak, después de que el Tribunal Constitucional confirmara días antes su anulación por considerarla sucesora de Batasuna.

Durante el debate de investidura celebrado el 23 de junio de 2005, Juan José Ibarretxe fue reelegido lehendakari por mayoría simple, gracias al apoyo de PNV-EA y EB y a dos diputados de el PCTV. Los otros siete se abstuvieron.

El pasado 8 de febrero, el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón decretó la suspensión por tres años de las actividades del PCTV-EHAK, al considerar que tanto los dirigentes de este partido como de ANV estaban en el umbral de integrarse en ETA al haberse convertido en "un instrumento en manos de Batasuna y en un medio económico para nutrir a sus dirigentes y cumplir con los fines terroristas de Batasuna-ETA".

Tercer partido ilegalizado
 
El Partido Comunista de las Tierras Vascas es el tercero que ilegaliza el Tribunal Supremo desde que el 29 de junio de 2002 entró en vigor la Ley de Partidos Políticos.

Hace tan sólo dos días, la Sala del 61 del Supremo acordó la ilegalización y disolución de Acción Nacionalista Vasca (ANV), al estimar por unanimidad las demandas presentadas por el Gobierno y por la Fiscalía.

La primera vez que el Tribunal Supremo utilizó la Ley de Partidos Políticos de 2002, que habían negociado PP y PSOE para impedir la participación de ETA en las instituciones, fue el 17 de abril de 2003, cuando ordenó la ilegalización de Herri Batasuna, Euskal Herritarrok y Batasuna (HB-EH-Batasuna) por su relación con ETA.

Durante los seis años de vida de la Ley de Partidos Políticos, el Supremo también ha anulado centenares de candidaturas electorales, o ha impedido la inscripción de agrupaciones políticas, de formaciones como Herritarren Zerrenda (HZ), Aukera Guztiak (AG), Abertzale Sozialistak (AS) y Abertzale Sozialisten Batasuna (ASB).

Noticias

anterior siguiente