Enlaces accesibilidad

El fiscal de Nueva York demanda al banco UBS por vender deuda de riesgo

  • Andrew Cuomo asegura que lo hizo sabiendo que los clientes tendrían problemas de liquidez
  • Según la fiscalía, el montante invertido ascendería a 25.000 millones de dólares
  • El banco suizo es uno de los más afectados por la crisis de las hipotecas subprime

Por

El fiscal general de Nueva York, Andrew Cuomo, ha presentado una demanda contra el banco suizo UBS, al que acusa de vender instrumentos financieros a sus clientes pese a saber que la crisis crediticia amenazaba su capacidad de hacerlos efectivos.

"Hoy presentamos la primera demanda de ámbito nacional contra UBS, con el objetivo de devolver miles de millones de dólares a sus clientes y de enviar un rotundo mensaje al resto del sector de que este tipo de comportamiento engañoso no será tolerado", ha señalado Cuomo al anunciar la demanda interpuesta.

La medida es otro revés para uno de los bancos mundiales más afectados por la crisis de las hipotecas subprime. Con sede en Zúrich, UBS es la mayor entidad bancaria suiza y emplea a unas 80.000 personas en el mundo, donde es líder en gestión de fortunas y uno de los principales bancos de inversión.

25.000 millones atrapados

La oficina del fiscal neoyorquino detalla en un comunicado que, según la demanda, los clientes del banco tienen deuda a largo plazo con tipos de interés subastables, un instrumento financiero conocido como auction rate securities (ARS), por valor de 25.000 millones de dólares.

Cuomo acusa a UBS de haber presentado "de manera errónea" a sus clientes estos productos como una inversión de la que podrían desprenderse fácilmente si deseaban recuperar sus fondos.

Los ARS son obligaciones cuya tasa de interés se actualiza semanal o mensualmente mediante subastas; en cada subasta, el inversor puede deshacerse de ellas cediéndolas a otro, lo que les convierte, teóricamente, en activos líquidos, es decir, fácilmente vendibles. Pero la crisis financiera ha bloqueado el mecanismo de subastas , impidiendo a los inversores vender sus obligaciones.

Decepción en UBS

"[Los clientes de UBS] quieren recuperar su dinero y mi trabajo es lograrlo", ha comentado Cuomo, señalando que, desde finales de 2007, "UBS sabía que el mercado de los ARS cada vez estaba más tirante" e incluso creó un grupo de trabajo para estudiar qué medidas se podían tomar para hacer frente a la situación.

Sin embargo, el fiscal afirma que "la única medida que se aplicó repetidamente fue la de redoblar los esfuerzos de venta".  Además, Cuomo acusa a varios altos cargos del banco de actuar de forma incorrecta al desprenderse apresuradamente de deuda que tenían a nivel personal bajo ese tipo de instrumento financiero, cuando se dieron cuenta de que el mercado crediticio empezaba derrumbarse por problemas de liquidez.

Por su parte, el banco suizo ha tildado de "frustrante¿ la demanda, ya que afirma estar en negociaciones con la fiscalía "para restaurar la liquidez de nuestros clientes poseedores de ARS", según un comunicado.
 

Noticias

anterior siguiente