Enlaces accesibilidad

Los obispados de Lérida y Barbastro-Monzón alcanzan un acuerdo sobre las obras de arte

  • La diócesis leridana reconoce que 88 piezas deben ser devueltas al obispado aragonés
  • La Generalitat y el Ayuntamiento de Lérida, reacios a que las obras salgan de Cataluña
  • El Gobierno aragonés espera que no se retrase la devolución, prevista para antes de 30 días

Por

La diócesis de Lérida y la de Barbastro-Monzón han llegado a un acuerdo sobre las piezas de arte de las parroquias de la zona oriental de Aragón por el que el obispado catalán se compromete a devolver en 30 días 88 de los 113 bienes del Museo Diocesano de Lérida reclamados por Aragón desde 1995 y que El Vaticano había declarado como pertenecientes al obispado aragonés.

Según el acuerdo, suscrito ante el Nuncio de la Santa Sede en España, Manuel Monteiro, por el obispo de Barbastro- Monzón, Alfonso Milián, y por el administrador apostólico de Lérida, Javier Salinas, la Diócesis de Lérida manifiesta su "propósito" de cumplir la resolución de septiembre de 2005 de la Congregación de Obispos de Roma que ordenó devolver las 113 piezas, orden que fue confirmada un año después por la Signatura Apostólica.

Un largo litigio

Ambos obispos reconocen la propiedad aragonesa de las piezas, procedentes de más de un centenar de parroquias oscenses, y advierten de que su traslado, que deberá ser efectivo en un mes, está amparado por la Constitución Española que, recuerdan, establece que ninguna autoridad podrá adoptar medidas que directa o indirectamente obstaculicen la libre circulación de personas o bienes por España.

En aras de la cooperación para el estudio y la exhibición de las obras también se acuerda la creación de un órgano asesor para la realización de copias o de exposiciones temporales.  Se trata de fórmulas, según la diócesis leridana, que, respetando el ordenamiento canónico, "le permitan al Obispado de Lérida exponer estos bienes que tienen su origen en las comunidades que durante siglos le pertenecieron y que actualmente son parte del obispado aragonés".

El contencioso se remonta a 1995, cuando más de cien parroquias oscenses del área que limita con la provincia catalana dejaron de pertenecer al obispado leridano y pasaron a adscribirse al de Barbastro-Monzón por un decreto del Vaticano. El Obispado de Lérida ha reconocido ahora que en el Museo Diocesano hay 88 de estas piezas que hay que entregar a las parroquias aragonesas, de las cuales provienen, según ha asegurado en un comunicado.

La Generalitat, reacia

Pero tanto la Generalitat de Cataluña como el Ayuntamiento de Lérida se han mostrado reacios a aceptar el acuerdo firmado por el propietario legal de los bienes, la Diócesis de Barbastro-Monzón, y por su depositario, la de Lérida.

Así, el Departamento de Cultura catalán ha considerado que el acuerdo "ignora la documentación incontestable que acredita la titularidad de las piezas y el proceso de constitución de la colección" y que, por tanto y de acuerdo con la Ley del Patrimonio Cultural Catalán, "cualquier decisión" sobre las piezas del Museo de Lérida "se encuentra sometida a la legislación vigente".

También el alcalde de Lérida, Àngel Ros, ha señalado que las piezas forman parte del catalogo de obras de la Generalitat y ha pedido por tanto "tranquilidad total" sobre su protección legal y "no existe ningún peligro" de que salgan de Cataluña. "Lérida tiene la propiedad moral de las obras y ahora aspira a tener la legal", ha enfatizado.

En Aragón, por el contrario, las declaraciones han sido de satisfacción, empezando por el vicepresidente del Ejecutivo autonómico, José Ángel Biel, quien ha dicho que espera que las autoridades catalanas no pongan inconvenientes al cumplimiento del acuerdo sobre un litigio que, ha estimado, "ya iba siendo hora de que se resolviese".

Noticias

anterior siguiente