Enlaces accesibilidad

Declaran culpable al pederasta que violó y asesinó a dos niñas belgas

  • Las niñas, de 10 y 7 años, desaparecieron cuando jugaban en una feria de Lieja
  • Sus cuerpos parecieron tres semanas después a escasos 200 metros del lugar
  • El jurado deberá ahora pronunciarse sobre la pena que se le impondrá
  • Denuncia la pederastia en la Red en delitostelematicos@guardiacivil.org o a través del formulario de denuncia -Teléfono del Defensor del Menor 900 20 20 10

Por
Abdallah Ait Oud, escoltado por un policía, en el primer día de su juicio en Lieja acusado de violar y asesinar a dos niñas.
Abdallah Ait Oud, escoltado por un policía, en el primer día de su juicio en Lieja acusado de violar y asesinar a dos niñas. REUTERS YVES HERMAN / REUTERS

Abdallah Ait Out, acusado de violar y asesinar a las niñas Nathalie Mahy, de 10 años, y Stacy Lemmens, de 7, en junio de 2006, ha sido declarado culpable por un tribunal de Lieja (este del país).

La corte con jurado que juzgó a Ait Oud le imputa los delitos de secuestro, violación, atentado al pudor y asesinato de las dos pequeñas. El jurado se pronunciará mañana sobre la pena que deberá cumplir por esos crímenes, según la agencia Belga.

El acusado se ha derrumbado durante la lectura del veredicto, lo que ha llevado a la interrupción de la audiencia y a la intervención de un médico, que ha determinado que Ait Oud estaba en condiciones de continuar escuchando.

Nathalie y Stacy, hermanastras, desaparecieron en junio de 2006 cuando jugaban en una feria en un suburbio de Lieja y sus cadáveres aparecieron casi tres semanas después a escasos 200 metros del lugar.

Ait Oud estuvo la noche del suceso en el mismo bar donde se encontraban las menores y sus padres y después desapareció durante varios días.

En la ropa del acusado, que había sido condenado en 1994 por la violación de una prima y en 2001 por el secuestro y violación de una adolescente, se encontraron pelos y fibras de las prendas de vestir de las niñas.

Su defensa insistió durante todo el proceso en su inocencia, recalcando que ni la investigación policial ni la instrucción judicial han podido esclarecer lo sucedido con Nathalie y Stacy ni determinar con seguridad la implicación de Ait Oud.

Tras escuchar el veredicto de culpabilidad, el acusado ha comenzado a gritar clamando su inocencia y ha tenido que ser sacado de la sala por la policía.

Noticias

anterior siguiente