Enlaces accesibilidad
Tour de Francia 2019 | Etapa 1

Mike Teunissen sorprende a Sagan en la misma línea de meta y se enfunda el amarillo en Bruselas

  • El joven neerlandés del Jumbo Visma ha batido en el sprint final al eslovaco tras un día lleno de nervios y caídas

Por
El neerlandés Teunissen, primer líder del Tour tras ganar al esprint

Sorpresón por partida doble en la primera etapa del Tour de Francia 2019 debido a la victoria del holandés Mike Teunissen (Jumbo) y por la caída del danés Jakob Fugslang (Astana). [Clasificaciones del Tour de Francia 2019]

El neerlandés Mike Teunissen (Jumbo) sorprende a Peter Sagan y se convierte en el primer líder.

La cara para ese neerlandés que le ha levantado la victoria por un centímetro a Peter Sagan (BORA) y la cruz para uno de los favoritos que ha logrado no perder tiempo pero que llegó goteando sangre y ponen en duda sus posibilidades de aquí en adelante.

El ciclista holandés Mike Teunissen (Jumbo-Visma) se ha convertido en el primer líder de la 106¬ edición del Tour de Francia tras imponerse este sábado en la primera etapa, de 194,5 kilómetros con salida y llegada en Bruselas, en un esprint con el eslovaco Peter Sagan (Bora-Hansgrohe) tras un día accidentado.

Jornada nerviosa en tierras belgas

El animador de la primera hora de carrera, además del homenajeado Eddy Merckx, fue el también belga Greg Van Avermaet. Formó la escapada del día junto a y se exhibió para coronar primero el mítico Muro de Grammont. Esos puntos más los que sumó en Bosberg le granjearon el liderato virtual de la clasificación de la montaña así que ya había cumplido su misión, se descolgó y decidió regresar a Bruselas al resguardo del pelotón, tenía cita asegurada con el podio en su tierra.

El belga Greg Van Avermaet (CCC) montó la fuga del día, consiguió los puntos suficientes para coronarse rey de la montaña y abandonó la fuga para dosificar esfuerzos.

Luego llegarían los nervios y las tensiones provocados por los dos tramos de adoquines, el segundo a 75 kilómetros para la meta, y por el ritmo que impuso el equipo BORA en la cabeza del gran grupo.

En homenaje a los 50 años de su primera victoria en el Tour, la ronda gala homenajea al mejor corredor de todos los tiempos.

Entre las averías mecánicas y las malas colocaciones se vieron cortados hombres importantes para la victoria de etapa como Viviani y Kristoff, o nombres importantes para la general como Dan Martin, Simon Yates o Enric Mas.

Hubo que tensar las orejas y pedalear como si de un final de etapa se tratara para volver a reagruparse todos y afrontar con más tranquilidad los últimos 60 kilómetros de la jornada.

Caída de Fugslang antes de la pelea por la etapa

Pero el mayor susto llegaría en el tramo final, a falta de 17 kilómetros, cuando se fue al suelo Jakob Fugslang (Astana). El vencedor de la Dauphinè se reincorporaba magullado y sangrando por el rostro para intentar reintegrarse gracias a la ayuda de su equipo.

El pelotón amagó con rebajar el ritmo para que el danés les alcanzase, lo logró justo antes de que se encendiera la traca por la victoria de etapa. Los hombres del BORA, Katusha o Barhain afilaban los cuchillos.

Otra caída más adelante descartó de la pelea a la apuesta del Jumbo Visma, Dylan Groenewegen, pero el equipo holandés iba a conseguir hacer historia sin que nadie lo esperara. Hacen historia porque hacía 30 años que un ciclista holandés no se enfundaba el amarillo del Tour de Francia, desde que lo hiciera Erik Breukink en el prólogo de 1989.

Cuando Peter Sagan había abierto hueco respecto a especialistas como Colbrelli, apareció Teunissen para superarle con la ayuda de la foto finish.

Quinta victoria de la temporada para Teunissen, después de la general y dos etapas en los Cuatro Días de Dunkerque y el ZLM Tour. Un nuevo sprinter holandés se presentó en sociedad.

Crono por equipo en Bélgica para asentar la general

El Tour sigue en Bruselas para la disputa de la segunda etapa, una contrarreloj por equipos de 27,5 kilómetros con salida junto al Palacio Real y meta en el Atomiun, símbolo de la ciudad, a escasos metros del Estadio de Heysel. Una jornada propicia para un cambio de líder, ya que se podrán establecer algunas diferencias.

El Tour sigue en Bruselas para la disputa de la segunda etapa, una contrarreloj por equipos de 27,5 kilómetros con salida junto al Palacio Real y meta en el Atomiun, símbolo de la ciudad, a escasos metros del Estadio de Heysel.

Una jornada propicia para un cambio de líder, ya que se podrán establecer algunas diferencias. Será un día difícil para el Astana y para Fuglslang. Podra pelear aunque convaleciente el danés Jakob Fugslang.

Según el parte médico difundido por Astana, Fugslang sufrió un "orte sobre el ojo que requirió de cuatro puntos de sutura, abrasiones en rodilla, hombro y codo". "La radiografía no mostró fracturas, pero la eco de la rodilla mostró contusiones musculares alrededor de esa articulación", concluyó..

Deportes

anterior siguiente