Enlaces accesibilidad
Mundial Rusia 2018

Del "toda historia tiene un comienzo" al "tenemos que hacer que ocurra"

  • Las instalaciones de La Roja en Krasnodar están decoradas con frases motivadoras
  • Al contrario que en Curitiba (Brasil 2014), no hay ninguna imagen del pasado
  • Toda la actualidad sobre el Mundial de Rusia 2018 en RTVE.es
  • Síguenos en la cuenta de twitter @Mundial_rtve

Por
Decoración de la sede y los lugares de entrenamiento de la selección de España en Krasnodar EFE EFE

La selección española ha pasado en los lemas de su cuartel general del "toda historia tiene un comienzo", que acompañaba a los elegidos que disputaron el Mundial de Brasil, al "tenéis que hacer que ocurra" que leen los que buscarán la gloria en la gran cita de Rusia cuatro años después.

De la España de Vicente del Bosque, que buscaba retener la corona en Brasil y se marchó por la puerta de atrás a las primeras de cambio, a la de Julen Lopetegui, que llega invicta y cargada de ilusión a la gran cita, se han modificado numerosos factores que hace cuatro años piensan condujeron al fracaso.

El primero el lugar de concentración. La elección de Curitiba fue un error que la perspectiva del tiempo ha constatado. España fue la única selección que trabajó en condiciones climatológicas adversas.

Lopetegui, con la colaboración de su cuerpo técnico y del director deportivo, ha optado por lo contrario para el Mundial 2018. Eligió las instalaciones de la cantera del FC Krasnodar no solo por sus virtudes, entre ellas la climatología, que aquí es mejor y permitirá una adaptación más progresiva a las de las diferentes ciudades donde va a jugar España.

Pero hay otro cambio respecto a la concentración del pasado Mundial. En cada pasillo de la concentración de España en Brasil, los jugadores se topaban con escenas del pasado y su presente. Una imagen de Emilio Butragueño del Mundial de México'86, el gol de Fernando Torres en la final de la Eurocopa 2008, el de Andrés Iniesta en el Mundial 2010, la imagen levantando el trofeo más deseado y alguna instantánea de la Eurocopa 2012.

Una imagen del primer éxito de la Roja en su primera Eurocopa en 1964 con un lema "toda historia tiene un comienzo" que enlaza con los penaltis ante Italia del 2008 en los fatídicos cuartos "toda esa maldición se rompe".

En Krasnodar no hay una sola imagen del pasado. Solo presente y mensajes para un futuro igual de glorioso que lo vivido con la 'generación de oro' del fútbol español de la que aún queda algún representante. "Ninguno de nosotros es tan bueno como todos nosotros juntos", leen los jugadores en el camino que hacen a diario para entrenar mientras ven fotos suyas celebrando goles o luchando en un partido.

"Algunos quieren que algo ocurra, otros sueñan con que pasará y otros hacen que suceda", leen mientras se machacan en el gimnasio. "Tenemos que hacer que ocurra", en una lona gigante que a la vez los aisla en su campo principal de entrenamiento. "Pasión"; "Compromiso"; "Audacia y convicción"; "Ambición". Son las palabras que acompañarán en el día a día hacia un nuevo sueño.

Deportes

anterior siguiente