Enlaces accesibilidad

Almudena Cid disputará su cuarta final en unos Juegos Olímpicos

  • Almudena Cid se clasifica décima con una puntuación total de 66.825
  • En la segunda jornada, ha conseguido 16.600 en mazas, y 16.750 en cinta
  • La primera clasificada ha sido la rusa Evgeniya kanaeva con 74.075 puntos

Por
Almudena Cid, a la final besando el suelo

La española Almudena Cid disputará la cuarta final olímpica de su carrera, tras terminar en el décimo puesto en la segunda y última jornada de la ronda de clasificación de gimnasia rítmica individual de Pekín 2008.

La vitoriana, que a sus veintiocho años es la más veterana de toda la competición, ha terminado con una puntuación total de 66.825, que la sitúa entre las diez primeras, que acceden a la final. Es un peldaño más en la historia de la gimnasia rítmica. Nunca ninguna gimnasta ha disputado cuatro finales olímpicas.

Si hay algo de lo que puede presumir la alavesa Almudena Cid es de ser una mujer realista. por eso su objetivo para estos Juegos de Pekín, los cuartos para ella, no era subirse a lo más alto del podio. Ni siquiera estar entre las tres primeras. El objetivo de la mujer más tozuda y entregada del panorama español de la gimnasia artística era meterse, por cuarta vez consecutiva, en una final olímpica. Y a sus 28 años Almudena Cid lo ha conseguido.

En la segunda ronda de clasificación la gimnasta vitoriana ha conseguido una puntuación de 16.600 en mazas, prueba en donde se ha impuesto la rusa Evgeniya Kaneva. La segunda de las pruebas ha sido la cinta, donde Almudena Cid ha conseguido una puntuación de 16.700. Aquí de nuevo, el primer lugar lo ha ocupado Kaneva con 18.825 puntos, acabando finalmente en la primera posición con una suma total entre las cuatro pruebas de 74.075.

Los Juegos de Pekín se prometían como una durísima lucha entre las gimnastas rusas, con Olga Kapranova y Evgeniya Kavaeva a la cabeza, y la ucraniana Anna Bessonova, actual campeona del mundo. Y la batalla se desató desde el primer momento sobre el tapiz del Gimnasio de la Universidad Tecnológica de Pekín.

Almudena se estrenó en la competición olímpica con la cuerda, el aparato menos espectacular de todos y el más temido por las gimnastas, porque habitualmente obtienen notas más bajas con él,lo que permitió a la alavesa ir en competición de menos a más. En el ejercicio de cuerda Cid estuvo correcta, con recepciones muy limpias, que le valieron un 16.675, con el que terminó la primera rotación en la posición 13. Mejor le fue a la gimnasta española con el aro, donde pese a que tuvo un pequeño problema en la recepción de uno de los lanzamientos, consiguió un 16.800, suficiente para dejarla al final de las dos primeras rondas en novena posición.

Los dos primeros ejercicios, con el aro y la cuerda, fueron claramente para las dos gimnastas rusas, que mostraron su superioridad sobre el resto desde el inicio, con notas en todas sus actuaciones superiores a los 18 puntos.

Bessonova, que se estrenó con la cuerda, arrancó con muchísima fuerza y un ejercicio sin apenas fallos, con unas zancadas espectaculares, favorecidas por su altura, su longitud de piernas y sus músculos longuilíneos. En su segundo ejercicio, con el aro, la ucraniana demostró un manejo del aro muy superior al de casi todas sus rivales. Al final, Bessonova, que busca desesperadamente el oro para sacarse la espina de Atenas, donde terminó tercera, terminó la primera jornada de clasificación con un 18.450, en tercera posición.
 

Deportes

anterior siguiente