arriba Ir arriba

Barcelona, Cambrils y España entera han rememorado loa atentados del 17 de agosto en su primer aniversario. Al acto principal, celebrado en la Plaza de Cataluña, asistieron SS.MM. los Reyes de España D. Felipe y Dª Letizia, así como el presidente del gobierno, Pedro Sánchez; el presidente de la Generalitat, Quim Torra; la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, así como otras autoridades y líderes políticos. A pesar de la petición hecha por las asociaciones de víctimas del terrorismo de no utilizar políticamente el día del recuerdo a las víctimas, grupos separatistas colocaron dos pancartas en el centro de Barcelona contra la presencia del Rey. En nuestro reportaje también entramos en el sumario judicial, conocido recientemente, donde se detalla cómo los terroristas planearon los ataques y cuáles eran sus intenciones y objetivos. Un año después se puede asegurar que los asesinos de la Rambla pretendían llevar a cabo una matanza mucho mayor que incluía objetivos como La Sagrada Familia y el Nou Camp. Ocurridos en pleno proceso independentista, los atentados, en su primer aniversario, obligan a repasar los comportamientos de las autoridades autonómicas en aquellas fechas y la instrumentalización del dolor en beneficio de su propia causa. Informe Semanal ha visitado en Cataluña los escenarios de la tragedia y ha hablado con víctimas y testigos del atentado como Pablo Abecassis, vecino argentino y trabajador en la Rambla; Cecs Roca, taxista que auxilió en tareas de transporte de las víctimas; Silvia Melendres, testigo del atentado; David Garriga, criminólogo del CISEG, experto en terrorismo yihadista; Ali Yassini, presidente de la Comunidad Musulmana Annour de Ripoll; Sara Bosch, psicóloga experta en atención a víctimas de terrorismo de la UAVAT; así también hemos hablado con David Martínez, inspector de la Unidad Territorial de la Guardia Urbana de Ciutat Vella y con uno de los instructores de las diligencias de los Mossos de Escuadra.

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha efectuado una declaración institucional en catalán y castellano en la que ha señalado que este sábado era un "día de recuerdo para las víctimas" y se ha puesto a disposición de ellas. "Si en algún momento os hemos fallado o no os hemos podido dar la satisfacción que necesitabais, estamos a vuestra disposición, porque los más importante de Cataluña es su gente", ha señalado. Además, Torra ha destacado el "trabajo ejemplar" de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y de Emergencias.

Los homenajes del primer aniversario del doble atentado en Cataluña han arrancado este viernes con una ofrenda floral en La Rambla. Los familiares de los 16 fallecidos han depositido sus flores sobre el mosaico de Joan Miró, el punto en el que el terrorista dejó abandonada la furgoneta tras arrollar a la multitud.

Barcelona ha acogido este viernes por la mañana la ceremonia de homenaje a las 16 víctimas de los atentados de Barcelona y Cambrils en la Plaza Catalunya. El acto, centrado en las víctimas, ha contado con la presencia de los reyes, Felipe VI y Letizia, el presidente de Gobierno, Pedro Sánchez, el presidente de la Generalitat, Quim Torra, y la alcaldesa de la ciudad, Ada Colau.

La ciudad condal ha rendido homenaje este viernes a los 16 asesinados en los atentados terroristas de Barcelona y Cambrils el 17 y 18 de agosto de 2017. Un año después de la tragedia, los familiares de las víctimas mortales han regresado a La Rambla para depositar flores en recuerdo de sus seres queridos. Después se han unido autoridades y ciudadanos, que durante toda la mañana han improvisado altares en la arteria de Barcelona. En el acto principal organizado por el Ayuntamiento de Barcelona, un poema de John Donne y cuatro canciones han servido para recordar a las víctimas.

Fueron 16 las víctimas mortales que aquel 17 de agosto de 2017, hace un año este viernes, se cobró el terror yihadista en Barcelona. También son víctimas sus familias, sus amigos, parientes y allegados. La memoria de los fallecidos y de los supervivientes quedó atada a ese lugar y a esa fecha, como reconoce la canadiense Fiona Wilson, hija de Ian Wilson, asesinado en el ataque, y Valerie, que aún se recupera de las heridas sufridas: "Dejamos parte de él aquí". Los detalles se aferran al recuerdo, sonidos, imágenes, amplificados por el terror que movió aquella tragedia: "La furgoneta acelerando y el impacto contra los cuerpos", evoca Silvia Gallart, quien se salvó, "nos pasó a un metro", relata, o Adriana Martín, ilesa, y con su madre y una hermana malheridas. Angustia concentrada en pocos minutos que un año, más posiblemente, no logra diluir.

Cuando se va a cumplir un año de los atentados yihadistas en Barcelona y Cambrils del 17 de agosto de 2017, las víctimas han exigido este jueves a los políticos que "no usen" su dolor , ni lo "manipulen" para hacer política, al tiempo que se han quejado del "abandono" sufrido desde los ataques del año pasado.

El eurodiputado del PP Carlos Iturgaiz, a quien intentaron asesinar los dos etarras que han sido acercados a una cárcel del País Vasco desde Asturias, ha dicho en Las mañanas de RNE que el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, no ha contestado todavía a la carta en la que niega que ambos terroristas le hayan pedido perdón, una de las razones utilizadas para justificar el acercamiento.

"Ni por carta, ni por llamada, ni por una tercera persona intermedia", ha subrayado Iturgaiz, que ha insistido en que "el Gobierno del señor Sánchez tiene que pagar un peaje político al mundo nacionalista, al PNV y los batasunos, que dieron su apoyo al señor Sánchez para que llegara a la Moncloa".