arriba Ir arriba
  • Cree que crecerá un 1,6% este año, dos décimas más de lo dicho en marzo
  • Draghi, sobre el brexit: "El BCE está preparado para todo tipo de contigencias"
  • Empezará a comprar deuda corporativa el próximo día 8 de junio
  • La primera subasta de liquidez a muy largo plazo será el 22 de junio
  • Mantiene los tipos en el 0% y lo que cobra a la banca sigue en el -0,40%
  • Defiende la política del BCE, que "daría resultado antes" acompañada de reformas
  • Pide a los Gobiernos "una contribución decisiva" para impulsar el crecimiento
  • Advierte que las críticas al BCE pueden provocar la necesidad de más estímulos
  • El organismo anuncia que empezará la compra de deuda corporativa en junio
  • El riesgo de que el Brexit afecte a la recuperación en la zona euro es "limitado"

El presidente del BCE, Mario Draghi, ha defendido este jueves que las medidas tomadas por el organismo "funcionan"ha pedido a los gobiernos hacer "mucho más" para impulsar el crecimiento económico y ha respondido a las críticas de Alemania a la política del BCE. "Tenemos un mandato por el que nuestro objetivo fundamental es la estabilidad de precios, y no solo en Alemania. Este mandato esta establecido por ley", ha señalado Draghi a preguntas de la prensa. "Nosotros obedecemos a la ley, no a los políticos. Y esto es válido para cualquier político de la zona euro", ha dicho el banquero italiano, quien ha asegurado que el consejo de gobierno ha sido "unánime" a la hora de defender la independencia del BCE.

El Banco Central Europeo despliega su artillería para combatir la baja inflación: baja los tipos de interés al 0% y aumenta hasta el 0,4% el precio que cobra a los bancos para que aparquen el dinero. Además, amplía la barra libre de liquidez: cuatro líneas de crédito a cuatro años. Por último, amplía la compra mensual de deuda en 20.000 millones de euros hasta los 80.000, incluyendo por primera vez bonos corporativos, siempre y cuando no sean de entidades bancarias (10/03/16).

Para la presidenta de la Reserva Federal, Janet Yellen, la subida de tipos aprobada este miércoles por el banco central estadounidense "termina con un período extraordinario" de dinero barato con el que se ha tratado de reactivar la actividad económica del país. Así, la leve subida se interpreta como un símbolo del fin de la crisis económica y financiera.

El BCE ha acordado ampliar el programa de compra de activos hasta marzo de 2017, que estaba previsto que acabara en septiembre de 2016, para estimular la actividad económica y aumentar la baja inflación en la zona euro, que se situó en el 0,1% en el mes de noviembre. Eso sí, el objetivo mensual de compra seguirá siendo de 60.000 millones. Además, cobrará más a los bancos por guardar su dinero. En concreto ha reducido su tasa de interés de depósito, por la que remunera el dinero a los bancos desde el -0,20% hasta el -0,30%. La medida será efectiva el próximo 9 de diciembre.

  • El programa podrá prolongarse más tiempo aún "si fuera necesario"
  • Ahora podrá comprar también deuda regional y de corporaciones locales
  • La facilidad de depósito, lo que cobra a la banca, pasa del -0,20% al -0,30%
  • Draghi: "Estamos haciendo esto porque funciona, no porque no funcione"
  • El objetivo, estimular la actividad económica y aumentar la baja inflación

Alrededor de dos millones de las hipotecas firmadas en nuestro país tienen cláusula suelo. Esto es, establecen un interés mínimo a pagar en la cuota, aunque los tipos estén por debajo. El 9 de mayo de 2013, el Supremo condenó a tres entidades a reintegrar a sus clientes lo que pagaron a partir de esa fecha. Desde entonces, miles de afectados han acudido a los juzgados para reclamar que les devuelvan el dinero de la cláusula suelo. En la mayoría de los casos, los jueces les han dado la razón y han anulado la cláusula, pero sin exigir al banco la retroactividad, es decir, que reciban todo lo cobrado de más desde que firmaron la hipoteca.

  • Empeora la perspectiva de inflación en la eurozona, que será del 0,1% en 2015
  • Rebaja la previsión de crecimiento de la zona euro para los próximos tres años
  • El motivo, el deterioro de las economías emergentes y la evolución del petróleo
  • El BCE mantiene los tipos en el mínimo histórico del 0,05% desde hace un año