arriba Ir arriba

El Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) ha decidido que las compras de deuda pública y privada de la entidad se reducirán en octubre a 15.000 millones de euros y concluirán en diciembre de este año. El programa de compra de activos se ha reducido progresivamente, de un volumen de 60.000 millones al mes se pasó a 30.000 millones en enero y en los últimos tres meses del año se limitará a 15.000 millones, en función de los próximos datos de la inflación en la eurozona.

Asimismo, el BCE mantuvo el tipo de interés al que presta a los bancos a una semana en el 0%, les seguirá cobrando un 0,4% por el exceso de sus reservas a un día (facilidad marginal de depósito) y continuará prestándoles a un día al 0,25% (facilidad marginal de crédito). La entidad con sede en Fráncfort prevé seguir con los tipos estos niveles hasta el verano de 2019.