arriba Ir arriba
  • Un amplio recuerdo a la duquesa de Alba, fallecida esta semana
  • La Fiscalía se querella contra Artur Mas por la consulta soberanista
  • El incendio de la fábrica de Campofrio en Burgos y sus efectos sociales
  • Finalmente, hablamos de las secuelas del tifón Yolanda en Filipinas

 Un millón de personas siguen viviendo en Filipinas en refugios provisionales un año después del tifón Haiyán. Las autoridades del país y las organizaciones humanitarias destacan la importancia de hacer la reconstrucción con un enfoque de gestión de riesgos, ya que Filipinas es el segundo país del mundo más afectado por desastres naturales.

 Al menos diez personas han muerto y 450.000 han sido evacuadas tras el paso del tifón Rammasun por Filipinas, que ha azotado la mitad norte del país con vientos de hasta 250 kilómetros por hora y 500 kilómetros de diámetro. El tifón, bautizado por las autoridades filipinas como Glenda, ya ha abandonado el país pero a su paso ha dejado cinco millones de hogares sin luz. La tormenta ha causado grandes desperfectos en las instalaciones eléctricas y muchos ciudadanos se han refugiado en centros de evacuación.

Ha pasado un mes pero la herida que abrió el tifón Haiyán en Filipinas continúa abierta, junto al recuerdo a las casi 6.000 víctimas, los retos para el futuro y la llamada a la comunidad internacional para que no olvide a los damnificados. Más de 90.000 filipinos de las zonas afectadas siguen sin poder vivir en su casa y tienen dificultades para acceder al agua potable. Las ONGs que trabajan sobre el terreno piden más ayuda internacional

Los clubes de Primera y Segunda se sumarán a la ayuda del pueblo filipino afectado por el reciente tifón en un partido que jugarán en el estadio Bernabéu el próximo día 30 las selecciones del Este y Oeste. Champions For Life, una iniciativa de UNICEF y la Liga de Fútbol Profesional (LFP), tratará de demostrar la fuerza de este deporte "en un compromiso de ayuda para los más débiles, y en especial de los niños", según afirmó Florentino Pérez, presidente del Real Madrid.

Javier Quiroga y Fernando Prados, dos miembros del SAMUR recién llegados de Filipinas cuentan su experiencia tras un mes de ayuda en el archipiélago tras el paso del tifón Haiyan. Trabajaron apoyando a los médicos en el hospital de Tacloban para atender a las víctimas del tifón, colaborado con Unicef y la OMS en la vacunación de niños.

El Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación ha localizado ya a todos los españoles residentes en la región filipina que asoló el tifón Haiyan hace unas semanas y no hay ninguno desaparecido, herido o fallecido, según ha informado este miércoles en el Congreso el ministro José Manuel García-Margallo.

Quedaba un ciudadano español que permanecía sin contactar, pero finalmente ha sido localizado en las últimas horas en la provincia de Davao, ha confirmado García-Margallo, tras subrayar en los pasillos de la Cámara que se trataba de una "magnífica noticia".

En total, la unidad de emergencia consular ha encontrado a los 35 residentes españoles que vivían en la zona del tifón y que no estaban localizados, y no se han recibido, por el momento, más avisos de personas desaparecidas.