arriba Ir arriba

Una nueva agresión con tintes xenófobos en el Reino unido. Según confiesan algunos extranjeros residentes en la capital británica, desde la victoria del Brexit ha cundido cierta sensibilidad al respecto. Esta vez ha ocurrido en el metro de Londres, donde un "cabeza rapada" ataca a un viajero originario de Bangladesh. Al lado se encontraba su mujer, española, sevillana, que persiguió al atacante y logró que lo detuvieran.

El agresor aguardó a que el tren realizara una parada para propinar un puñetazo en la cara a su víctima. La escena fue íntegramente grabada por un pasajero del mismo vagón. Tras abrirse las puertas del tren, el cabeza rapada empieza a correr perseguido por la indignada consorte que le lanzó insultos a gritos y en un castellano alto y claro.

En el Reino Unido, el anuncio del Brexit empieza a notarse en la cesta de la compra. La depreciación de la libra está encareciendo algunos alimentos como frutas, verduras, galletas o una conocida crema para las tostadas. El Banco de Inglaterra ha subrayado que son los más desfavorecidos los que más sufrirán el coste de la salida del Reino Unido de la Unión Europea.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y la primera ministra británica, Theresa May, han analizado hoy en Madrid las consecuencias del 'Brexit'. Rajoy ha recibido en el Palacio de la Moncloa a May en la que ha sido su primera visita a España desde que sustituyó a David Cameron al frente del Gobierno británico. Ambos han mantenido una reunión previa a un almuerzo de trabajo y han tenido tiempo de conversar dando un paseo por los jardines del Complejo de la Moncloa, aunque al término del encuentro no ha habido una comparecencia ante los periodistas. El Gobierno ha informado en su página web de que Rajoy ha escuchado los planteamientos de May para llevar a efecto el 'Brexit' y le ha trasladado que va a defender los intereses de los ciudadanos y las empresas españoles para que no se vean perjudicados por este proceso. Pero también ha aprovechado para garantizarle el apoyo de España a la integridad del Reino Unido ante la posibilidad de que el 'Brexit' pueda alentar un nuevo intento de Escocia para independizarse.

Aunque en la agenda no ha figurado el tema de Gibraltar, el ministro de Exteriores británico, Boris Johnson, ha asegurado que el 'Brexit' no afectará a la soberanía del Reino Unido sobre Gibraltar. "Hemos sido muy claros. No vemos ningún motivo en absoluto para un cambio de la soberanía de Gibraltar", ha subrayado Johnson, quien ha asegurado que había comunicado ya esta posición a su homólogo español, José Manuel García Margallo.

El Gobierno británico planea reducir la inmigración endureciendo la contratación de trabajadores extranjeros con una serie de medidas legislativas que ha comenzado a desvelar. Una de estas medidas será exigir a las empresas que declaren cuántos extranjeros tienen en plantilla, a fin de promover la contratación de personal nativo. Además, podría endurecer la concesión de visados a estudiantes extranjeros que tienen más facilidad para encontrar empleo en el Reino Unido después de haber realizado sus estudios en el país. Así lo anunció este martes la ministra de Interior, Amber Rudd, durante el congreso anual del Partido Conservador, que se celebra en Birmingham. "Sólo reduciendo los números a un nivel sostenible - dijo Rudd - podemos cambiar la ola de opinión pública para que de nuevo la inmigración sea algo a lo que todos podamos dar la bienvenida". El Ejecutivo espera reducir anualmente la migración neta de 327.000 a menos de 100.000 personas.

La primera ministra británica, Theresa May, ya había advertido que el resultado del referéndum sobre la permanencia en la Unión Europea, que se saldó con la victoria del Brexit, era una señal de que la inmigración debía ser limitada.