arriba Ir arriba
  • Dedicado a construcción y servicios públicos, acumula 1.690 millones de deuda
  • Cuenta con una plantilla de 43.000 empleados en todo el mundo
  • Gestiona un millar de escuelas, además de muchas prisiones y hospitales
  • Lleva el mantenimiento de la red ferroviaria y de 50.000 viviendas de Defensa
  • El Partido Laborista exige una investigación sobre la actuación del Ejecutivo

La borrasca 'Eleanor', la cuarta en un mes en llegar a Europa Occidental, ha dejado un muerto y varios heridos a su paso por Francia, donde los vientos huracanados han provocado graves inundaciones. En Reino Unido, miles de ciudadanos se han quedado sin luz y todas las zonas costeras del territorio están en alerta. En Alemania, la tormenta afecta a toda la red viaria y a la montaña y, en Austria, ocho personas han resultado heridas por el descarrilamiento de un tren golpeado por el viento. Las autoridades recomiendan a los ciudadanos quedarse en casa y extremar la precaución ante el temporal. 

La ministra británica de Interior, Amber Rudd, ha asegurado a los ciudadanos comunitarios que residen en Reino Unido que sus derechos han sido "salvaguardados" como parte del princpio de acuerdo para el Brexit alcanzado con la Unión Europea. En una carta dirigada a los 120.000 residentes registrados procedentes de países del bloque común, Rudd detalla lo que implicará el citado pacto y cómo funcionará el nuevo estatus de "asentado" para estos comunitarios. 

"Valoramos vuestra contribución, que es por lo que el Gobierno antenpone salvaguardar vuestros derechos como la principal prioridad en las negociaciones del Brexit", dice la política, que ha asegurado que se siente "orgullosa" de que tantos europeos "hayan construido sus vidas" en el país.

En la carta, la ministra recuerda que los derechos de los comunitarios y sus familias siguen siendo los mismos. "Estos derechos se consolidarán en la legislación británica, lo que implica que podéis vivir vuestra vida como lo hacéis ahor con la seguridad de saber que no cambiará", apunta.

  • La frontera entre Irlanda y el Ulster será permeable, pero respetará los acuerdos de paz de Irlanda del Norte
  • Bruselas cree que se dan garantías suficientes para los ciudadanos europeos en Reino Unido
  • Hasta la fecha de salida de Reino Unido no se concretará la factura económica
  • Tusk recuerda que empieza "lo más difícil" porque las diferencias son "muy grandes"
  • La primera ministra británica lamenta que Trump difunda vídeos de ultraderecha
  • Ha asegurado durante su visita a Jordania que fue una "acción incorrecta"
  • Trump retuiteó tres vídeos antimusulmanes de la ultraderechista Jayda Fransen
  • Ha replicado a May: "No te centres en mí, sino en el destructivo terrorismo islámico"

Los restos del café que tomamos cada día pueden convertirse a partir de ahora en el combustible de los autobuses urbanos de Londres. Se trata de un proyecto que tiene como objetivo trata de reducir las emisiones de gases contaminantes que produce el diésel convencional y producir un nuevo biodiésel a partir de los restos del café que los ciudadanos consumen diariamente.

El desecho de todas las cafeterías, restaurantes y establecimientos de todo el Reino Unido es recogido y llevado a la planta que la empresa transformadore tiene en Cambridge, donde se transforma en el biodiesel que moverá luego los autobuses. Se calcula que solo en Londres se producen cerca de 200.000 toneladas de residuos de café al año que pueden reciclarse luego en una fuente de energía más limpia y ecológica. En Londres hay unos 9.500 autobuses urbanos. Antes se había probado con aceite de cocina reciclado o con grasas animales para elaborar un nuevo biodiesel, pero es la primera vez que se prueba con los restos del café.