arriba Ir arriba
  • Con todo, la investigación sigue abierta y no se descartan nuevas detenciones
  • De hecho, otras dos personas han sido detenidas este viernes en la ciudad
  • En total, hay ocho hombres arrestados "sospechosos de delitos de terrorismo"
  • Londres reanuda el intercambio de información con EE.UU. tras las filtraciones

La policía británica ha arrestado en la madrugada de este viernes en el suburbio de Moss Side (Mánchester) a un hombre en relación con el atentado de Mánchester, que dejó 22 muertos y más de medio centenar de heridos. Con esta detención y tras haber liberado horas antes sin cargos a un hombre y una mujer, son ocho los sospechosos bajo custiodia. Así lo ha comunicado la Policía británica a través de la red social Twitter. Por otro lado, las autoridades británicas han vuelto a restablecer este viernes el intercambio de información con la Policía de EE.UU.suspendida el jueves por Londres tras las filtraciones por funcionarios estadounidenses a medios de este país de datos de la investigación.

  • Al menos 22 personas han muerto y 64 están heridas como resultado del ataque
  • Todas las víctimas están identificadas; la mayoría son niños y adolescentes
  • El presunto terrorista es Salman Abedi, un británico de padres libios y 22 años
  • Los investigadores están convencidos de que una "red" terrorista preparó el ataque
  • Hay 10 personas detenidos, entre ellas el padre y dos hermanos del suicida

  • Los británicos han dejado de compartir datos del atentado temporalmente
  • The New York Times ha llegado a publicar fotos de los restos de la bomba usada
  • May ha pedido a Trump en Bruselas que los datos se compartan de forma "segura"
  • El presidente de EE.UU. admite que la fuga de información es "muy preocupante"

La publicación por el diario estadounidense The New York Times de fotografías de restos de la bomba usada por el terrorista de MánchesterSalman Abedi, ha provocado el enfado de las autoridades británicas.

La primera ministra, Theresa May, ha asegurado que "va a dejar claro" al presidente de EE.UU., Donald Trump, que la información que se facilite a los servicios de seguridad estadounidenses tiene que permanecer segura. Ambos mandatarios van a encontrarse en la tarde de este jueves en la cumbre de la OTAN, en Bruselas.

La BBC asegura que los responsables británicos están "furiosos" por que las imágenes de las pruebas recogidas en el Mánchester Arena aparezcan en la prensa al otro lado del Atlántico. La cadena británica afirma en su página web, aunque sin citar fuentes, que la policía británica ya ha dejado de compartir información con sus homólogos de EE.UU.

A pesar de estas interferencias, la investigación sigue su curso. Hasta el momento son ya diez los detenidos en relación con el atentado, entre ellos el padre y dos hermanos del presunto terrorista. El padre y uno de los hermanos fueron detenidos en Libia, mientras que la policía de Mánchester ha detenido en total a ocho personas. Una mujer ha sido puesta en libertad sin cargos.

En las últimas horas han sido arrestados dos hombres, uno en el área de Withington y el segundo en una zona de Mánchester no revelada. Además, los agentes han realizado registros y han llevado a cabo una explosión controlada en la zona de Moss Side.

Veintidós personas murieron en la explosión en el Mánchester Arena al finalizar un concierto de Ariana Grande. La mayoría de las víctimas son adolescentes y jóvenes. Hay también 64 heridos, 12 de ellos críticos.

La publicación por el diario estadounidense The New York Times de fotografías de los restos de la bomba usada por el terrorista de Mánchester ha provocado el enfado de las autoridades británicas. La primera ministra, Theresa May, va a quejarse ante el presidente de EE.UU., Donald Trump, cuando ambos se encuentren en la cumbre de la OTAN, en Bruselas.

El NYT ha publicado fotografías de lo que parece un detonador que el terrorista podría llevar en la mano y de restos de una mochila azul.

Según la información del diario, el torso del terrorista, el británico Salman Abadi, fue encontrado a cierta distancia del lugar de la explosión, por lo que se cree que portaba el artefacto en una mochila y no en un cinturón.

El detonador tenía un doble sistema de activado, manual y por radio.

En el lugar de la explosión se ha encontrado también una batería especialmente potente, lo que según el NYT indica la voluntad del terrorista de asegurar la detonación.

Tan sólo 24 horas después del atentado, en Estados Unidos ya se revelaron datos del ataque y se adelantaba que se trataba de un atentado suicida. La ministra de Interior británica, Amber Rudd, lamentó estas informaciones.

Esta segunda filtración, sin embargo, es más grave y pone en peligro la investigación, según fuentes del Gobierno y de la Policía citadas por la BBC.

La investigación continúa. Hasta el momento son ya ocho los detenidos en relación con el atentado, entre ellos el padre y dos hermanos de Abadi. Los últimos detenidos son dos hombres, uno en Withington y otro en el área de Mánchester.

Veintidós personas murieron en la explosión en el Mánchester Arena al finalizar un concierto de Ariana Grande. La mayoría de las víctimas son adolescentes y jóvenes. Hay también 59 heridos, 12 de ellos críticos.

Las pesquisas sobre el atentado de Mánchester continúan este miércoles con la certeza de que Salman Abedi, el presunto suicida que se hizo estallar en el Manchester Arena, no actuó solo, por lo que los esfuerzos se centran en desentrañar la red terrorista que le dio cobijo: seis personas han sido arrestadas a lo largo de la jornada, cuatro en Reino Unido y, sobre todo, el padre y el hermano del atacante, que han sido apresados en Libia.

  • Los investigadores están convencidos de que fue obra de una "red" terrorista
  • El terrorista, Salman Abedi, era conocido por los servicios de inteligencia
  • "Parece probable que no hiciera esto solo", dice la ministra británica de Interior
  • Su padre y uno de sus hermanos han sido arrestados en Trípoli, en Libia
  • El otro fue arrestado este martes y ya son ocho las personas detenidas

La primera ministra británica, Theresa May, ha anunciado este martes que el Reino Unido ha elevado su nivel de alerta a "crítico", el máximo en una escala de cinco, y desplegará al Ejército para colaborar en tareas de seguridad tras el atentado suicida en Mánchester.

El mayor nivel de alerta significa que un ataque se puede producir de manera "inminente", por lo que miembros de las Fuerzas Armadas patrullarán junto con la policía en algunas zonas, ha informado May en una comparecencia en su residencia de Downing Street después de reunirse con el gabinete de emergencias del Gobierno, conocido como Cobra, en el que participan la cúpula de las fuerzas de seguridad y los servicios de inteligencia.

Según ha explicado la primera ministra, la decisión de elevar al máximo el nivel de alerta es consecuencia de la investigación desarrollada a lo largo del día a raíz del ataque terrorista que ha causado la muerte de al menos 22 personas, entre ellos menores de edad, y 59 heridos, al finalizar un concierto de la cantante estadounidense Ariana Grande.

La Policía británica ha identificado como presunto autor del atentado suicida a Salman Abedi, un joven británico de 22 años, hijo de una familia de origen libio que huyó de su país y que llevaba al menos una década residiendo al sur de Mánchester junto a sus cuatro hijos.

"Todos los actos terroristas son ataques cobardes contra inocentes, pero este destaca por su atroz y nauseabunda violencia por dirigirse contra jóvenes que estaban disfrutando de una de las mejores noches de su vida". Así se expresaba la primera ministra británica, Theresa May, en su primera comparecencia pública tras el atentado de Mánchester que costó la vida a 22 personas.

Muchas de ellas, en efecto, y también muchos de los 59 heridos, eran menores, sobre todo niñas, adolescentes y jóvenes que habían acudido con la ilusión de ver a su ídolo, Ariana Grande. También padres que asistían con sus hijos o les esperaban en el vestíbulo, donde el terrorista suicida, identificado como Salman Abedi, de 22 años, hizo estallar su bomba.