Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

La jueza británica Vanessa Baraitser denegó hoy la libertad condicional al fundador de WikiLeaks, Julian Assange, al considerar que presenta riesgo de fuga, a pesar de haber rechazado previamente su extradición a Estados Unidos por motivos de salud. Al anunciar su decisión en la Corte de Magistrados de Westminster, la jueza señaló que Assange "todavía no ha ganado su caso", dado que EE.UU. recurrirá el fallo contrario a la entrega, y "tiene un incentivo para fugarse" hasta que concluya ese proceso. Baraitser dijo que el australiano de 49 años, que sufre depresión y otras dolencias tras diez años confinado en el Reino Unido, "ha demostrado" repetidas veces que es capaz de huir de la Justicia aunque haya "estrictas condiciones" de control.

La Justicia británica ha rechazado la extradición a Estados Unidos del fundador de Wikileaks, Julian Assange, acusado de espionaje por las autoridades estadounidenses por publicar documentos oficiales y secretos. La jueza Vanessa Baraitser ha considerado que el riesgo de suicidio es demasiado elevado por el estado de salud mental de Assange y por las condiciones que tendría su reclusión en Estados Unidos.

FOTO: Justin TALLIS / AFP

La justicia británica considera no tanto los argumentos de su defensa como sus problemas mentales y el riesgo de suicidio si eso sucede. A las puertas del juzgado se ha congregado un grupo de personas pidiendo libertad para Assange. Él ha estado presente en la sala, a donde ha sido trasladado desde la cárcel de máxima seguridad en la que se encuentra. 

EE.UU. lo reclama para poder juzgarlo por espionaje y delito de piratería informática tras haber publicado archivos confidenciales del pentágono que cuestionaban la política exterior estadounidense en guerras como la de Irak o Afganistán. La decisión no es definitiva, ya que Estados Unidos recurrirá la decisión. La cuestión se dirimirá en el Tribunal Supremo del Reino Unido.

Hoy México le ha ofrecido asilo político. 

Informa Sara Alonso, corresponsal de RNE en el Reino Unido. 

La justicia británica ha rechazado hoy la extradición de Julian Assange por motivos de salud. La solicitaba Estados Unidos, que quiere juzgar al fundador de Wikileaks por presunto espionaje e intrusión informática por las revelaciones publicada en su portal. Nos da más detalles sobre esta decisión nuestra corresponsal en Londres, Sara Alonso, y entrevistamos a Alfonso Armada, el presidente de Reporteros sin Fronteras.

A pocos días de la vista de extradicción de Julian Assange, un equipo de TVE habla con Fidel Nárvaez, cónsul de Ecuador en el Reino Unido entre los años 2010 y 2018. Narváez, que convivió durante años con el fundador de Wikileaks durante su reclusión en la embajada del país sudamericano en la capital británica, ahora forma parte de la campaña que pide su libertad y denuncia lo que considera una "persecución" política y judicial.

El ciberactivista y fundador de WikiLeaks, Julian Assange ha sido condenado a 50 semanas (casi un año) de cárcel por violar la libertad condicional en Reino Unido al refugiarse en la embajada ecuatoriana en Londres.

Assange, de 47 años, ha comparecido este miércoles ante un tribunal del sur de Londres, después de que otro tribunal británico le hubiera declarado culpable de ese cargo el pasado 11 de abril, cuando fue detenido tras ser expulsado de la embajada, donde residió refugiado durante casi siete años.

Este proceso judicial es paralelo a otra petición de entrega del periodista a Estados Unidos.