arriba Ir arriba

La policía británica ha practicado al menos seis detenciones en varios registros en el marco de una operación contra el terrorismo yihadista. Las investigaciones se centraron anoche en el barrio londinense de Wilesden, donde una mujer de 20 años resultó herida por los disparos de los agentes cuando estos entraban a registrar un domicilio. En estos momentos se encuentra ingresada en un hospital en estado grave, aunque su condición es estable. Scotland Yard no ha facilitado todavía su identidad pero según varios vecinos se trata de una familia musulmana de origen somalí.

En el Reino Unido, la grave enfermedad de Charlie Gard, un bebé de ocho meses, ha enfrentado a sus padres con los médicos que lo atienden y que quieren desconectarlo para que pueda morir con dignidad y sin dolor. El caso ha acabado en los tribunales, ya que los padres tienen la intención de llevar al niño a EE.UU. para un tratamiento experimental, mientras que los médicos creen que no servirá de nada y el pequeño sufrirá más. Los jueces han dado la razón a los facultativos.

Una de las víctimas mortales del atentado en Londres de este miércoles tiene sus orígenes en el municipio coruñés de Betanzos, en el que viven dos hermanas suyas, según ha informado el Ministerio de Asuntos Exteriores a RTVE.es. Se trata de Aysha Frade, de 43 años y cuya familia materna es de esa localidad próxima a A Coruña.
El Ministerio de Exteriores ha confirmado el origen español de esta ciudadana británica, con cuyos familiares se puso este miércoles en contacto el Consulado español en Londres. El cónsul general en Londres pudo trasladar a los familiares sus condolencias "por la terrible pérdida" y también se ha puesto a su disposición para todos los trámites que se tengan que realizar, según fuentes del ministerio.

Tres menos veinte de la tarde, hora de Londres, en una de las zonas más concurridas de una de las ciudades más turísticas del mundo: el puente de Westminster, que une el parlamento, símbolo de la democracia británica y el Big Ben, símbolo de Londres, con la orilla sur y la atracción de la Gran Noria. De Sur a Norte un coche de repente irrumpe en la acera y arrolla a cuanto peatón encuentra. Con dificultad puede apreciarse en este video. Y cómo uno de los peatones, una mujer, se lanza al Támesis. La rescataron con vida. El coche sigue y al final del puente se estrella contra la verja del recinto del parlamento. El conductor abandona el coche y se dirige a la entrada. Es ahí donde apuñala a un policía. Otro policía le dispara a él y lo mata. Quienes lo viven cerca, huyen. De noche se abre la zona y los atrapados pueden volver a casa o a los hoteles con la voluntad de hacer bueno un lema nacional, mantener la calma y seguir adelante.

El autor del atentado en Londres de este miércoles, que costó la vida a cuatro personas, ha sido identificado como Khalid Masood, de 52 años, nacido en el Reino Unido e investigado en el pasado por el MI5 (el servicio secreto) por "extremismo y comportamiento violento". Su primera condena se remonta a 1983, por "daños criminales", y el último antecedente que aparece en las fichas de la policía es de 2003, por posesión de un arma blanca.

La Cámara de los Comunes ha reanudado la sesión que este miércoles quedó interrumpida por el ataque terrorista guardando un minuto de silencio. Durante su intervención, la primera ministra, Theresa May ha asegurado que "los terroristas no van a ganar, vamos a seguir con nuestra vida como siempre, el terrorismo no podrá vencernos".

La capital británica intenta recuperar la normalidad después del atentado terrorista cuya autoría ha reivindicado el Daesh. Casi 24 horas después de que un hombre arrollara con su coche a los peatones en el puente de Westminster y apuñalara mortalmente a un agente, se mantiene el cordón de seguridad en la zona. Allí trabaja concienzudamente la policía científica. Tras el ataque, una de las capitales que ejemplifica los valores de occidente, recupera su pulso.

Son ya ocho los detenidos por la policía británica por su presunta vinculación con el ataque de este miércoles, que se ha atribuido el Estado Islámico esta mañana en un comunicado. A lo largo de la noche se han registrado media docena de viviendas en varios puntos del país. En Birmingham las fuerzas de seguridad han entrado en un piso que podría ser la vivienda habitual del terrorista.

Una de las víctimas mortales del atentado de Londres tiene sus raíces en la localidad gallega de Betanzos. Aysha Frade, de 43 años, falleció cuando salía del centro educativo donde daba clases de español. Su madre reside también en Londres, y sus hermanas cerca de Betanzos, donde tienen una academia de inglés. La familia se mantuvo en vilo desde la primera llamada de Londres. Primero les comunicaron que había aparecido documentación de Aysha, casada y con dos hijas, en la zona del atentado, y más tarde les confirmaron su muerte. El alcalde de Betanzos ha decretado 3 días de luto oficial.

Ocho detenidos en seis registros en Birmingham y Londres. La policía británica ha trabajado sin descanso durante toda la noche tras el atentado frente a Westminster en el que han muerto cuatro personas, incluido el atacante. Los investigadores sospechan que actuó en solitario e inspirado por la ideología islamista. Así lo ha dicho también Theresa May en la Cámara de los Comunes. La primera ministra ha confirmado que el agresor nació en Reino Unido y que estuvo bajo la lupa del MI5 por sus conexiones con el extremismo.