arriba Ir arriba

Londres podría convertirse esta semana en la primera capital europea con un alcalde musulmán. Esto ocurrirá si el candidato laborista de origen pakistaní Sadiq Khan, de 45 años, gana las elecciones municipales en la capital británica.

Su rival conservador es el millonario aristócrata, y judío, Zac Goldmisth. La elección del nuevo alcalde de Londres por 5,6 millones de londinenses promete ser el plato fuerte de los comicios municipales y regionales, convocados para este jueves en Reino Unido.

Alrededor de 16 millones de personas en las ciudades y condados de Inglaterra están llamadas a elegir a sus concejales, más de las que tienen opción al voto en Gales, Escocia y Londres juntos, si bien estos puntos centrarán toda la atención mediática.

Los británicos votarán tras una campaña electoral que se ha visto eclipsada por el referéndum sobre la permanencia del Reino Unido en la UE o su salida, conocida como 'brexit', que se celebrará en junio. A esta circunstancia se suma la baja habitual asistencia, situada en un escaso 30%.

Al desconocimiento en muchos casos se suma la indefinición hasta que no se conozca el resultado de las negociaciones de este viernes. Es lo que le ocurre al alcalde de Londres, Boris Jhonson, figura emergente del Partido Conservador, que de momento no ha querido decir si hará campaña a favor o en contra de seguir en la UE. También en la City, principal centro financiero de Europa y origen del 14% de la economía británica, hay opiniones para todos los gustos, aunque la mayoría confía en que las peticiones de Cameron sean aceptadas por Bruselas. En la City temen que a medida que crezca el proyecto europeo los países que están fuera del euro queden aislados y que un exceso de regulación dañe su productividad. De ahí que Cameron insista en la salvaguarda de los países que no forman parte de la moneda única.

"En este momento solo puedo decir que hemos hecho algunos progresos, pero aún queda mucho por hacer", decía el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, poco antes de las tres de la madrugada, tras una intensa primera jornada de la Cumbre en la que los líderes europeos debaten las exigencias del Reino Unido para seguir en la Unión. La reunión se ha reanudado a primera hora de la tarde. Antes hubo más encuentros bilaterales y discusiones técnicas para tratar de limar los aspectos de la propuesta que más desagradan a los países reacios a plegarse a las exigencias de David Cameron. Entre ellos está Francia, que se opone a que Londres pueda bloquear decisiones de la Eurozona que afecten a sus intereses económicos y financieros.

El fundador de WikiLeaks, el australiano Julian Assange, ha calificado de "victoria histórica" la decisión de la ONU que condena su detención de más de cinco años en Londres, en un mensaje desde el balcón de la embajada de Ecuador, donde está refugiado desde 2012.
Assange, dirigiéndose a una multitud congregada ante el edificio en el barrio de Knightsbridge, ha instado a los Gobiernos sueco y británico a respetar el dictamen "vinculante".
"Es una decisión histórica para mí, mi familia y mis hijos", ha dicho el exhácker, que ha aplaudido también la independencia de la ONU. Un comisión de Naciones Unidas ha dictaminado que su detención es "arbitraria" y ha instado a Londres y Estocolmo a que pongan fin a su detención.