arriba Ir arriba

Corea del Norte ha lanzado este lunes cuatro misiles balísticos en dirección al Mar del Este (Mar de Japón), según han informado los gobiernos surcoreano y japonés; tres de los cuatro proyectiles cayeron en la "zona económica" marítima de Japón. Se cree que el lanzamiento responde a las maniobras anuales de EE.UU. y Corea del Sur, que lo considera "una desafío y una grave provocación para la comunidad internacional".

Corea del Norte ha lanzado este lunes cuatro misiles balísticos en dirección al Mar del Este (Mar de Japón), según han informado los gobiernos surcoreano y japonés.

Tokio ha confirmado que tres de los cuatro proyectiles cayeron en su Zona Económica Especial (EEZ) -espacio que se extiende a unos 370 kilómetros desde las costas japonesas- cerca del litoral de la prefectura septentrional de Akita.

Se cree que el lanzamiento llevado a cabo este lunes por el régimen de Pyongyang responde a las maniobras conjuntas anuales que Corea del Sur y Estados Unidos llevan a cabo en territorio surcoreano desde la semana pasada.

La televisión japonesa Fuji TV ha difundido la secuencia íntegra del presunto asesinato de Kim Jong-nam en el aeropuerto de Kuala Lumpur captada por cámaras de seguridad, donde puede verse cómo dos mujeres se aproximan a la víctima, una de ellas mujer le asalta por la espalda y le cubre el rostro y huyen segundos después. Posteriormente la víctima acude a las autoridades, que le acompañan al centro médico del aeropuerto. Murio en la ambulancia de camino hacia el Hospital .

El vídeo, en el que por primera vez puede verse todo el suceso desde diferentes ángulos aunque en ocasiones con escasa calidad de imagen.  De momento, las autoridades malasias no han señalado la causa de la muerte ni han especulado quién está detrás del asesinato, mientras que el Gobierno surcoreano acusa al régimen de Pyongyang.

En medio de un solemne silencio, el primer ministro de Japón, Shinzo Abe, ha expresado este jueves sus "sinceras y eternas condolencias" por las víctimas del ataque a Pearl Harbor y ha llamado a "no repetir los horrores de la guerra", en un acto histórico con el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, que conmemora los 75 años de la batalla que abrió el frente del Pacífico durante la Segunda Guerra Mundial.

Los dos dirigentes han depositado coronas de flores conmemorativas en el memorial erigido en el puerto de Hawai sobre el pecio del acorazado USS Arizona, uno de los barcos hundidos en el ataque de las tropas imperiales japonesas del 7 de diciembre de 1941, que causó la muerte de 2.400 personas y precipitó la entrada de Estados Unidos en la contienda mundial. Después, han esparcido pétalos de flores sobre el agua y han guardado un minuto de silencio.

Es la primera vez que un jefe de Gobierno japonés visita el memorial construido en los años 60, si bien Abe ha evitado pedir perdón por el ataque, de la misma manera que Obama, que hace siete meses estuvo en Hiroshima en la que fue la primera visita a la ciudad de un presidente de Estados Unidos, no pidió disculpas por el lanzamiento de la bomba nuclear en agosto de 1944.

Un fuerte terremoto de magnitud 7,4 ha sacudido Japón, en la misma zona donde hace cinco años se vivió el desastre nuclear de Fukushima, aunque en esta ocasión, por fortuna, no ha habido víctimas ni daños graves. Tras el seísmo se ha activado una alerta de tsunami, pero se ha levantado poco después ya que las olas que han llegado han sido pequeñas.

Un terremoto de magnitud 7,4 ha sacudido este martes (lunes por la noche hora peninsular española) el fondo del mar frente a la costa este de Japón. El temblor ha tenido lugar a 25 kilómetros de profundidad en el Pacífico y el epicentro se ha situado a 50 kilómetros de la ciudad de Okuma, en la región de Fukushima. Durante seis horas ha estado activa la alerta por tsunami.