arriba Ir arriba

La volantista española Carolina Marín, vigente campeona del mundo, ha vencido en la final del Abierto de Japón a la nipona Nozomi Okuhara en tres sets (21-19, 17-21 y 21-11).

En el último juego, Marín acumuló ventajas valiosas de 3-0, 10-1, 14-4 y 17-5 que fueron una losa para la japonesa, quien cedió finalmente la victoria sin opción a resistirse.

La española regresaba a las pistas en este Abierto de Tokio un mes después de proclamarse por tercera vez en su carrera campeona mundial. Ya había ganado este torneo en 2017.

El fuerte tifón Jebi que ha arrasado este martes la mitad occidental de Japón se ha saldado con al menos 10 víctimas mortales y 300 heridos, según las últimas cifras facilitadas este miércoles por el ministro portavoz del Ejecutivo, Yoshihide Suga.

Jebi, el tifón más poderoso en llegar al país en los últimos 25 años, ha dejado a su paso lluvias torrenciales, desbordamientos de ríos y vientos que han superado los 210 kilómetros por hora, lo que a su vez ha causado cuantiosos daños materiales en edificios y vehículos.

La mayoría de las víctimas -los medios nipones hablan ya de 11 muertos- han sufrido caídas causadas por las ráfagas huracanadas o han resultado golpeados por objetos proyectados por el viento.

Las aerolíneas niponas han cancelado casi 800 vuelos entre ayer y hoy, y el aeropuerto más afectado ha sido el de Kansai (Osaka, al oeste del país), que ha resultado inundado dejando atrapadas a 5.000 personas que han sido evacuadas este miércoles en 25 autobuses y un ferri movilizado por los bomberos y la Guardia Costera.

Dicho aeropuerto internacional permanecerá cerrado indefinidamente, después de que las compañías All Nippon Airways, Japan Airlines y Peach Aviation cancelaron 184 vuelos nacionales e internacionales.

Dos playas situadas en el noreste de Japón que quedaron devastadas tras el tsunami de 2011 han sido abiertas al público, tras comprobar que los niveles de radiactividad eran adecuados ocho años después del desastre. La reapertura de las dos playas, situadas en la ciudad de Soma (prefectura de Fukushima) y en Ishinomaki (prefectura de Miyagi), coincide con una ola de calor que azota al país asiático desde la última semana y que ha causado al menos 30 muertos.

Las precipitaciones récord registradas desde el jueves en regiones del sur, el centro y el oeste del archipiélago de Japón han causado miles de desplazados, además de graves daños en miles de viviendas e infraestructuras y han dejado aisladas a poblaciones enteras. El primer ministro japonés, Shinzo Abe, ha cancelado su gira a Europa y Oriente Medio prevista para esta semana para coordinar personalmente las tareas de asistencia a las víctimas y visitar las zonas afectadas.